Fondo de armario. Eres mi padre, no mi entrenador ni mi mánager. Por Carlos Ruf.

Fondo de armario. Eres mi padre, no mi entrenador ni mi mánager. Por Carlos Ruf.

Kalle actual

Carlos Ruf Osola

@kalleruf

07/06/2017

Quisiera indagar tras estos primeros calores que nos están llegando, y que suponen la previa a otro más que presumible caluroso verano, un fenómeno que se ha ido repitiendo en los últimos tiempos en los medios de comunicación.

Me refiero a la irrupción de los padres como verdaderos energúmenos en el mundo del deporte, llegando a las manos e incluso a la violencia extrema.

Como exjugador de baloncesto y  padre que soy, y de dos chicos que son practicantes de baloncesto, no quiero llamarlos por ahora jugadores, sólo el tiempo dictará sentencia en este aspecto, me gustaría dar mi humilde opinión desde ambos ámbitos ( deportista y padre).

Todos vemos a nuestros hijos como los mejores,  no me equivoco si más de uno de los que me estáis leyendo os los habéis imaginado alguna vez como los futuros Messi, Ronaldo, Pau Gasol o Amaya Valdemoro, y ello nos  lleva (de forma poca objetiva) a verlos como auténticos números 1, no dudando ni un segundo en apoyarlos, aconsejarlos y cuidarlos, seguirlos y animarlos, pues solo faltaría.

Ahora bien,  tenemos que tener claro que jugador@s de este nivel salen un@ de un millón, y que lo mas probable es que se quede en el camino como otros tantos y  que finalmente acabe como un jugador de tantos.

Llegar a lo más alto no es fácil, no sólo basta con ser alto, fuerte o rápido, se requiere de un talento especial, tanto para entender el juego, como para la carga de trabajo, sin olvidarnos  del compromiso y de cuidarse físicamente.

Felipe Reyes, como esos vinos de reserva que mejoran con los años

Y por si todo esto fuera poco hay un añadido, el stress y la presión ejercida por los padres.

En mi carrera he visto aberraciones de padres siendo muy duros con sus hijos, castigándolos e incluso insultándolos si no jugaban bien, dándoles consejos como que tiraran el balón a la grada cuando el público no se comportarse como tal o metiéndose con compañeros si  no le pasaban el balón, y  ya para colmo haciendo gala de una muy mala educación,  llegando a insultar al entrenador por no sacar a cancha a su hijo o vejando al árbitro por no pitar aquella falta que “sólo él había visto”, al igual que llamar “guarros” a los jugadores del equipo contrario.

2

Presión, presión y más presión para nuestros hijos, que ya no saben si oír al entrenador o al papá de turno, provocando a veces mensajes contradictorios ante los que estos niños no saben muy bien cómo actuar, lo que provoca no en pocos casos que no desarrollen todo ese talento que llevan dentro.

Un consejo os doy,  por favor,  dejad disfrutar a los chicos,dentro de su grupo, y que sean consecuentes con las decisiones de sus entrenadores,  ellos no les entrenan para ganar ningún título, ¡les están enseñando a jugar y a actuar como grupo!.

soccer-quotes_1x

No hay que olvidarse que al igual que son proyectos de hombres y mujeres, son también proyectos de deportistas.

Los niños necesitan sentirse valorados como deportistas, tanto en los partidos, jueguen tanto 30 como 5 minutos, metan 25 puntos  o no metan , como en cada entreno, en cada esfuerzo, en cada choque de manos y aplausos de ánimo, y también en cada derrota, aquí sobre todo, deben aprender a convivir con ella y aceptar que ésta también forma parte del juego.

Algunas veces se gana, y otras…¡se aprende!

Y a todo esto se le llama cultivar la ilusión y el amor por un deporte, no se lo hagamos odiar antes de hora, no les metamos más presión, al revés, disfrutemos de sus aciertos y también de sus errores.

Lo único que podemos hacer presionándolos, tal y como está la vida de hoy en día, es que no quieran tocar un balón nunca más.

Se acabó aquello de “el niño os va a retirar“.

Que juegue y que disfrute al máximo, pues esta experiencia no la van a aprender en ninguna escuela, ni en ninguna clase, os lo puedo garantizar.

3

El baloncesto Mejora su autoestima, su felicidad y su capacidad de buscarse metas por ellos mismos, no porque un adulto se las exija, el único que busca el reto de superación es el propio jugador, motivado por sus entrenadores y el ambiente del equipo.

Debatiendo sobre el Baloncesto y el Fútbol

Que grandeza la de un juego en el que todos ganan o todos pierden.

Como decía sabiamente un entrenador, “en el marcador pone LOCAL-VISITANTE, no FULANITO-MENGANITO.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial