Mi Disco Favorito: Our Love To Admire de Interpol

Mi Disco Favorito: Our Love To Admire de Interpol

Sound Track. 

Juan Sebastían Torres. 22/03/2015

 

interpol_our_love_to_admire

Creo que todo el mundo tiene ese disco que escucha una y otra vez, tal vez porque no tiene más memoria en el iPhone, Android, el que sea, o porque ese disco, entero, lo define a uno -espero esto no se convierta en un texto de autoayuda-. Porque fue el primero que le gustó completico -hasta la portada-, porque no estuvo sesgado por nada ni nadie antes de escucharlo, porque le emocionó cuando una de las canciones sonaba en alguna película, porque justo los cinco segundos de la segunda canción le producen cosquillas en la espalda. Para mí, ese disco -compitiendo contra uno de Bloc Party, Folas y We Are Scientics – es Our Love To Admire de Interpol.

interpol1carlos_amrit

OLTA: El gran disco Dengleriano

Sé que no es una opinión popular.

De por allá del 2007, ya con 8 años y con reseñas de un disco pasable pero no merecedor de ningún premio, este fue su único intento con una gran disquera, Capitol Records de Universal. Y aunque Carlos Dengler participaría en el proceso de composición de su siguiente disco, Interpol, para mí, este sería el último realmente dengleriano. Y aunque Paul Banks, Daniel Kessler y Sam Fogarino son buenos, demasiado buenos, no se debe desestimar la influencia de Dengler en el sonido de la banda. Primero, por su presencia, elegante y proto-hipster . Y, segundo, porque el bajo es fundamental en ese sonido que la gente tanto asimila a Joy Division. Con todo esto, OLTA se vería como un disco diferente a lo que era Interpol.

Con el peso de canciones como “Evil”, “Slow Hands”, “C’mere” y “PDA” encima, OLTA empieza con “Pioneer to the Falls”, una cosa mucho más grande que todo lo que ya habían hecho. Con teclados y un ambiente de banda sonora, esta canción medio romántica medio devastadora se ha logrado colar en los setlists de la banda. Debo admitir que no siempre entiendo qué demonios es lo que Paul Banks quiere decir cuando canta:

Show me the dirt pile and I will pray
That the soul can take three stowaways
Then you vanish with no guile and I will not pay
But the soul can wait, I felt you so much today

 

Baby, you stood by my side, and life is wine
But there are days in this life
When you see the teeth marks of time, two lovers divide

Un poco más inteligible, “No I in Threesome” empieza con una línea de bajo y un piano para conducir a una pequeña explosión. Como los buenos recuerdos, esta canción está aquí y allá. Aquí, mientras uno camina por el caos que es esta ciudad. Allá, hace casi diez años, cuando Korn hacía su Unplugged, Klaxons lanzaba su debut y Arctic Monkeys otra vez hacía las cosas bien con Favourite Worst Nightmare.

Babe, it’s time we give something new a try
Oh, alone we may fight, so just let us be free

Hay canciones pesadas -que pesan, como si se las tiraran encima a uno- como “The Scale”, “Pace is the Trick” -“Well, I see you as you take your pride, my lioness“-, “Rest My Chemistry”, “Wrecking Ball” y “Lighthouse”. Tal vez por eso no son habituales en los conciertos de Interpol. Porque la multitud quiere algo más ligero. Para eso está “Mammoth” -“Spare me the suspense, spare me the suspense“-, una transición entre la pesadez y la banda de guitarras que Paul Banks siempre ha querido.

And I won’t let you sit by so cold in the pitch night
Alone you can’t make amends
No, I won’t let you sit by so cold in the pitch
Now we should dance like two fucking twins

Y para complementar ese rock que tanto hace sudar en los conciertos están “All Fired Up”, “Who Do You Think?” y, definitivamente, “The Heinrich Maneuver”, el primer sencillo del disco. Es una muy buena canción. La letra, las guitarras que van de un lado al otro -“my heart swings“, el silencio y la entrada que casi nunca logro agarrar. Son tres minutos y medio para escuchar una y otra vez.

How are things on the west coast?
I hear you’re moving real fine
You wear those shoes like a dove
Now strut those shoes we go roaming in the night

Como dije, no es una opinión popular. Algunos prefieren Turn on the Bright Lights por ser el primer gran disco y otros prefieren Antics por los éxitos y el vídeo de la marioneta que tanto se vio por MTV. Están mal.

Preparándonos para el concierto del miércoles en el, les dejo una entrevista de Paul Banks hablando en español (que pena por la extraña edición que han decidido hacer).

Royal

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial