Nostálgicos. Joe Meriweather, típico y añejo estilo americano con sabor a la NBA más épica. Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Joe Meriweather, típico y añejo estilo americano con sabor a la NBA más épica. Por Roberto González Rico.

@bertorrico

https://www.linkedin.com/in/roberto-gonzalez-rico/

Hoy en nuestra sección de Nostálgicos seguimos con otra de las peticiones realizadas durante esta semana, un jugador a quien solo pudimos disfrutar una temporada en nuestra liga, a la que llegó quizás un poco tarde (33 años), para disputar por cierto, la que sería su última temporada en activo, pues el verano siguiente colgaba las zapatillas.

Un jugador por cierto, tristemente fallecido hace poco más de 6 años, y del que nos han hablado maravillas sobre su persona, y como jugador, un superclase, elegido ni más ni menos que en la 1ª ronda del draft del 75, con el nº 11, por los Houston Rockets.

Pues allá vamos a recuperar la historia y recordar a Joe Meriweather, nacido en 1953 en Phenix City (Alabama), formado en la Universidad del sur de Illinois ( Carbondale), donde jugaría 4 temporadas con unos números más que notables( 19,6 puntos y 12,6 rebotes), que le valieron para ser elegido en ese puesto nº 11 del dratf, de hecho, forma parte de la historia de la Universidad, estando entre los 10 primeros jugadores en cuanto a anotación y rebotes se refiere.

Ello también le valió para ser seleccionado para jugar el campeonato del mundo con la selección de su país, en Puerto Rico, colgándose el bronce.

Su primera temporada en la NBA, en Houston fue bastante buena, superando los 10 puntos y los 6 rebotes, jugando 25 minutos por partido, siendo elegido en el mejor quinteto de rookies, junto a Alvin Adams, Lionel Hollis, John Shumate y Gus Williams.

 

Precisamente junto a éste último sería moneda de cambio, siendo traspasado ese verano a los Haws de Atlanta, donde jugaría sin lugar a dudas su mejor baloncesto, superando los 11 puntos y 8 rebotes por partido.

Pero a pesar de ello volvería a ser traspasado otra vez, en este caso a los New Orleans Jazz, adoptando en este equipo un rol meramente defensivo, gracias a su altura, largos brazos y que era un jugador muy inteligente, que se sabía posicionar muy bien tanto para el rebote como para taponar, de hecho esta temporada estaría en el top ten de máximos taponeadores, gracias a las 2.2 chapas que realizaba por partido.

Y vuelta a ser traspasado, ahora su casa sería la de los New York Knicks, donde jugaría dos temporadas, donde sería el relevo de un tal Bill Cartwright, consolidándose en ese rol de jugador defensivo, aportando algo más de 9 puntos,  de 5 rebotes y casi dos tapones durante dos años.

Corría el año 1980 cuando por fin pudo encontrar la estabilidad deportiva que tanto buscaba, de la mano de los Kansas City Kings, equipo en el que jugaría 5 temporadas, otra vez como pívot suplente, siendo su temporada más destacada dentro de esta franquicia la de 1982-83, donde fue titular, aportando 7,9 puntos y 5,4 rebotes.

Tras 10 temporadas en la NBA, decidía poner punto y final a su aventura americana, la cual podemos catalogar como correcta, 670 partidos, 22.1 minutos por partido, 8.1 puntos y 5.6 rebotes.

Como muchos otros jugadores por esos años puso rumbo al viejo continente, llegando a la Lega italiana, de la mano del Granarolo Bologna, jugando una temporada, en la que se iría a los 15.5 puntos y 8.3 rebotes.

Estuvo una temporada sin jugar debido a una Ley de la Lega , y al no poder renovar contrato en Bolonia y no tener tampoco ninguna oferta de otro país se pasó una temporada en blanco.

La siguiente temporada llegaría a la ACB, al Joventut de Badalona para hacer pareja con otro jugador mítico, con pasado también en la NBA como Reggie Johnson, en una jugada un poco delicada, por su edad y su inactividad, pero desde el club se comentaba de que llegaba en un buen estado físico.

El equipo de Badalona quería dar un salto cualitativo para poder asaltar el trono del Real Madrid y FC Barcelona, reuniendo a dos primeras rondas de draft, experimentados y con oficio.

Nostálgicos. Reginald Johnson. Porque el talento vale para todas las facetas de la vida. Por Roberto González Rico.

Su temporada con los verdinegros en cuanto a números fue muy buena, 15.9 puntos y 8.2 rebotes, incluso algún partido se fue a los 43 puntos, pero no cumplió con las expectativas que tenían desde el club, quizás como muchos otros jugadores ya llegaron al final de su carrera, se me viene ahora a la cabeza otro nombre como el de Fred Roberts, con un nombre hecho, y quizás no tuviera esa intensidad y ganas por ganar que sí tenían otros jugadores más jóvenes, ni tampoco fuese el líder que ellos querían, para que les guiase a los objetivos planteados.

Cabe decir, que ya llegó un poco mayor, y que a pesar de que en la parte de arriba era muy fuerte las piernas ya le flaqueaban, aparte su juego no encajaba con ese rápido y de contraataque que exigía la penya. Creo que fue otro perjudicado por ese dicho de más vale ser cola de león que cabeza de ratón, aunque en principio la estrella y quien debería cargar gran parte del liderazgo del equipo era Reggie Johnson.

Logró un subcampeonato de la Recopa, en una final perdida ante el Limoges, celebrada en Grenoble,  dejando durante este año alguna dosis de ese estilo de americano con clase, vaya que se notaba que era NBA de la épica, muy refinado eso sí, con unos movimientos muy precisos y elegantes,  y con unos brazos y envergadura importante que le ayudaba y mucho en la ejecución de esos preciosos ganchos con los que nos deleitó, parte también iba muy bien al rebote, sobre todo gracias a que sabía ganarse muy bien la posición en la zona.

Os dejo a continuación algunas anécdotas sobre su figura que seguro que no conocías:

  1. Fue el compañero de habitación de Carlos Ruf en la primera temporada de éste en la primera plantilla del equipo
  2. Llevaba un tatuaje en el hombro
  3. Ese tatuaje era una especie de alfa y omega, de una de esas hermandades norteamericanas
  4. Era una persona extremadamente educada y reservado
  5. Su mujer cantaba soul y lo hacía muy bien
  6. Sustituyó a otro jugador también fallecido (Mike Schultz)

Fue su última temporada en activo, decidió volver a su país, donde siguió muy vinculado al mundo del deporte, primero como entrenador y después como General manager de los Kansas City Mustangs, de 1992-95.

Posteriormente pasaría a ser entrenador de la Universidad de Park desde el año 1998.

También había empezado a desempeñar funciones como General Manager en una asociación de ayuda para los padres, en todo lo referente a la educación de sus hijos, hasta que el 13 de octubre de 2013 , a falta de 13 días para cumplir los 60 años fallecía repentinamente.

Un jugador que deja un gran recuerdo en los aficionados a este deporte y en nuestra liga, a pesar de que solo estuvo una temporada y no hubiese alcanzado los objetivos planteados, pero se le veía cara de muy buen tipo, un señor íntegro y con mucha clase, una pena…

DEP…Mr JOE.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial