Nostálgicos. Charlie Bell, uno de los últimos genios de la ACB. Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Charlie Bell, uno de los últimos genios de la ACB. Por Roberto González Rico.

@bertorrico

Hoy hemos querido, aprovechando el reciente ascenso del Breogán de Lugo a ACB, después de 12 años en la LEB a la ACB, recuperar la figura de uno mejores jugadores extranjeros que pasaron por el equipo y también por nuestra liga, solo fue una temporada, pero menuda la que montó este pequeño (191 metros) genio nacido en Flint, hace ahora 39 años.

Estamos hablando de Charlie Bell, un cañonero de los de antes, quien además aportaba en defensa, vamos que era un jugador bastante completo, aunque lógicamente su facilidad para anotar era lo que más destacaba dentro de su repertorio.

Bell nació en en Flint en el estado de Michigan, el lugar de nacimiento de la General Motors, y que se hundió económicamente tras la crisis del sector del automóvil, lo que redujo el ingreso medio de las familias y por lo tanto la pobreza, aumentando la criminalidad, a lo que aumentó el hecho de los recortes en personal de vigilancia y seguridad ciudadana.

En recientes estudios estaba considerada como una de las 10 ciudades más peligrosas de EEUU, con un asesinato a la semana.

Pero en Flint no todo es negativo, de hecho es la zona donde surgió el Motown Sound, originario de Detroit, a poco más de una hora de Flint,  un estilo de música soul con características distintivas, incluido el uso de la pandereta junto con los tambores, el bajo como instrumentación, una distintiva estructura melódica y de acordes, y un estilo de canto «llamada y respuesta» originario de la música gospel.

Fue desarrollado y difundido principalmente por los artistas, compositores, músicos, productores de la Motown Record Corporation en Detroit,  Michigan. El sonido Motown fue una gran influencia en las músicas Pop y R&B  de la década de 1960, con gente tan importante como The Jackson Five, Stevie Wonder o Marvin Gaye.

En este contexto nada fácil Bell inició su carrera en el Instituto Flint Southwestern Academy, donde pocos partidos le hicieron falta para convertirse en una figura, no hay que decir que lógicamente finalizó como máximo anotador, lo que hizo que numerosas universidades le ofertaran grandes proyectos de desarrollo educativo y deportivo, decidiéndose quedar finalmente cerca de su casa, en la Universidad de Michigan State, en el equipo de los Spartans, donde también estaban otros jugadores de Flint que hicieron que la aclimatación fuese bastante más rápida, fomentando desde bien pronto un sentimiento de EQUIPO, que fue determinante en los éxitos logrados durante su periplo en esta universidad, en la que había jugado un tal Magic Johnson 20 años antes, con quien Bell tiene el honor de compartir un triple doble.

La hazaña la consiguió en su temporada como Senior, en un partido contra Oakland, donde firmó 13 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias.

A día de hoy son solo tres jugadores los que han conseguido tal hazaña, teniendo gran mérito lo de Bell con su 191 metros, pero como comentamos anteriormente no solo destacaba ofensivamente, es más en sus inicios no tenía como uno de sus roles principales el de ser uno de los referentes ofensivos, de hecho sus 4 años en Michigan su función principal era la defensa, aspecto en el que consiguió 4 títulos como mejor defensor, aprovechando el gran físico y la rapidez que poseía, además de su versatilidad.

Llama la atención como sacrificó parte de su talento ofensivo en beneficio del equipo, siendo un jugador muy comprometido y solidario en su juego, supongo que les sonará un poco raro a los aficionados españoles quien creo que a día de hoy lo consideran un chupón.

Alcanzó la gloria con los Spartans en la temporada 1999-2000, siendo una pieza clave dentro del engranaje defensivo del equipo.

Además lograría un par de subcampeonatos, siendo muy bien valorado por entrenadores, medios y periodistas, pero ello no le sirve para entrar en el Draft del 2001, donde es tercero un tal Pau Gasol.

En dicho draft sí son elegidos sus amigos de la ciudad de Flint y compañeros en Michigan, Jason Richardson, nº 5 y Zach Randolph nº 24.

Junto a Richadrson, Randolph y Peterson, todos ellos de Flint conformaron los flinstones, tatuándose todos ellos la palabra Flint en el hombro derecho.

Es uno de los tres jugadores de Michigan State en alcanzar 1000 puntos, 500 rebotes y 300 asistencias (1.468, 624 y 371)

Juega 7 partidos la temporada 2001-02 en la NBA con los Phoenix y Dallas, pero viendo el escaso protagonismo que tiene decide coger las maletas y mirar hacia el viejo continente, donde le espera la Benneton de Treviso, donde jugará una temporada coincidiendo con Garbajosa y donde Mike D´Antoni el entrenador del equipo empieza a darle pronto galones, y convertirlo en una de las referencias ofensivas del equipo, aparte de su faceta defensiva, llevando al equipo a conseguir el campeonato de la LEGA italiana y llevarlo a la Final Four, donde caen con la Kinder de Bolonia.

Es precisamente el equipo boloñés donde prosigue su periplo por tierras italianas, pero tiene mala suerte, pues se lesiona en diciembre y se pierde el resto de la temporada, una verdadera pena.

Su último año en Italia lo juega en Livorno, en un equipo de más bajo nivel donde firma 24 puntos por partido, siendo clave en la salvación del equipo, siendo elegido en el quinteto ideal.

Y así se presenta en Lugo, una ciudad gallega, con gran tradición de baloncesto, y donde aterriza con el objetivo se ser el jugador referente que ayude a lograr la permanencia del equipo lucense.

Su debut se produce en octubre de 2004, lo hace ni más ni menos que en el Palau Blau Grana, y donde se va a los 33 puntos, eso sí lanzando 26 tiros, demostrando claramente a lo que ha venido.

En 14 partidos supera los 30 puntos, destacando los 37 contra el Real Madrid, 40 contra el Pamesa o 41 contra el Forum de Valladolid, destacando su segunda y marciana segunda vuelta, donde conseguiría hasta en 10 ocasiones estar por encima de los 30 tantos.

Es elegido 3 veces jugador de la semana, consiguiendo ser asimismo tres veces jugador del mes (enero, febrero y marzo), algo que solo había logrado hasta el momento un tal Tanoka Beard.

En los 3 meses supera los 30 de valoración, mostrando una gran regularidad, aportando además rebotes, asistencias, recuperaciones y una gran defensa, y eso que tuvo problemas físicos que le cortaron el ritmo a principios de temporada.

Que decir que se corona como máximo anotador de la ACB con 27 puntos de media, siendo además el máximo triplista, con una nada despreciable 45% desde la línea de 6,25.

Nadie entendió que no fuese elegido MVP de la competición, formando parte eso sí del mejor quinteto junto a Calderón, Carlos Jiménez, Garbajosa y Scola.

Bell abandona Lugo, pero con el objetivo cumplido de la permanencia, con rumbo a la NBA, dejando un vacío enorme en Lugo, quien intentó paliar el golpe con la llegada de un tal Pete Mickeal, pero no pudieron lograr la permanencia, y es que Bell era mucho Bell, y como que los milagros no suceden todos los años.

Ese verano con los deberes hecho no tarda mucho en aceptar una oferta de los Bucks, donde jugaría 5 temporadas, logrando un lugar en el corazón de los aficionados gracias a su entrega, sacrificio y compromiso, empezando desde el banquillo, saliendo con un rol defensivo, para poco a poco ir ganando más peso en el aspecto ofensivo, promediando unos 8 tantos, y casi 3 rebotes, llegando incluso a jugar los Playoffs por el título.

Es traspasado a los Warriors con los que juega apenas 19 partidos, decidiendo volver a Europa, otra vez Italia en un equipo de bajo nivel esperando conseguir otro buen contrato en la NBA para finalizar sus días como profesional, pero no lo consigue y ésta es la última noticia que tenemos de su etapa como jugador.

Llegó a ofrecerse por Twitter durante el lockout estando en los Warriors a los de Lugo, pero la cosa quedó ahí, dicen que segundas partes casi nunca suelen ser buenas.

Una pena, pues creo que aún le quedaban un par de buenos años, bien como suplente en la NBA o como referente en algún equipo de Europa.

Y lo que hemos sabido de Charlie era por motivos no muy buenos, primero que había sido multado en unas cuantas ocasiones por conducir ebrio, y posteriormente por un incidente con su mujer Kenya, a quien había conocido en la Universidad, una estudiante de Ingeniería que aspiró a Miss América y quien supuestamente la había apuñalado con un cutter en una disputa, y con quien finalizó su matrimonio en 2012.

Parece que después de ello volvió a la senda del deporte, pudiéndole ver como técnico asistente de los Texas Legend.

En septiembre de 2015 fue elegido por la Universidad de Michigan como miembro del salón de la fama del atletismo.

Una estatua la que merece Bell en Lugo, o que le diesen una parte de la gran muralla que rodea la ciudad lucense, pues menudo año que les regaló, de esos que difícilmente se olvidan, donde pudimos disfrutar de uno de los últimos killers que han pasado por nuestra Liga, y que por desgracia en los últimos tiempos están en peligro de extinción.

De hecho hasta la temporada pasada donde Edwin Jackson quedó máximo anotador de la ACB con un promedio de 21.4 puntos por partido, siendo junto a Rudy Fernández la temporada 2007-08 los únicos jugadores que han logrado superar la barrera de los 20, pero muy lejos de los 27 del pequeño genio de Flint.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial