Atrapado en el tiempo. Knicks-Pacers: «El arte de la rivalidad». Capítulo I.Por Oscar Villares.

Atrapado en el tiempo. Knicks-Pacers: «El arte de la rivalidad». Capítulo I.Por Oscar Villares.

KNICKS-PACERS:”EL ARTE DE LA RIVALIDAD” (I)

«Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo,y podrás pelear en cien batallas sin un desastre»

Esta frase de Sun Tzu de «El arte de la guerra» bien podría ser aplicada para la rivalidad que vivieron los New York Knicks y los Indiana Pacers en la década de los 90,en la que llegaron a enfrentarse en 6 ocasiones en un período 8 años en los playoffs por el título.

En esta primera entrega,se narrarán los acontecimientos ,anécdotas y declaraciones de las 1ª primera de las confrontaciones en la temporada 93-94.

Los Knicks era una franquicia que se había establecido entre las potencias del Este,con un entrenador prestigioso como Pat Riley.

Su jugador franquicia era Patrick Ewing, uno de los mejores pívots de la liga. Alrededor suyo un núcleo de jugadores, no sobrados de talento pero con una gran capacidad de sacrificio, Charles Oakley,John Starks,Derek Harper o Anthony Mason,quienes batallarían junto a Ewing durante tres preciosas series contra los Indiana Pacers

Los Pacers era un equipo emergente,que temporada a temporada iba creciendo y consiguiendo nuevos objetivos. Bob Hill era su entrenador,más tarde sería sustituido por Larry Brown. Su jugador franquiciaera Reggie Miller,finísimo tirador,de los mejores de la historia.

Le acompañaba Rik Smits,un pívot holandés de 2,20 un poco atípico y con una gran muñeca.Alrededor de estos dos jugadores un núcleo de buenos jugadores de equipo ,cada uno con un rol específico, Antonio Davis,Dale Davis ,Derrick McKey,Haywood Workman,Vern Fleming,Byron Scott. Todos ellos lucharon sin cuartel contra los guerreros de los Knicks durante 3 años consecutivos.

PRIMERA ENTREGA,COMIENZAN LAS HOSTILIDADES

«TUVIMOS QUE GANAR EL PARTIDO DOS O TRES VECES.PERO SI HAY ALGO QUE ES CONSISTENTE EN LOS KNICKS,ES SU CORAZÓN»-PAT RILEY

La primera vez que cruzaron armas ambos contendientes fue en 1993.Los Knicks venían de ganar 60 partidos en temporada regular,y obtener el mejor récord de la Conferencia Este.Los Pacers por su parte fueron el último equipo en clasificarse,con un 50% de victorias(41-41).La diferencia en la clasificación de la liga regular auguraba una primera ronda tranquila para el equipo de la Gran Manzana,pero nada más lejos de la realidad.El telón de los playoffs se alzaba en el Madison y el partido no pudo ser más disputado.Los Knicks ganaron gracias a una canasta a falta de 10 segundos de Patrick Ewing

«Ni siquiera recordaba la jugada que habíamos marcado,sólo recuerdo a John Starks entregarme la pelota,y lanzar a canasta».Patrick Ewing

Minutos antes los Pacers habían logrado enjugar una diferencia de 9 puntos gracias a un parcial de 10-1 para empatar el partido a 104.Los Knicks se habían puesto dos puntos arriba con la canasta de Patrick Ewing.En la siguiente jugada Reggie Miller avanzó hacia campo contrario defendido por Glen Rivers, Patrick Ewing acudió al dos contra uno,y cuando Miller trató de evitarle,chocó contra el jamaicano ,perdiendo el balón por la línea lateral del ataque de los Pacers.

Esta jugada fue muy controvertida y Reggie Miller reclamó falta.Faltaban 5.6 segundos para el final del partido.El caso es que de haberse señalado la falta casi con toda seguridad Miller habría igualado el marcador desde la línea del tiro libre,desde donde había anotado sus 17 intentos en aquel partido,igualando el mayor número de lanzamientos anotados sin fallo en un partido de playoff.

«Los árbitros no estaban bien posicionados ,si habrían visto la jugada como mínimo nos deberían haber devuelto el balón.Podríamos haber tenido la oportunidad de empatar o de ganar.La jugada fue la misma que en nuestro ataque anterior ,en la que señalaron falta .Deberían haber sido coherentes».Reggie Miller

George McCloud hizo falta rápidamente sobre Ewing,que sólo anotaría uno de los dos tiros libres.Con los tiempos muertos agotados,Detlef Schrempf corrió la cancha y pasó el balón a Reggie Miller,que falló el triple para empatar el partido.

«En esta ocasión esquivamos una bala,puede que en otra ocasión una situación como ésta caiga del lado de los Pacers.Así son los playoffs.Construimos una ventaja de 19 puntos,pero nunca debimos relajarnos y pensar que los Pacers no iban a llegar a tiempo para disputar el partido»-Pat Riley

Pero tratándose de los Pacers y de los Knicks , la lucha ,la tensión ,los roces estaban asegurados,y en uno de estos lances,Charles Oakley fue expulsado.Faltaban 10 minutos y 26 segundos por jugarse. Oakley recibió una falta por detrás de George McCloud,y reaccionó propinándole un revés,por lo que recibió una falta técnica,la segunda de la noche, que significaba la expulsión directa.La primera técnica le fue señalada en el tercer cuarto por protestar una decisión arbitral.

«Sólo trataba de quitarme de encima a McCloud.Parece que han puesto un cartel de «Se busca» con mi retrato en él».Charles Oakley

«Oakley fue expulsado por un acto antideportivo. Fue su segunda técnica de la noche. Lo que hizo fue lanzar la parte posterior de su antebrazo en un movimiento ascendente después de que sonara el silbato, una acción como que está contemplada como antideportiva por el reglamento «.Bennett Salvatore(árbitro).

Oakley se indignó y tardó cerca de un minuto en abandonar la cancha. Siguió gritando a los árbitros, y tanto Riley como Ewing tuvieron que calmarle para que abandonara la cancha.

Ewing fue el más destacado de su equipo con 25 puntos y 9 rebotes,mientras que Miller fue una pesadilla para los Knicks,terminando con 32 puntos en su casillero.

El segundo partido volvió a tener todos los ingredientes necesarios para vivir una gran noche de playoffs.Los Knicks se repusieron de un desventaja de 16 puntos(32-48) para anotarse el segundo punto de la eliminatoria.Con Ewing metido en problemas de faltas ,y un Reggie Miller en estado de gracia,dos hombres fueron los encargados de traer la energía necesaria a los Knicks para sobreponerse al mal partido realizado hasta entonces.John Starks(29 puntos y 11 asistencias) y Anthony Mason saliendo desde el banquillo dieron réplica a la ofensiva de los Pacers. Starks no solo respondía a cada canasta de Miller,sino que evitaba caer en el trash talking,y así seguir centrado en el partido.

«John ha jugado hoy como un auténtico profesional.Cuando peor estábamos,el ofreció su mejor nivel.Anotó grandes tiros,hizo una gran defensa y nos contagió con esa energía que él tiene,y que en ocasiones le hace imparable como esta noche».Pat Riley

Por su parte Anthony Mason,una rara avis ,un jugador cuyo físico llevaba al engaño,fue tan importante en el partido como el propio Starks. Con Indiana ,haciendo 2×1 a Rivers para evitar que dirigiera al equipo,y poniendo el balón en manos de Oakley,de Ewing o de Charles Smith,los Knicks se encontraron con un problema en su ataque,sin ideas,sin timón.

La salida de Mason no sólo se tradujo en una gran defensa y aportación en el apartado reboteador,sino que además ,su gran calidad en el pase(a pesar de las apariencias) hizo que muchos de sus compañeros encontraran situaciones liberadas de tiro en ataque,sobre todo Starks. Mason fue preguntado al finalizar el partido acerca de su habilidad en el pase:

«Aprendí en las calles de New York.En los playgrounds los chicos sólo queríamos lanzar y cuando teníamos que pasar la pelota,lo teníamos que hacer de forma espectacular».Anthony Mason

Los Knicks se impusieron 101-91,y borraron del mapa a los Pacers en la segunda parte,a pesar de los 29 puntos de Rik Smits y los 25 de Miller.

La serie viajaba a Indianapolis,y allí se empezarían a escribir las primeras páginas de esta rivalidad.En un partido disputado hasta el descanso,49-55 favorable a los Knicks, que estaban decididos a solventar la eliminatoria por la vía rápida,un hecho al poco de comenzar el tercer cuarto cambió el curso del partido,y probablemente del devenir del resto de enfrentamientos entre estos dos equipos para el resto de la década.Una falta flagrante señalada a John Starks,propició el despegue de los Pacers en el marcador. Starks atosigado por el monólogo de Reggie Miller en su papel de uno de los grandes trash talkers de la historia,no pudo ni supo soportar la presión a la que era sometido por el escolta de los Pacers, 30 segundos antes de la expulsión ya habían estado intercambiando algunas palabras.

Ewing ,consciente de las intenciones de Reggie Miller,le dió un golpe en el pecho a Starks para llamarle al orden,pero en la siguiente jugada Starks completamente fuera de sí,lanzó un cabezazo a Miller(que apenas le alcanzó) y éste se encargó de exagerar la agresión.El malestar entre los compañeros y el entrenador de los Knicks con Starks era evidente.

«No apruebo en absoluto lo que hizo.Esa jugada jamás se tenía que haber producido. John tiene que asumir la responsabilidad de lo que significa ser un jugador de élite.Hemos estado hablando sobre ello durante todo el año.El hecho de que tenga que sentarme aquí, después de un partido de playoff y discutir esto, es ridículo».Pat Riley

«John es un hombre adulto; sabe que cometió un error.No estamos contentos con lo que sucedió, pero sucedió y tenemos que lidiar con eso. Lo más importante es que aprenda de eso, se dé cuenta de la magnitud de su error y que vuelva el jueves para jugar a baloncesto».Greg Anthony

Patrick Ewing se mostró muy enfadado con su compañero,al que agarró de la camiseta y zarandeó en su camino a los vestuarios tras ser expulsado.En rueda de prensa tras ser preguntado,sobre las palabras que le dijo a Starks,simplemente evadió la cuestión contestando:«Es algo entre mi compañero y yo».

Ewing tiempo más tarde reconocería que Irene Starks,madre de John Starks, le recriminó el modo como había tratado a su hijo cuando fue expulsado,a lo que Ewing educadamente respondió:

«Señora Starks,si su hijo vuelve a hacer una estupidez como esa,no le voy a zarandear,le pegaré un puñetazo»

Tras el incidente,los Pacers arrollaron a los Knicks como una apisonadora.Se pasó de un marcador de 59-59,a un marcador de 89-70 al empezar el último cuarto.Los Pacers habían ganado el tercer parcial por 38-15.Miller sin su némesis en cancha,campó a sus anchas y anotó 36 puntos con una serie de 14 canastas en 22 intentos.Los Pacers finalmente derrotaron a los Knicks por un contundente 116-93.

Pero en Playoffs no hay tiempo para lamentaciones,y dos días después ambos equipos saltaban al Market Square Arena,para dilucidar si se resolvía la eliminatoria o habría quinto partido en el Garden. Ninguno de los dos equipos se guardó nada y el ganador se decidió en la prórroga.

El partido tuvo muchas alternativas, los Pacers empezaron muy fuerte anotándose el primer parcial(32-19) ,pero los Knicks dieron la vuelta en el segundo acto(35-17).La segunda parte transcurrió mucho más igualada hasta llegar a los instantes finales con empate a 94,en los últimos segundos Patrick Ewing y John Starks tuvieron la oportunidad de sentenciar la eliminatoria en el tiempo reglamentario.

Miller se seguía mostrando intratable,mientras en los Knicks ,un gran Anthony Mason acompañaba en la anotación a Patrick Ewing(25 y 28 puntos respectivamente).Y entonces es cuando apareció el héroe del partido .A falta de 3 minutos para la finalización de la prórroga ,con 97-98 favorable a los Knicks,Glen Rivers anotó un triple ,el primero de 3 consecutivos que llevarían el marcador a un 98-107Rivers ,un jugador que no se prodigaba en exceso en ataque ,pero un magnífico director de juego y un gran defensor,asumió la responsabilidad en los momentos más comprometidos y acabó el partido con 21 puntos y 11 asistencias.

«Estaban haciendo 2 contra 1 a Ewing continuamente y yo estaba abierto.Cuando anoté el primero cogí confianza para seguir tirando.No recuerdo un racha como ésta en un partido tan importante.Necésitabamos puntos y hoy yo tuve la suerte y el acierto de anotarlos.».Glen Rivers

«Doc,nos descargó de una gran presión.Cuando anotó el primer triple pude ver como bajaban sus hombros,y cuando anotó el segundo es como si les hubiera caído un muro de ladrillos encima.Era como verlos morir».Anthony Mason

Reggie Miller que hizo un gran partido con 33 puntos y 12/20 en el tiro,llegó muy cansado al final del mismo,y ni siquiera tuvo la oportunidad de lanzar en los últimos ataques.

«Para ser honesto, creo que Reggie se quedó sin gasolina.Al final,se limitaba a pasar el balón,era como si no quisiera lanzar a canasta.Durante el partido no paró de hablar,pero en la prórroga se mantuvo callado».John Starks

Los Knicks se impusieron finalmente por 100-109,ganando la serie 3-1 y pasando a semifinales de Conferencia

Tras aquel incidente del tercer partido,Reggie Miller pasó a ser persona non grata en el Madison Square Garden.                                                                                                                                                              

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial