Fondo de armario. Poste bajo: lucha de gigantes. Por Carlos Ruf.

Fondo de armario. Poste bajo: lucha de gigantes. Por Carlos Ruf.

Kalle actual

@RufKalle

Hace mucho mucho tiempo en una Galaxia baloncestística comentan que existió una hegemonía de pívots altos y anotadores que realizaban claqué al más puro estilo Fred Astaire (Olajuwon en este aspecto era su alumno más aventajado),  además de que un gran parte de su juego era muy cercano al aro, tan rápido como veían una autopista corrían hacia el aro, no como hoy en día donde podemos encontrar ala-pívots que pare.ce que tengan alergia a la zona.

De hecho Roberto el otro día en petit comité me decía que había un gran número de cuatros con mejor % de tiro que algunos bases actuales.

Estos pívots altos eran los reyes de la zona, más o menos como los gigantes dinosaurios queienes en su momento lo eran de la tierra.

¿Qué pasó? ¿Se extinguieron?, o es que simplemente evolucionaron…

En primer lugar hay que ver cómo ha evolucionado en general el baloncesto, por ejemplo está el tema de  los espacios, los cuales se han hecho más pequeños, ideales para jugar un 1×1 de espaldas y donde los pequeños (ya no tan pequeños actualmente) tienen estaturas que les convertirían en pívots en los años 80’s, pero con mayor rapidez, más salto y con las manos más rápidas.

Los 2×1 con juego de espaldas se hicieron normales, pasarla al pivot de espaldas y generar el juego “dentro-fuera” (sacar el balón si aparecen ayudas) pasó a convertirse en algo de lo más normal.

El juego de hoy en día es abrir espacios, jugar 1×1 o el “pick and roll” con un alto para generar ayudas y darla al jugador libre, más las continuaciones del bloqueador, ya sea hacia dentro o para abrirse y buscarse una buena posición para el tiro, eso ya según las características del jugador en cuestión.

Los pívots hoy en día quedan muy relegados al rebote, a bloquear y a puntos fáciles, salgo muy contadas excepciones.

Pero os voy a relatar el juego de la época, cómo se vivió y qué  representaba exactamente.

Antiguamente, y estoy hablando de hace 25-30 años, lo primero en que te fijabas de un equipo era en lo poderosos que eran sus pívots, y la facilidad en cómo anotaban, sus ganchos, su tirito de 4-5 metros,  su poderío bajo los tableros y cómo de duros eran y ganaban la posición.

2

 

GANAR LA POSICIÓN.

¡Vaya lucha que era!. Llegar de trailer (primer pívot en la transición o contrataque organizado) para ganar la posición delante de su defensor contactando con su trasero (decid culo) y su espalda, y sacando los brazos pidiendo el balón, “séllalo bien y que no se meta por delante” era lo que pensabas, y claro, la eterna lucha de que aleros y bases te la pasaran, no sólo éso, también que te la pasaran en óptimas y ventajosas condiciones..

Una vez recibido el balón, y tras recibir multitud de empujones y que te intentaran sacar de tu posición (el clásico push out), juégale con calma pero duro, haz contacto o rompe el contacto, en función de quien te defendiese y de las fuerzas con las que contases en ese momento.

Ahora toca meterla,  o intentar meterla,  para lo cual has de sacar a relucir todas aquellas habilidades que has entrenado durante tanto tiempo,  la gran mayoría de ellas muy mecanizadas, que te salían casi ya sin pensar, de carrerilla, vamos, como quien recita una lección.

Mueve el pie,  bota, finta, tira, haz el gancho de izquierdas o de derechas, protege el balón, bota bajo para que un pequeño no te la robe, y todo éso en décimas de segundo y a 160 pulsaciones por minuto, ya se pueden imaginar.

Luces, golpes, gente gritando (ni les oyes), crees que te hacen falta pero no la pitan, toca tirar, “no pienses tanto y ejecuta“, es hora de sacar a relucir todos esos matices aprendidos y que ahora se me vienen a la cabeza, y los cuales en esos instantes son puro instinto y mecánica, nada más.

1

Supongo que saber jugar es esa mezcla de experiencia, intuición y saber estar y por supuesto saber leer el juego y conocer las mejores opciones para el equipo y saber en cada momento cómo poder ayudarlo.

3

No hace falta deciros que los que  vivimos esa época,  tantos los jugadores como los espectadores,  añoramos ese juego de espaldas  puesto que era un poco como la canción una verdadera “Lucha de Gigantes” sin tregua,batallando cual niños por una pelota como si les fuera la vida en ello.

No hace falta decir que tanto la vida como el mundo han cambiado, y con ello también el juego de contacto , en los años 70 y 80, los  patios de colegio ahora se han convertido en sesiones virtuales, antes “matabas” al compañero jugando a indios y vaqueros, y ahora matas en el PC con una metralleta en el Call of Duty.

Hoy todo tiende a lo más seguro, bien sea con cinturones de seguridad en coches (y mira que debe ser un milagro haber sobrevivido todos a ir con nuestros padres en el coche hasta los topes sin cinturón y estar vivos), cascos para las bicicletas, etc…quizás sean los tiempos y esa lucha de hoy, venida un poco a menos pase a mejor vida y deje paso a otros tipos de lucha.

Pero bueno, lo moderno siempre es lo de hoy, de aquí a un tiempo, ya estará en desuso,supongo que éso es lo que se conoce como reciclarse o reinventarse, depende del caso.

 

 

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial