Fondo de armario. Pívots con alma de aleros. Por Carlos Ruf.

Fondo de armario. Pívots con alma de aleros. Por Carlos Ruf.

 

@RufKalle 

Es de toda la vida, que a los altos se nos ha considerado como un poco torpes, tanto en la vida personal y social como en el ámbito deportivo (vida profesional).

Vivimos en un mundo que no está hecho a nuestra medida, ni las puertas, ni  los coches, tenemos que comprar ropa especial, siendo el  pasto de las miradas de todo el mundo.

El baloncesto es un mundo de altos, hasta los más considerados bajitos pasan por altos en este mundo, alturas entre 1’80-1’90 cms, que son consideradas como  “pequeñas” en el mundo del baloncesto, son alturas considerables para el común de los mortales.

Fondo de armario. Soy alto, soy pívot. Por Carlos Ruf.

En el juego del baloncesto se ha premiado durante años el mero hecho de “ser alto”, cuántas veces a alguien que destaca por sus medidas le sueltan esa mítica frase “debes jugar a baloncesto, ¿cierto, no?”

Pues bien, a los que medimos más de 2 metros nos han educado ya desde pequeños a jugar bien cerca del aro, para poder así estar más cerca de la canasta.

He visto en mi carrera jugadores altos y muy altos, fuertes y muy fuertes, que jugaban bien duro, pegando de lo lindo, sintiéndose los reyes de la pintura,  como si fueran un Sheriff en en el viejo Far West, y los cuales te venían a decir a gritos ” que el pueblo era suyo” y como este pueblo era bien pequeñ0, uno de los dos sobraba.

Hay después una casta de jugadores altos, a veces incomprendidos, que son pívots por cuerpo, pero que tienen alma para jugar en otras posiciones, alero o incluso de base. No se centran solo en coger rebotes, bloquear y anotar puntos fáciles o en sacar de fondo e intentar intimidar en la zona.

Son jugadores que pueden jugar y tienen características que se les presuponen a alguien más bajito, o menos alto, según se mire.

Claro, el primero que me viene a la memoria es mi idolatrado Ralph Sampson, un tipejo alto y fino de 2’24 cms, capaz de subir el balón cono un base y correr y tirar como un alero, no sé si es un adelantado a su tiempo, pero desde luego marcó un hito hasta que le destrozaron las lesiones, un hito entre los 7 footers y pico!!!.

Ya en la formación clásica del baloncesto americano desde hace años no se juega como se hacía en Europa,  (llamadme viejo!), el clásico 1 base, 2 aleros y 2 pívots,  aquello ya pasó a la historia hace al menos una década.

Lo que lo ha cambiado todo ha sido la posición del escolta definido y la entrada del 4 ya cono power forward, jugando de cara.

El juego de espaldas es casi ya un complemento al juego de cara, la mayoría de tiros son de 1×1 de cara, tiros tras penetración, o ya contraataques, en la zona son en la mayoría mates o tiros muy semiacrobáticos para eludir los tapones.

Estoy pensando en esos pívots con alma de aleros, en mi época Ferrán Martínez anotaba con facilidad de cara, y alguna vez jugaba de espaldas, más por exigencias del guión que por gusto creo yo (a mí me pasaba lo mismo), eres alto y por ello los constantes gritos de ir hacia dentro y machacar, llevándonos por delante todo lo que haga falta.

Con lo fácil que hubiera sido ver el talento de cada jugador y ayudarlo a desarrollarlo y explotarlo.

Otro caso parecido fue Jorge Garbajosa, otro pívot con alma de alero, que sacó mucho provecho de su talento y alma de alero.

Sabonis fue otro caso,  un gran center, pero capaz cuando estaba sano, de subir el balón, pasarlo, repartir asistencias, tirar de tres y lo que hiciese falta, adecuándose a lo que necesitase el equipo en cada momento,

Pau y Marc Gasol son un caso parecido, quizás más Pau por su tipología, quien es un 3 metido a pívot por suenvergadura, al igual que Dirk Nowitzki, otro 7 pies capaz de sacar tiros inverosímiles.

Entre los más modernos podemos ver a 2 de mis debilidades, Kevin Love y Lauri Markkanen, capaces de defender a pívots duros y rebotear y de jugar abiertos para tirar un triple o jugar un 1×1 contundente de cara.  Estos pívots tienen alma de alero, conocen bien sus  puntos fuertes e identifican las oportunidades para sacar provecho a sus características físicas y mentales.

Otro caso a parte es Porzingis, un 2’20 capaz de disparar de muy lejos, no sabéis lo que le cuesta a un alto seguir esos tiros por movilidad, (y lo divertido que es hacerlo, os lo puedo asegurar).

Como podéis comprobar , lo más importante, y lo repito siempre, es el dejar que vuestros jugadores que se desarrollen de manera natural conforme a su talento.

Para finalizar cuando hablo de este tema siempre me gusta recordar la anécdota siguiente.

Un padre fue requerido por el profesor de su hijo y la conversación derivó de la siguiente  manera.

-Su hijo ha sacado un 10 en piano pero un 3 en matemáticas

-Vaya, entonces tocará reforzar las matemáticas!

-No señor! Refuerce el piano, su hijo tiene un gran talento para ello, saque lo que tiene dentro del todo!

Sacad el talento que tengáis dentro,  es vuestro, y os pertenece.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial