Baloncesto olímpico: Un cita con una historia que ya no puede esperar más

Baloncesto olímpico: Un cita con una historia que ya no puede esperar más

Roberto González Rico

El Diván del Deportista

@bertorrico

madison

Ha llegado el momento, eso sí, un partido antes de lo esperado, pero ha llegado por  fin, y lo ha hecho salpicado por las dudas «razonables» surgidas después de los las dos derrotas sufridas sobre la «bocina» en los dos primeros partidos de la fase de grupos, pero tras los cuales  el equipo una vez más y ya van unas cuantas solventó con acierto y buen juego para devolvernos nuevamente al camino del sueño y de la esperanza.

Como ha cambiado el cuento caperucita, de verse con las maletas en el aeropuerto de turno planificando las «merecidas» vacaciones a verse citados una vez más con la historia, esa historia de la que ya forman parte independientemente del resultado de hoy, pero ellos quieren más…y en ello están…

Seguramente que ellos nunca han dudado, sabedores de su infinita calidad y ese gen competitivo que forma parte de su especial ADN, sabían que solo era cuestión de tiempo, que  solo faltaba engrasar la maquinaria, como modelo diesel que son,  y es que hay un dicho muy sabio  que dice, que el arte de vencer se aprende en  las derrotas  que  ellos, como gente lista y alumnos aventajados que fueron y son, vaya si se lo han aplicado y con nota ( a la espera de las notas finales),  no sin antes  sufrir ante Nigeria, para dar rienda suelta nuevamente a ese juego que tantas alegrías les ha dado, primero ante Lituania, después contra Argentina y finalmente contra Francia, casi nada, pues tomen nota que la cosa promete y mucho, «apriétense bien los cinturones´y pónganse cómodos una vez más que allá vamos…«sin miedo y a disfrutar«.

descarga

Llegados este punto ¿y ahora qué?, muchos pueden verlo como un premio, y que ya han cumplido habiendo llegando hasta aquí y que ya falta escoger si lo prefieren de vainilla o de fresa, pero NO, si no todo lo contrario, para esta generación es mucho más que eso, se juegan mucho más que un partido, es la culminación de un sueño, un sueño por el que muchos llevan trabajando casi una vida entera, es su MOMENTO, y lo saben, y como tal deben aprovecharlo, pues para muchos de ellos ya no habrá una cuarta posibilidad. Es AHORA O NUNCA.…¿Lo entienden,  a qué sí?…

Ya no es hora de pensar en si hubiésemos ganado a Croacia o Brasil, si se hubiese llevado a éste o aquel otro jugador, de los dolores de Pau , y de si algun@s nos bajamos del barco sin apenas éste haber partido ¿pero qué barco me pregunto yo?…aquí no hay ningún  barco, lo que hay es un trasatlántico, y en el que hoy y siempre cabremos tod@s,  tanto los críticos como los no críticos.

Lo importante de un barco como todo EQUIPO y una vez que aceptes formar parte de él, es que seas consciente de darlo todo sin dejarte nada por el camino ( ya no hay vuelta atrás),  estés bien o no lo estés, y que sepas aportar en función de lo que éste necesita de ti en cada  partido o jugada,  haciendo esa lectura inteligente que como profesional debes hacer de la que es tu profesión y/o ocupación, no lo olviden, harían muy mal…

Un ejemplo lo tuvimos el otro día en Pau Gasol en el partido contra Francia de cuartos, donde sin estar ni muchos menos al 100% de su capacidad ofensiva, se puso el traje de faena y empezó a colocar gorros, asistir a sus compañeros y desde un segundo plano hiciese que brillasen otros como fue el caso de Nikola Mirotic (menudo partido el suyo, wow NI-KO-LA, que bueno que viniste).

Y de ello no nos cabe duda,  que los chicos al igual que las chicas van sobrados, entienden que ésta es la única manera de ocupar  el lugar en el que están, talento de sobras todos sabemos que tienen, para dar y regalar, pero lo que diferencia un resultado bueno, de otro excelente es la actitud y el compromiso que tengan por y para el equipo, traducidos en  esa ayuda defensiva jugándote el tipo y algo más, o ese grito cuando el equipo está hundido anímicamente, esa conversación para corregir algún aspecto técnico o  táctico, o esa palmadita en la espalda que tanto nos gusta recibir de vez en cuando,…

10 años, si 10 que se dicen muy pronto, son los que nos han regalado estos hombres, aún recuerdo aquella final contra Grecia en Japón, un 3 de septiembre de 2006, buscando como un loco un bar en el pueblo donde vivía, y donde pudiesen ponerme el partido, o aquella final olímpica de 2008 (un «partidazo» de los que bien valen toda una  vida), aquellos europeos ganados con exhibiciones que hasta hace solo unos cuantos años veíamos lejos o imposibles, por la Tv o en la consola, o el resurgimiento el año pasado en el europeo de Francia para alargar esta historia, una de las más bellas de nuestro deporte y del baloncesto español y porque no decirlo mundial.

48686d10-3cc3-11e4-9706-cd7da9dcc6fd_mundial_basket_japon

España celebra su triunfo en el Mundial de Japón (2006)

Disfrutemos, nos lo merecemos, por haber llegado hasta aquí, hoy es un día de esos, en los que uno se siente orgulloso, y mucho, de haber aportado a su manera y con su granito de arena algo a este EQUIPO, yo al menos así lo siento, y que pase lo que pase no caigamos en la crítica fácil y oportunista ( que si constructiva e inteligente), y despidamos a esta selección con honores de estado, desde el fondo de nuestro corazón, y con una sonrisa en la cara que siempre nos haga recordar lo afortunados y felices que hemos sido por haber podido disfrutar de una generación que es y será irrepetible.

Gracias jugadores, ha sido todo un placer, y no se olviden del ¡salid y disfrutar! , aunque tod@s sabemos que en este caso será muy difícil, que no imposible, pues el oro ya no puede esperar más…

 

 

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial