Psicología y Baloncesto:El talento no siempre es suficiente. Por Roberto González Rico.

Psicología y Baloncesto:El talento no siempre es suficiente. Por Roberto González Rico.

Roberto González Rico

El Diván del Deportista

@bertorrico

madison

Corría el verano de 2011, la selección Española de baloncesto, liderada por el mejor Juan Carlos Navarro que jamás hayamos visto, que no es baladí, se proclamaba campeona de Europa en Lituania en una final en la que vencía a la selección francesa por 96-85,  cosechando otro éxito más en un gran palmarés, iniciado por esta generación de leyenda en Japón en el año 2006.

Sergio Rodríguez, base precoz, de origen canario, el cual debutó en la temporada 2003-04 en liga ACB, a la edad de 18 años, consiguiendo con el Estudiantes el subcampeonato de la liga, ya dejaba quilates de su clase y del tipo de jugador ante el que estábamos, un jugador diferente, con magia, desparpajo y talento para dar y regalar.

Chacho debut

Sergio Rodríguez, el 13 de junio de 2004, día de su debut en la final de liga Acb contra el Barcelona.

Al año siguiente se convirtió en el jugador revelación de la competición, para al finalizar la temporada 2005-06, contando con 20 años decidiese equivocadamente o no dar el salto a la NBA.

Después de 4 años en la liga profesional norteamericana, Portland, Sacramento y New York decide regresar a la ACB de la mano de un Real Madrid roto, sin rumbo, a la sombra de un Barcelona que ese mismo año había sido ganador de la Euroliga y de un Caja Laboral que había ganado la ACB.

New York

Sergio Rodríguez jugando para los New York Knicks, su último equipo en la NBA antes de volver a la liga Acb de la mano del Real Madrid.

Afrontó el reto, uno más en su vida, de coger a un equipo que era vapuleado una vez si otra también por un Fútbol Club Barcelona intratable, con un equipazo y un entrenador serio y con un proyecto ganador.

Los inicios no fueron nada fáciles, siendo la primera temporada nula en cuantos títulos, quedando fuera en semifinales contra el Bilbao Basket y llegando eso sí a la final Four de Barcelona, pero perdiendo de 19 puntos contra el Maccabi.

Esa primera temporada en el club blanco su juego más allá de sus estadísticas fue bastante mediocre, no estando a la altura de lo esperado, de hecho ese mismo año quedó descartado de la selección española que disputó el citado campeonato europeo, siendo José Manuel Calderón, Ricky Rubio y Víctor Sada los elegidos para la cita.

Debió ser bastante doloroso para el base canario, pero lejos de hundirse, no se vino abajo, mal haría con 25 años, y se puso como objetivo el mejorar el tiro, especialmente el tiro de tres, un objetivo que ya había comenzado en la NBA en el verano del 2008 de la mano de John Townsend y posteriormente con el cuerpo técnico del Real Madrid.

Chacho entrenamiento

Sergio Rodríguez en una de las eternas sesiones para mejorar su tiro.

Así el Chacho ha logrado sumar a su envidiada visión de juego un letal tiro exterior que le convierte en un jugador mucho más completo y difícil de defender.

Las rutinas de 100 canastas para calentar, 500 triples diarios anotados y entre 7 y 10 ejercicios de tiro diferentes (triples estáticos, tiros en movimiento,…) a las órdenes de Townsend han ayudado a la ‘mutación’ de Sergio Rodríguez. «Ha trabajado muy duro para convertirse en un tirador constante y fiable», reconoce el técnico.

En dos semanas a las órdenes de Townsend el base español fue capaz de convertir 3.000 triples con unos porcentajes de acierto del 80%.

“Le hemos corregido para que la posición de su mano esté en medio del balón y su muñeca recta. Los fallos en la dirección del tiro prácticamente ya no existen. Cuando falla es capaz de reconocer su error en la ejecución y corregirlo”, según palabras de Townsend.

Townsend

John Towsend, el entrenador de tiro personal de Sergio Rodríguez.

Y es así como añadiendo esta variable más a su juego Sergio Rodríguez, tras ser enormemente criticado en los comienzos de liga de la temporada 2011-2012, empieza a dar pistas en los Playoffs finales de liga contra el Barcelona que acaban perdiendo en una serie igualadísima por 3-2 de su enorme talento, que ya se le presuponía y de su mejora en el tiro, aunque lo mejor estaba por llegar.

Con la renovación a final de temporada ese mismo año, amplada por 3 años más y la tranquilidad que ello supone es en la temporada 2012-13 en la que Sergio Rodríguez se confirma como uno de los mejores bases europeos , ganando la Supercopa de España contra el Barcelona, llegando a la final de la final four, perdiendo contra el Olympiakos de Spanuilis, pero con una gran actuación del canario con 17 puntos y 4 asistencias, sacándose la espina en la Liga ACB ante al Fútbol Club Barcelona del que se vengaron de la derrota del año pasado con otro apretado 3-2.

Aquí ya tenemos a un Sergio consagrado, tanto en su equipo como en la selección, donde ya es un fijo indiscutible, creando incluso una religión entorno a su juego, conocida como el Chachismo, aparte complementada con un look de barba crecida, que luego adoptaron los Hipsters y el mismísimo James Harden.

hipster

Sergio Rodríguez todo un icono para los Hipsters y para James Harden.

Esa temporada 2012-13 además cierra el año con unos porcentajes de un 44% en el tiro de 3, cuando las dos temporadas anteriores había tenido porcentajes de un 33% y un 30%.

También ha sido clave en la temporada pasada, donde el conjunto blanco consiguió Supercopa de España, Copa del Rey, Liga ACB y Euroliga, torneo este último en el que fue elegido MVP en la temporada 2013-14.

Ahora a sus 29 años Sergio está en una perfecta madurez, pero no todo ha sido un camino de rosas para el canario, demostrando que el talento es importante pero si no hay trabajo, esfuerzo y dedicación te puedes quedar como uno del montón.

De todo  ello se beneficia tanto el conjunto blanco como la selección española, en la que ahora si que es diferencial yun jugador importante, de hecho ha sido considerado en el último quinteto del europeo ganado por la selección este pasado verano en Francia.

En ese sentido Michael Jordan, Petrovic y Epi han sido también claros ejemplos de que si quieres ser mejor hay que persistir y mejorar aquellos aspectos posibles , que te pueden hacer mejor y ser así un jugador completo con infinidad de recursos y variantes que les haga difícil a tus marcadores su trabajo.

petrovic

Petrovic, talento y trabajo.

Finalizaré lanzándole un órdago a Ricky Rubio, un jugador de un enorme talento, al que le diría que si quiere ser mejor, aún es joven, acaba de cumplir 25 años considerase el mejorar esta faceta del juego, que creo que es importantísima para un jugador que juegue en esa posición.

Ricky

Ricky Rubio, ante su gran oportunidad para dar un paso adelante en su carrera.

Tiene un gran ejemplo en el Chacho Rodríguez, así que si uno quiere es posible, sólo hay que marcar un objetivo, ponerse a las órdenes de una persona, adoptar una metodología que convenga y ponerse a ello, es lo mínimo que se le puede pedir a un profesional que cobra tantos millones, está en su mano, y nunca mejor dicho

La historia de Ricky Rubio quedará para otro artículo, quedan Ustedes avisados.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial