Nostálgicos. Bernard Hopkins. El secreto de la infinita  juventud .Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Bernard Hopkins. El secreto de la infinita juventud .Por Roberto González Rico.

@bertorrico

https://www.linkedin.com/in/roberto-gonzalez-rico/

Hoy seguimos con más nostálgicos, con otro de esos jugadores incombustibles, todo un clásico de la ACB, y a quien pudimos disfrutar durante 15 años en nuestro país, dejando un grandisimo recuerdo, uno de esos jugadores que a pesar de sus altura, no llegaba a los 2 metros, supo ganarse un nombre y acabar convirtiéndose en uno de los mejores 4 de la competición.

Sin más, allá vamos con la historia de Bernard Anthony Hopkins, nacido ahora hace 47 años en la ciudad de Baltimore, la ciudad más poblada del estado estadounidense de Maryland.

Una ciudad con un índice de pobreza y que el año pasado lo cerraba como la ciudad con mayor número de crímenes en relación al número de habitantes.

En ese ambiente fue donde se crió y se hizo fuerte mentalmente nuestro nostálgico de hoy, lo que le valió posteriormente para poder luchar dentro de la zona con jugadores más altos y más físicos que él.

Se formó dos años en Hagerstown Junior College en Maryland, y otros dos años en Virginia Commonwelath University, en Richmond, también en Virginia, conocidos estos últimos como los Rams.

Estas dos últimas temporadas, sobre todo la última fue espectacular, siendo considerado como el jugador más valioso del torneo de Baloncesto CAA (Asociación Colonial de Atletismo), así como el jugador del año.

Y todo ello gracias a haber sido el primer jugador en la historia de la CAA en superar los 500 puntos y 300 rebotes, 70 asistencias, y todo ello con un % por encima del 50% en tiros de campo. Completó hasta 19 dobles-dobles esa temporada.

Sin embargo ello no le sirvió para ser seleccionado en el draft del 96, a pesar de ser el jugador más valioso del torneo Invitational de Portsmouth, un torneo que se realizaba una vez finalizada la temporada para poder convencer a los ojeadores de las distintas franquicias, pero no me sé qué razones tendrían estos, que no lo seleccionaron, estando en la lista jugadores que posteriormente darían un bajo rendimiento en la NBA o un peor rendimiento que nuestro nostálgico en la ACB.

Sería seleccionado por los Yakama Sun Kings de la CBA,  con sede en Washington,  donde sería nombrado como el novato del año.

Pero de nada sirvió tampoco para poder ganarse un puesto en algún equipo de la NBA, por lo que decidió emigrar, con destino a España para enrolarse en las filas del Gran Canaria, sin duda uno de los mejores equipos fichando jugadores americanos desconocidos en los últimos 20 años, comenzaba así una la historias más bonitas de un jugador en nuestro baloncesto, imposible entender la ACB de estos años sin su figura.

Os contaré una anécdota del día que  llegó Hopkins al aeropuerto de Canarias, lo esperaron en el aeropuerto el por entonces entrenador del equipo (Manolo Hussein) y dos directivos de Gran Canaria. Los directivos de Gran Canaria se dirigieron a Manolo en plan ¿éste es el que hemos fichado?, al verse un tío de 2 metros si llega y gordito, no era lo que se esperaban en un momento. Manolo dice que cogió a los directivos, se los llevó a su casa y les puso todos los vídeos que tenía de Hopkins en plan «ESTE es el que hemos fichado». Ese año acabó como jugador más valorado de la Liga ACB.

Era la tercera temporada del cuadro amarillo en la ACB después del nuevo ascenso en el año 95, el club estaba intentando consolidarse y no ser el típico equipo ascensor,

Allí formaría trío de norteamericanos con John Morton (máximo anotador dos temporadas de la ACB) y Albert Burditt.

Llegaba con la difícil misión de sustituir a Shaun Vandiver, quien se iba a Estudiantes, menuda tripleta (Morton, Burditt y Vandiver), a quienes se les había bautizado como los 3 tenores.

Su debut en la Liga sería un 06 de septiembre de 1997, en la pista del Fórum de Valladolid, ganando de 13 puntos, contribuyendo con 24 puntos y 8 rebotes, con un impresionante 10/11 en tiros de dos.

Firmaría una temporada sobresaliente promediando 20 puntos y 8 rebotes en los 34 partidos disputados, con 11 dobles-dobles, estableciendo en 37 puntos y 16 rebotes sus topes ese año, destacando además su 63% en tiros de dos.

Fue elegido el mejor ala-pívot en la historia del club, por delante de Larry Lewis y Lou Roe.

Llamando la atención del Pamesa Cerámica (actual Valencia Basket), formando trío ese años con Rod Sellers y William Varner, debutando con derrota en la pista del Cáceres, a pesar de su gran partido, aportando 25 puntos y 8 rebotes, y un 71% en tiros de campo.

Firmaría otra gran temporada, promediando 16 puntos y 7 rebotes por encuentro, con 10 dobles-dobles, y un 57% en tiros de dos.

El equipo llegaría a 1/4 de final, cayendo ante el Caja San Fernando en una emocionante eliminatoria en cinco partidos, cuajando Hopkins una muy buena eliminatoria, aportando 17.6 puntos y 9.4 rebotes.

Esa misma temporada quedarían subcampeones de la Recopa de Europa, cayendo en la final celebrada en Zaragoza ante el Treviso por 64-60, en lo que era la primera temporada europea del equipo.

El equipo estuvo a punto de remontar 18 puntos al equipo dirigido por aquel entonces Zeljko Obradovic, Hopkins firmaría esa triste noche 13 puntos.

La siguiente temporada(1999-2000), llegaría al equipo Tanoka Beard, para reforzar la pintura, Hopkins seguiría en su línea regular, aunque bajaría un pocos sus prestaciones con respecto a otros años, promediando 14 puntos y 6 rebotes, unos números más que correctos, pero el equipo no firmaría una buena campaña, siendo eliminados a las primeras de cambio en 1/4 de la ACB por el Estudiantes por un contundente 3-0.

La siguiente temporada (2000-01) mejoraría sus prestaciones, firmando una muy buena temporada, promediando 16 puntos y 8 rebotes por partido, incluidos 13 dobles-dobles, con un 61% en tiros de dos.

Ello lo notaría y mucho el equipo, quedando en una meritoria quinta posición en la liga regular, aunque caerían en primera ronda de los PO por un 3-1 contra Unicaja, aún a pesar del enorme PO disputado por Hopkins, quien aportaría 19 puntos y 8 rebotes.

Hopkins entraría en la historia de la ACB, pues en la jornada 31 en un partido contra el Real Madrid conseguiría batir el récord de rebotes ofensivos(13), un récord compartido con Felipe Reyes y Salva Guardia.

Ese día cogería 21 rebotes, que para un jugador que no llegaba a los 2 metros ya os podéis imaginar el mérito que tiene.

La temporada 2002-03, Hopkins firmaría otra buena temporada, acreditando 15 puntos y 7 rebotes, con un 57% en tiros de dos.

El equipo volvería a quedar en quinta posición de la fase regular de la liga, cayendo nuevamente en cuartos de final, en este caso ante el Tau.

Hopkins estaría un poco más discreto en estos 4 partidos, firmando casi 13 puntos y 7.5 rebotes.

Volverían a rozar el título de la Recopa de Europa, pero otro equipo italiano, en este caso el Mens Sana Basket, se impondría en la final disputada en Lyon a los valencianos por 10 puntos. 

La siguiente temporada (2002-03) sería la última del norteamericano en Valencia, sin duda alguna su temporada más floja, bajando notablemente sus promedios (10 puntos y 3 rebotes).

Aún así, el conjunto taronja firmaría una de sus mejores temporadas, quedando segundos en la fase regular de la liga, tan solo a una victoria del FC Barcelona.

Llegarían a la la final de la misma, perdiendo por 3-0 ante el equipo de los Bodiroga, Jasikevicius, Fucka, etc,..el año en que loa azulgrana conquistarían el triplete.

Pero por fin, se sacarían la espinita clavada en la competición europea, conquistando por primera vez un título europeo, la Copa Uleb, a doble partido contra el KRKA Novo Mesto.

En julio de 2003, se ponía fin a su etapa como taronja, la condición de extracomunitario le había condenado a tal decisión, pues el club de la Fonteta andaba buscando un pívot alto para complementar a Oberto y Tomasevic, al equipo llegaría Dimosthenis Ntikoudis.

Ese verano firmaría por el Unelco Tenerife, en lo que era el debut del equipo en la ACB.

Este debut se producía un 04 de octubre de 2003, en el Tenerife Santiago Martín, ante 3500 espectadores, donde la pareja formada por Savane y Hopkins (15 puntos y 14 rebotes), resultaría determinante para conseguir la primera victoria en la liga ante el Capabro Lleida.

El equipo firmaría una notable temporada, quedando en la décima posición.

La temporada 2004-05 sería la última en el cuadro tinerfeño, el equipo no podría evitar el descenso, Hopkins firmaría 13 puntos y 6 rebotes.

Curiosamente esa temporada formaría pareja con Rod Sellers, jugador con el que coincidiría en su primera temporada en Valencia.

Se iría a jugar dos años a Valladolid, donde jugaría dos años, el primero con unas medias de 15 puntos y 6 rebotes, y la segunda 14 puntos y 5 rebotes, el equipo se salvaría del descenso este último año por los pelos, gracias a un triple empate del que saldrían victoriosos con el Vive Menorca y Etosa Alicante (equipo que finalmente descendería).

Tenía 34 años, cuando le llegaría la propuesta del Bruesa GBC, quien en aquel momento estaba en la liga LEB, y quienes tenían entre ceja y ceja ascender a ACB, siendo Hopkins una pieza muy importante por su experiencia, de hecho esa misma temporada lograrían ascender, aportando el de Baltimore 13.1 puntos y 5.9 rebotes.

La siguiente temporada bajaría sus prestaciones, aportando 8 puntos y 2 rebotes, en una buena temporada de los Guipozkoanos, quedando en una meritoria duodécima posición.

La 2009-10 sería su último año en el equipo, logrando mantener nuevamente la categoría, firmando 4 puntos y 2 rebotes. Esta misma campaña lograría la nacionalización.

Pero antes de retirarse aún le quedaría una última parada en su carrera profesional, lo haría en Santiago, en el Obradoiro, quien esa misma temporada había perdido la categoría.

Lograrían el ascenso, pudiendo así despedirse la siguiente temporada por todo lo alto en la ACB, además completarían una gran temporada, evitando el descenso, quedando en el puesto 13.

El club le retiraría el número 4, que sería con el que jugaría estas dos últimas campañas con los gallegos, un bonito gesto de mis paisanos.

Se ponía punto y final a una de las trayectorias más espectaculares de un jugador norteamericano en nuestra liga, fueron un total de 15 temporadas (13 en ACB y 2 en LEB).

456 partidos en ACB, con unos promedios de algo más de 13 puntos y de 6 rebotes, con un 57% en tiros de campo, o si se prefiere  más de 6.000 puntos, más de 2.800 rebotes.

En la actualidad figura en el puesto 17 de máximos anotadores y en el 8 de máximos reboteadores en la historia de la ACB.

Sin duda que estamos ante uno de los jugadores más profesionales que hayan pasado por la liga, todo un ejemplo, un jugador que se cuidaba muchísimo, y quien se definía como todo un currante dentro de este deporte.

Un tipo listo, que tuvo bien claro que nuestro baloncesto le encajaba perfectamente dentro de sus características, por ello que nunca se fuese a probar a otras ligas, y quien además supo ir evolucionando su juego y aportaciones en función de las necesidades de los equipos en los que estuvo.

Ya en sus últimos años, supo ir dando minutos de calidad, gracias a su experiencia y conocimiento del juego, siendo una pieza importante en el primer título europeo del Valencia Basket, o ayudando a ascender a la ACB a equipos como el Bruesa GBC u Obradoiro.

Después de retirarse de forma profesional del baloncesto, con 39 años, supimos gracias a su Linkedin, que reside en Hagerstown (Maryland), donde primero estuvo trabajando un par de años en una empresa llamada SAGA SPORT, realizando funciones como Scouting(Analizar jugadores de secundaria, universitarios y profesionales,
evaluar sus competencias, e identificar y reclutar jugadores profesionales).

Posteriormente otros dos años más como Director y Coach de un campus, llevando a cabo tareas de supervisión de las operaciones diarias ,hacer cumplir las políticas y procedimientos, control del presupuesto,  así como otras tareas más enfocadas al deporte del baloncesto como entrenar a equipos dentro del campus , coordinar programas de entrenamiento diario y dar conferencias motivadoras).

Entre 2015 y 2016 ejercería como entrenador de baloncesto en St James Academy, logrando el primer subcampeonato en la historia de la escuela.

Estos dos últimos trabajos serían compaginador con su labor como Director de baloncesto /Instructor trainer, en Bel Air Athletic, en Los Ángeles,  desarrollando funciones como mejorar la técnica y habilidades de los atletas,  así como su condición física y mental, organizar ligas de baloncesto para jóvenes y adultos, y diseñar programas personalizados de capacitación individual y grupal.

Y todo esto hasta 2016, fecha en la que se incorpora como Head Men Basketball Coach en Hagerstown Community College.

Pues ésta es la historia de uno de esos jugadores que los seguidores al mundo de la canasta en España no podemos ni debemos olvidar, todo un ejemplo de profesionalidad, quien sin llegar a los 2 metros supo hacerse un hueco dentro de la zona entre jugadores más altos y fuertes, demostrando que con trabajo y mucho esfuerzo también se pueden lograr grandes cosas.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial