Mike Phillips. 20 puntos,10 rebotes, y casi sin despeinarse.Por Roberto González Rico.

Mike Phillips. 20 puntos,10 rebotes, y casi sin despeinarse.Por Roberto González Rico.

 

https://www.facebook.com/roberto.gonzalezrico

@bertorrico

https://www.linkedin.com/in/roberto-gonzalez-rico/

Hoy voy a escribir sobre un jugador al que muchos consideran como uno de los mejores pívots norteamericanos que hayan jugado en nuestra liga, un jugador que marcaría un antes y un después en la liga, y quien hoy tristemente, el día en que empezaba a escribir  sobre su figura se cumplían exactamente 5 años de su fallecimiento.

Si, si,  me ha llevado casi dos meses pero es que me he liado con otros temas y con otros nostálgicos y ya veis, pero nunca es tarde si la dicha es buena.

Es una petición expresa de un amigo, quien me dijo que le haría mucha ilusión que escribiera este reportaje para recordarlo, pues era uno de sus jugadores favoritos, al cual siempre además ha admirado mucho así que aprovechamos que nos ha lanzado la pelota y vamos, por fin a abordar la figura de este enorme jugador, os juro que hasta estoy un poco nervioso.

Allá vamos, a desengrana la historia de Michael Charles Phillips,, más conocido en el mundo del baloncesto, como Mike Phillips, nacido en Akron, Ohio, hace 64 años.

De 208 centímetros y 107 kilos, se le podría denominar como el típico pívot , tan clásico en el baloncesto de los 80, y tan en desuso en la actualidad, y quien acabó por ser todo un icono del baloncesto patrio, hasta tenía ese bigote tan típico de la época, un bigote, por cierto,  que no llevaba en la universidad.

Se formó en la Universidad de Kentucky, donde jugaría 4 años, con unos promedios de 11.4 puntos y 6.3 rebotes, siendo la segunda temporada la mejor de ellas, con unos notables 15.6 puntos y 9.8 rebotes.

En su último año de universidad se proclamaría campeón de la NCAA, donde vencerían a la prestigiosa universidad de Duke por 6 puntos.

Phillips no haría una gran final, en la que anotaría solo 4 puntos y capturaría 2 rebotes, en los 11 minutos disputados.

Aunque tampoco importaría demasiado, pues Jack Givens (41 puntos y 8 rebotes) y Rick Robey (20+11), casi se valdrían solitos para ganar la final.

Phillips era el pívot titular de aquel equipo, siendo su suplente un viejo conocido de la afición española como Chuck Aleksinas, quien apenas jugaría ese año, pues era su primera temporada con los Wildcats.

Nostálgicos: Chuck Aleksinas. Un sucedáneo muy bueno del legendario Mike Phillips. Por Roberto González Rico.

Kentucky siempre ha destacado por sacar buenos pívots (Sam Bowie, Mel Turpin, o más más actualmente DeMarcus Cousins).

Formaría una gran pareja junto a Rick Robey, siendo conocidos como «The twin towers». Un nombre con el que se conocería 6 años después(1984) a la pareja Sam Bowie-Mel Turpin.

No tuvo una buena elección en el draft de ese año (1978), siendo elegido en tercera ronda del draft con el número 45 por los New Jersey Nets, por delante justamente de Hollis Copeland(Ellios Skol), Marc Iavaroni(Caja de Ronda), Pat Cummings(Cai Zaragoza), Walter Jordan(Valladolid y Joventut), u Otis Howard(Barcelona, Oar y Tenerife).

Seguramente el haber perdido un poco de protagonismo es sus dos últimas temporadas pesaron en que tuviese una elección un poco más baja de lo esperado, pues si Ruland, también ex azulgrana consiguió jugar en la NBA, Phillips también podría haberlo hecho.

Así que viendo el panorama y las pocas posibilidades de hacer carrera en la NBA, empezó a valorar opciones en Europa, con la suerte de que Bob Guyette, quien había jugado también en la universidad de Kentucky (coincidirían la temporada 1974-75, temporada en la que serían subcampeones ante UCLA), y era íntimo amigo de Mike, estaba jugando en el Barcelona, intermediaría en las gestiones para su llegada, una llegada que no sería directamente al equipo azulgrana, si no que lo haría con una paso previo en el Mollet, entrenado por Manel Comas, con la idea de adaptarse a nuestro baloncesto y ya la siguiente temporada formar parte del plantel azulgrana junto a su gran amigo Bob Guyette.

Su llegada al aeropuerto de Barcelona crearía una gran expectación, fue casi recibido como toda una estrella, venía de ser campeón universitario siendo titular además, y quien con un poco de tiempo y adaptación podría ser un jugador determinante en Europa, desconozco, si por su cabeza en ese momento era jugar un par de años en España para ganarse posteriormente un lugar en alguna franquicia en la NBA, la realidad es que lo tendríamos por suerte para nosotros 11 años en España, donde haría toda su carrera profesional.

Lo que sí venía era con la idea clara de poder jugar con su amigo Bob en el Barça, lo cual conseguiría la siguiente temporada. Su primer salario fue de 35.000 dólares.

En el Mollet firmaría una temporada muy buena, como era de esperar, con unos promedios de 25.2 puntos y 10.7 rebotes, demostrando el tipo de jugador ante el que estábamos, y es que lo hacía todo tan fácil, casi ni saltaba, pero es que tenía una calidad técnica muy buena, aunque le faltaba un poco de rapidez (pero es que también lo jugaba todo y era un jugador bastante grande), pero le serviría para adaptarse al baloncesto europeo y poder dar el salto al Barcelona donde su amigo Bob le estaba esperando.

Su primera temporada con los azulgrana conquistaría la liga y la copa, aportando unos promedios de 16.2 puntos y 6.7 rebotes, pero cabe decir que nunca fue la primera baza en ataque ni mucho menos, el equipo contaba con otras referencias ofensivas como por ejemplo Chicho Sibilio, quien esa temporada finalizaría como séptimo máximo anotador con casi 24 puntos de media.

Fue una temporada  muy buena para el club, quien firmaría en liga 23 victorias y tan solo 3 derrotas, conquistando la liga con un gran dominio, a lo que habría que añadirle la Copa, que ese año se celebraría en Almería, tras vencer al Madrid por 106-90, destacando Epi con 28 puntos, Ansa con 24 y Sibilio con 21.

Phillips no jugaría una buena final, anotando tan solo 4 puntos, siendo además eliminado por faltas.

Se quedarían a un paso de ganar la Recopa de Europa, perdiendo en la final de Roma ante el Cantú de Marzorati y Riva, y en la que solo aportaría 2 puntos.

Finalmente no podría compartir vestuario con su gran amigo Bob, pues al final de la temporada 80, aquejado de problemas de ciática decidiría retirarse del deporte profesional.

Esa temporada llegaría también otro americano con bigote, del mismo corte que Phillips, Jeff Ruland, ya que el club dudaba de las rodillas de Mike.

Ruland era un jugador de contrastada calidad, pero con unos cuantos kilos de más.

En principio, Ruland jugaría todas las competiciones y Phillips solamente la Recopa, pero la lesión de aquel, que nunca llegó a adaptarse, hizo que se invirtieran los papeles.

Nostálgicos: Jeff Ruland. Divinas rarezas a ritmo de dobles figuras.Por Roberto González Rico.

Al año siguiente se fue Ruland, sustituido por Lars Hansen, y se quedaría Phillips, pero sólo para la Copa de Europa.

Hansen había sido máximo anotador de la competición el año anterior en el Oar Ferrol, en una temporada en la que conseguirían revalidar el título de Copa, en una de las mejores finales que se recuerden, con una victoria contra el Real Madrid por un apretado 110-108, con una actuación estelar de Sibilio autor 32 puntos.

En la Copa de Europa tras una primera fase muy buena, quedarían fuera de la final por solo dos puntos, quedando cuartos de su grupo, tan solo a dos del Cantú, quien ocuparía la segunda plaza, la última que daba derecho a jugar la final.

Pero no podrían revalidar la liga, los blancos se vengarían de la derrota de la Copa, en aquellos tiempos no había eliminatorias, solo liga regular, venciendo a los azulgrana en la clasificación general por tan solo 2 puntos.

Sus promedios esta temporada fueron de 14.3 puntos y 7 rebotes.

Aquí se pondría punto y final a la etapa de Mike en el Barcelona, pero por suerte seguiría en España, en equipos donde si podría aportar todo ese juego ofensivo que llevaba dentro, y que en el Barcelona solo pudo hacer a cuentagotas.

Sería sustituido por un jugador muy diferente, un jugador más especialista, Mike Davis, quien venía con varias consignas claras (rebote, defensa, y bloqueos para los lanzamientos de Epi y Sibilio).

Tampoco seguiría Hansen, llegando en su lugar Marcellous Starks, como podéis ver el cambio en el estilo de americanos ese año fue total, llegando dos jugadores más físicos, más bajos, y también con un rol más de especialista.

Nostálgicos. Mike Davis. Fuerza sin control. Por Roberto González Rico.

Phillips no se movería de Cataluña, donde se encontraba muy a gusto, fichando por el Licor 43 Santa Coloma, era el primer año que se jugaba la liga bajo la denominación de ACB.

Su debut fue el 11/09/83, en un partido jugado en la cancha del Hospitalet ATO, donde perderían por 4 puntos, aportando Phillips 12 puntos y 10 rebotes.

Mike, ya aquí con otro rol, siendo una baza importante en ataque acabaría firmando ese año 21 puntos y 8 rebotes, con un 63% en t2.

Establecería su tope de anotación en 41 puntos (17/25 en t2 y 7/10 en tl), en un partido que ganarían en la pista del Caja de Ronda por 4 puntos.

Fue una temporada que podemos calificar como de una gran regularidad, de las 32 jornadas que jugaría, en 28 de ellas cogería 8 rebotes, 28 jornadas que además fueron consecutivas.

Fue una gran temporada del equipo, clasificándose para los 1/4 de final, cayendo en 3 partidos ante el Madrid, en las que el gigante de Kentucky firmaría algo más de 22 puntos y casi 8 rebotes.

La siguiente temporada aún sería mejor, subiendo su anotación a 25 puntos por partido, en el tema de rebotes seguía igual, con sus 8 rebotes y 19 dobles-dobles. 

Una temporada en la que haría dupla de extranjeros, con Craig Dykema, uno de los grandes triplistas en la historia de la ACB.

Nostálgicos: Craig Dykema, el primer gran triplista de la ACB .Por Roberto González Rico.

Esta temporada darían un paso más, llegando a semifinales, eliminando en 1/4 de final al Cai Zaragoza, donde su papel sería trascendental gracias a sus 25 tantos y 8.5 rebotes.

En semifinales volvería a caer contra sus verdugos del año anterior, y a la postre equipo campeón, el Real Madrid.

Sería su última temporada con el equipo amarillo, donde dejaría un gran recuerdo.

Como anécdota de esta temporada, recordar aquel partido en el que el Licor 43 se exhibía ante el Barcelona, al que vencerían por 36 puntos, los mismos que anotaría Mike, partido que supondría el adiós de Antonio Serrra como entrenador blaugrana.

Se comería literalmente a Davis quien le había sustituido unos años antes.

Proseguiría su carrera en el Espanyol, siendo la esta temporada (85-86) la mejor de su carrera profesional, llegando a ser incluso máximo anotador de la competición, con 29 tantos por encuentro, empatado con David Russell, además de capturar 9 rebotes.

Realizaría 3 partidos por encima de los 40 puntos ( su marca personal sería ante el  Breogán, con 49, 19/25 en t2, y 11/14 en tl), estableciendo su marca personal en 18 rebotes.

Una de ellas, nada más regresar de EE.UU tras la muerte de su madre.

El equipo llegaría a 1/4 de final pero esta vez perderían contra el Ron Negrita Joventut por 2-0.

La siguiente temporada bajaría un poco sus prestaciones, aún así firmaría unos notables promedios de 24 puntos y 8 rebotes, pero insuficientes para jugar los POs por el título.

El verano del 87 ficharía por el Fórum de Valladolid, debutando a lo grande con el equipo del Pisuerga, ganando en su cancha al Barcelona, aportando Mike, 25 puntos y 16 rebotes.

Formaría pareja con Michael Young, un excelente jugador, quien años más tarde haría historia, proclamándose campeón de Europa con el Limoges de Maljkovic.

Bajaría un poco su producción ofensiva a 20 puntos, y 8 rebotes (por no variar).

El equipo se clasificaría para los POs por el título, quedando eliminados en la primera ronda ante el Taugrés.

Nostálgicos: Michael Young. Un asesino silencioso en Pucela. Por Roberto González Rico.

La siguiente temporada la jugaría en el Cacaolat Granollers, clavando prácticamente los números de la temporada anterior (19 puntos y 8 rebotes).

Fue una buena temporada de los vallesanos, quienes quedaría fuera en 1/4 de final de los POs por el título ante el Ram Joventut por 2-0.

Cerrando así su andadura en la ACB, jugando un total de 191 encuentros, con casi 37 minutos de media, 23.2 puntos y 9. 3 rebotes, destacando su 65,3% en t2, un porcentaje altísimo, muy cerca del 67.3% que firmaría en libres.

Ya con 33 años afrontaría su última temporada en activo, y lo haría en el Juver Murcia, a quienes ayudaría en el tramo final de la liga, pero ya muy mermado tras haber sufrido una aparatosa lesión en su época en Granollers

El equipo conseguiría el ansiado ascenso a la ACB. Phillips firmaría en ese PO mítico de ascenso a la máxima categoría ante el Obradoiro, 16 puntos y 8 rebotes.

Cerraría su carera profesional en el Prohaci Mallorca donde jugaría unos pocos partidos, sustituyendo a Dan Palombizio.

Se ponía fin a esta bonita historia, de un jugador que llegó con 23 años a nuestro país, y quien escribiría sin duda alguna una de las páginas más interesantes de nuestro baloncesto, un jugador con un sinfín de fundamentos técnicos, con una gran capacidad anotadora gracias a un cuerpo que casi lo hacían imparable dentro de la zona, y que según cuentan además era un tipo honesto y muy profesional.

La pena quizás fue el hecho de llegar tan joven al Barcelona, si fuese en otra época, unos años después, quizás se pudiera haber aprovechado mejor ese talento, y seguramente lo hubiese podido hacer mejor, aunque tampoco dejase ni mucho menos un mal sabor a la afición azulgrana.

Mike volvería a EEUU, era lo más lógico para un yankee como él, donde montaría con su esposa Candy, una cadena de suministros médicos y un gimnasio.

Hasta aquel 25 de abril de 2015, día en el que nos enterábamos de su muerte,  otra más de un pívot legendario de nuestra ACB, una muerte producida según parece por un accidente doméstico en Madisoville (Kentucky), donde Mike residía por aquel entonces.

Aquí os dejo una de sus últimas fotos (diciembre de 2014), en una reunión que celebraron varios jugadores de aquel equipo de Kentucky campeón de 1978.

 

RIP…

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial