Nostálgicos. Leon Wood. Uno de los primeros combo guards en la historia de la ACB.Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Leon Wood. Uno de los primeros combo guards en la historia de la ACB.Por Roberto González Rico.

 

https://www.facebook.com/roberto.gonzalezrico

@bertorrico

https://www.linkedin.com/in/roberto-gonzalez-rico/

Pues nada, aquí estamos otro día más, y hoy vamos a recuperar una de las historias más curiosas dentro del mundo de la canasta, la de un jugador que además tuvo el honor de formar parte de aquella mítica selección de los EEUU capitaneada por Michael Jordan y la cual  conquistaría el oro en los JJOO del 84 en Los Ángeles.

Otro gran fichaje de la secretaría técnica del Zaragoza, sin duda alguna uno de los mejores equipos que mejor trabajaba el mercado norteamericano, sobre todo en lo que a se refiere a la posición de escoltas, como es el caso de nuestro nostálgico.

No me ha parado a contar pero creo que no me equivoco si digo que ha sido el equipo de la ACB que más primeras rondas ha conseguido incorporar a sus filas.

Sin más,  hoy tengo el honor de presentaros a Osie Leon Wood II, más conocido como Leon Wood para los amigos, nacido en Columbia, Carolina del Sur, hace 58 años, y quien con sus 190 centímetros se desenvolvía en la posición de escolta.

Como curiosidad decir que según un estudio realizado el pasado diciembre situaban como la ciudad más segura de los EEUU, un título que ya habían conseguido también el año anterior.

Sus años de High School transcurrirían en la St.Monica Catholic, promediando en su última temporada 42 tantos por encuentro.

De donde pasaría a los Wildcats de Arizona en su etapa universitaria, con los que estaría un año, siendo transferido a la Universidad de Cal State Fullerton, para los que jugaría 3 temporadas.

Durante estas 4 temporadas firmaría 17.2 puntos y 6.7 asistencias, siendo la última la mejor de sus temporadas, promediando un total de 24 puntos y 6.3 asistencias.

Se mostraría como un muy buen anotador, y también como un buen asistente, de hecho la 3ª temporada, firmaría 11 asistencias por partido.

Se convertiría esa temporada, la 82-83, en el máximo asistente universitario, lo cual tiene más mérito, debido a que jugaba de escolta.

De hecho sigue siendo teniendo el récord de puntos en la historia de esta universidad. También poseyó el de puntos, hasta el año 2006, cuando sería superado por Bobby Brown, un jugador al que hace pocos años aún pudimos ver jugando en el Olympiakos.

Es uno de los pocos jugadores que tiene su número retirado, siendo incluido además en 2007 en el Hall of Fame de la universidad.

Durante la ceremonia dijo altamente emocionado que le había costado mucho en su momento adaptarse a la posición de base, y más cuando estaba destacando con unas medias de 36 puntos por partido.

Pero gracias a su inteligencia y comprensión del juego supo asimilar perfectamente también ese rol, convirtiéndose en un jugador mucho más completo y con más variantes en su juego.

Su primera temporada con los de Arizona no acabaría de ir del todo bien, a nivel individual apenas jugaría 9 minutos por encuentro, con unas cifras de 4.4 puntos y 1 asistencia.

El equipo quedaría eliminado en 2ª ronda tras perder con Ohio State, dentro de la conferencia West Region.

Su fichaje por la Universidad de Cal State sería todo un acierto , pudiendo demostrar el tipo de jugador ante el que estábamos.

Se convertiría en uno de los líderes del equipo y en la principal referencia ofensiva, aparte como comentamos más arriba de convertirse en un gran asistente.

No podría llevar a los titanes durante estos 3 años al torneo de la NCAA, aunque en 1983 si participarían en la NIT, cayendo curiosamente ante Arizona en 1ª ronda por 87-83.

Sus buenas actuaciones no pasarían desapercibidas, siendo seleccionado para disputar los Juegos Panamericanos de Caracas de 1983, torneo en el que los Americanos se colgarían el oro tras vencer en la final a la selección de Brasil.

Un torneo que supondría la primera aparición internacional de Michael Jordan, quien sin duda alguna sería la sensación del torneo.

Un equipo donde también estaban jugadores como Sam Perkins, Wayman Tisdale, Michael Cage, Mark Price o Chris Mullin, entre otros.

De hecho, sería elegido junto a alguno de estos  jugadores (Jordan, Perkins, Tisdale) más Akeem Olajuwon dentro del equipo All-American.

El siguiente año también formaría parte del equipo olímpico que se colgaría el oro en lo JJOO de Los Ángeles, equipo también comandado por Michael Jordan, en la final como ya sabéis se impondrían a la selección española.

En la final aportaría 6 puntos y 8 asistencias.

Con estas credenciales conseguiría una meritoria 10ª posición en el mítico draft del 84, siendo elegido por los Philadelphia 76 ers.

Firmaría por 4 temporadas con los de Philadelphia, a razón de poco más de un millón de dólares por cada una de ellas, pero su aventura apenas duraría una temporada y media, con unos pobres registros de poco más de 4 puntos y casi 2 asistencias en los 12 minutos que estaría en pista en los 67 partidos disputados.

Y es que la competencia era muy dura, el equipo en aquel momento tenía jugadores de la talla de Moses Malone, Maurice Cheeks, Julius Erving o Charles Barkley.

Allí coincidiría con otro viejo conocido de la ACB como Marc Iavaroni.

Como curiosidad comentar que su primer año en los Sixers presentaría una demanda ante la Asociación Nacional de Baloncesto, pues consideraba como un menosprecio que un jugador de primer nivel como era su caso, nº 10 del draft, cobrase tan solo 75.000 dólares, debido a que los de Philadelphia se habían acogido a la congelación de su límite salarial.

Se llegaría a un acuerdo por el que el jugador podría quedar libre tras esta primera temporada, aunque siempre sujeto al derecho de tanteo.

A mediados de la temporada 85-86 y por medio de un intercambio llegaría a los Bullets de Washington, donde lograría tener un cierto protagonismo, firmando 9.7 puntos y 2.7 asistencias, jugando cerca de 20 minutos por partido.

Esa temporada formaría parte del ALL-STAR participando en el concurso de triples ante la creme de la creme.

Observen la siguiente foto y se darán pronto cuenta a lo que me estoy refiriendo.

Sería por cierto el primer concurso de triples celebrado en la historia de la NBA, el cual ganaría Larry Bird, siendo el primero de los tres conquistados consecutivamente.

La siguiente temporada sería enviado a los New Jersey Nets, donde tampoco acabaría de asentarse, a pesar de que haría una temporada bastante correcta, 7.3 puntos y 4.9 rebotes en 22.8 minutos.

De donde pasaría a los San Antonio Spurs, siendo cortado tras 38 jornadas, a pesar de que sus números serían buenos (9.3 puntos y 4.9 asistencias en 22.8 minutos).

Finalizaría la temporada con los Hawks de Atlanta, jugando 14 partidos, sin apenas protagonismo, jugando algo más de 5 minutos por encuentro.

Después de unos años sin acabar de asentarse y tener continuidad en la NBA decidiría aceptar la propuesta del Cai Zaragoza, en otra de esas grandes maniobras de la entidad zaragozana.

Su fichaje sería avalado por el gran Lou Carnesseca, quien ofrecería al presidente por aquel entonces de la entidad zaragozana, José Luís Rubio, unos excelentes informes, los cuales sumados a lo que habían observado en las ligas de verano de los EEUU, llevaron a que el equipo maño se lanzase a por su fichaje.

Vendría a sustituir a Pete Myers, otro jugador con pasado NBA (San Antonio, Philadelphia), quien solo jugaría 4 partidos, y quien nunca acabaría de adaptarse al equipo maño.

El equipo saldría ganando, Wood formaría pareja con otra primera ronda del draft, como Mel Turpin, lográndose adaptar muy bien al equipo, firmando una magnífica temporada, promediando 19 puntos y 3 asistencias.

Junto a Turpin formaba sin duda alguna una de las mejores parejas de americanos de la liga, lástima que Turpin acabase diluyéndose y descentrándose con el paso de las jornadas, porque la verdad era una dupla increíble, si tenemos además en cuenta sus posiciones tan altas en uno de los mejores drafts de la historia, como  el del 84.

Nostálgicos. Mel Turpin. Todo un nº6 del famoso draft del 84. Por Roberto González Rico.

Mostraría una gran regularidad, mostrando además unos buenos % , marcando un tope de 35 puntos, en un partido celebrado en la pista del Cacaolat Granollers.

El equipo firmaría una muy buena temporada, finalizando en una meritoria 5ª posición en la fase regular, eliminando en 1/8 de final al Caja de Ronda, donde nuestro protagonista tendría una excelente actuación en los dos partidos de la serie, promediando 26.5 puntos, 4.5 rebotes y 3.5 asistencias, con un destacable 9/19 en lanzamientos de tres.

En las semifinales caerían por un contundente 3-0 ante el FC Barcelona, promediando casi 22 puntos por encuentro.

También caería ante el FC Barcelona en las semifinales de Copa del Rey, tras vencer en 1/4 al Caja de Ronda, con una sobresaliente actuación de nuestro nostálgico, quien les endosaría 44 puntos a los malagueños.

Por cierto, récord que le empataría precisamente la siguiente temporada, Mark Davis, aunque éste lo haría en la final, una final que acabaría cayendo del lado de los zaragozanos.

Nostálgicos: Mark Davis, el hombre de los 44 puntos. Por Roberto González Rico.

Se cerraba así la breve pero interesante historia de Wood en la ACB, donde además dejaría su huella en el All-Star celebrado en Zaragoza, quedando finalista en el concurso de triples.

Pero Wood seguía con la intención de poder ser un jugador importante en alguna franquicia de la NBA, así que se enrolaría en las filas del Santa Barbara Islanders, un equipo de la CBA con sede en Santa Bárbara, California.

Sería la primera y única temporada del equipo, la temporada siguiente desaparecían. Tuvieron un año muy bueno, siendo el mejor equipo debutante en la historia de la liga (37 victorias-19 derrotas), llegando a las finales de su conferencia, perdiendo ante los Rapid City Thrillers por 4-2.

Unos Rapid City Thrillers que perderían la final ante el equipo de La Crose Catbirds. Curiosamente por este equipo pasarían entre otros, dos jugadores que vestirían la camiseta del Zaragoza como Mark Davis o Andre Turner.

Wood sería pieza clave en esta buena temporada del equipo, promediando 23.1 puntos y 4 asistencias.

Como curiosidad comentar que tendría como compañero a otro viejo conocido de la afición española como Larry Spriggs.

Conseguiría un contrato nuevamente con los Nets, jugando 18 partidos, pero en los que apenas pudo hacer gran cosa, en los apenas 7 minutos que disputaba por encuentro.

Recalando la temporada siguiente en los Sacramento Kings, jugando un poco más, y también aportando más, 6.8 puntos y 4.1 asistencias. Serían sus últimos 12 partidos en la NBA.

Se cerraba, así de esta manera su aventura en la gran liga norteamericana, tan solo tenía 28 años.

En total serían 274 partidos de liga regular (6.4 puntos y 3.2 asistencias) y  9 de Play Off, en los que apenas tendría protagonismo.

Ese mismo verano se enrolaría en el Pallacanestro Varese de la Lega Italiana, quedando a tan solo una victoria de meterse en los Play Off por el título.

Jugaría 13 partidos, firmando 17.4 puntos y 2.6 asistencias, marcando un tope de 35 puntos.

A partir de aquí su carrera fue la de todo un trotamundos, jugando en diferentes ligas como la alemana (Gieben 46 ers), CBA (Rapid City Thrillers), francesa (Lyon Basket), otra vez la Lega italiana (Onyx Caserta), para poner punto y final a su carrera profesional en los Fargo-Moorhead Fever en 1994, un equipo éste último de la CBA, con sede en ese justo momento en Dakota del Sur, equipo en el que jugarían otros viejos conocidos de la ACB como Corny Thompson, Michael Young, o Elmer Bennett.

Un equipo que había ganado dos títulos de la CBA en la década de los 80, y el cual desaparecería unos años más tarde, tras un fugaz y poco rentable cambio de sede a México.

Como curiosidad comentar que se dijo que el que fuera meta de la selección mexicana de fútbol, Jorge Campos había jugado en este equipo, pero eso jamás pasaría.

Lo que sí pasaría, es que en esos años 90 varios jugadores de la NBA harían una gira por México para promocionar  los tenis Air Max 2 e invitaron a Jorge Campos a un partido celebrado entre estas figuras de la NBA y algunas como el caso de guardameta mejicano.

Una pena otra vez más, como pasaría con un gran número de jugadores el no poder disfrutarlo más años en la ACB, pues desde mi humilde opinión sería uno de los jugadores más elegantes y técnicos que hayan pasado por España, un jugador que tanto podía jugar de base como escolta, en lo que hoy se conoce como la figura del combo-guard.

Además se trataba de un jugador muy inteligente, y que se adaptaría no como muchos otros al baloncesto de la ACB, seguramente podría hacer una carrera muy estable e importante en España, y más con la aprobación años más tarde del tercer extranjero.

Un jugador cero egoísta que jugaba por y para el equipo, y que de que de haberlo sido un poco más, podría tranquilamente cada partido con 30 puntos, pero como hemos visto un poco más arriba, una de sus especialidades era el arte de la asistencia, en lo que era un auténtico maestro, aunque aquí no lo demostrase tanto, pues tenía otro rol diferente.

Tenía además una virtud muy grande que era la de crecerse ante los equipos más fuertes, de hecho recordadas son sus actuaciones contra el Real Madrid o el FC Barcelona.

Sería muy recordado especialmente un partido jugado en la cancha del Madrid, donde mantendría un espectacular duelo con Drazen Petrovic.

Perderían por un punto 117-116, anotando Wood 30 puntos, insuficientes antes los 42 del genio de Sibenik.

Tras colgar las zapatillas seguiría vinculado al mundo de la canasta, pasándose al mundo del silbato, donde es muy respetado.

Se convertiría de esta manera en el segundo ex jugador en convertirse en árbitro oficial de la NBA.

Comenzaría desde muy abajo (High School), para llegar en muy poco tiempo a la cima del arbitraje dentro de la NBA, de hecho en 1996 ya ejercería como árbitro en la gran liga, 24 años después aún sigue a ello.

Os dejo a continuación un relato que sacaba a la la luz pública hace 4 días en EL PERIMTERO, nuestro amigo y colaborador en el Diván del DeportistaÓscar Villares, un gran conocedor del baloncesto norteamericano.

León Wood, una entraña transición.

«Leon Wood había sido compañero de Jordan 12 años antes en el combinado olímpico que representó a Estados Unidos en los JJOO de Los Angeles. Era una situación bastante anómala.

Los Bulls saltaban a la cancha del United Center en un partido más de la temporada 95/96. Michael Jordan se fija en el trío arbitral y distingue una figura conocida, aunque no por ello dejaba de causarle un gran impacto. Se trataba de Leon Wood, que hacía las veces de árbitro de sustitución ante la huelga convocada por los oficiales de la NBA.

Leon Wood había sido compañero de Jordan 12 años antes en el combinado olímpico que representó a Estados Unidos en los JJOO de Los Angeles. Era una situación bastante anómala. Desde 1984 a 1991, Wood había vivido el baloncesto desde el otro lado del jardín, desde la perspectiva de jugador. Seis años de profesional en la NBA y uno intercalado en Europa, fue su bagaje como jugador.

Dos años más tarde de su retirada empezaba a oficiar partidos de high school, y en 1995 fue designado para arbitrar partidos de la NCAA. Como consecuencia de la huelga de árbitros de la NBA en la temporada 1995/96, Leon Wood fue escogido entre los árbitros sustitutos para pitar partidos de la mejor liga del mundo. Desde aquel momento hasta nuestros días Wood ha seguido arbitrando en la liga.

Encerrado en la habitación de un hotel, Wood conecta su portátil y trabaja durante más de dos horas revisando archivos de partidos que la propia NBA le envía para analizar. Repite esa escena de 20 a 22 días al mes en los que está fuera de casa. Es la parte más ingrata, la que ningún aficionado ve.

Lo hago por amor al juego– explicaba Leon Wood.

La suya fue una transición insólita: de jugador profesional a árbitro en las más altas instancias.

Su carrera universitaria pareció dar un pequeño paso atrás cuando pidió el transfer desde Arizona a Cal State, pero dio muestra de sus grandes habilidades. Todavía posee el récord de mayor promedio de puntos y asistencias en una sola campaña (24 pts en 1984 y 11 ast en 1983).

Eso le valió el derecho de participar en los trials en los que fue seleccionado por Bobby Knight para participar en los JJOO de 1984. Fue drafteado por los Sixers y tuvo el honor de formar parte de una plantilla en la que estaban grandes jugadores como Julius Erving, Moses Malone, Maurice Cheeks, Andrew Toney o Charles Barkley, otro novato.

Pero su carrera fue inconstante: varios equipos con un rendimiento irregular. Acabó convirtiéndose en un trotamundos de la liga. Tomó la decisión de abandonar de forma prematura su carrera tras alguna experiencia en Filipinas y en la CBA, para poder continuar con su vida.

Un amigo le “engañó” para que arbitrara partidos de High School, y sin darse cuenta se vio sumergido en una nueva profesión. Su siguiente paso fue arbitrar partidos de la NCAA y la CBA, hasta que llegó la oportunidad de saltar a la NBA de forma coyuntural.

Así explicaba León Wood la profesión de árbitro:

El arbitraje es un arte sutil y muy poco apreciado. El baloncesto es un deporte una gran variedad de juicios y con muchos matices, lo que lo convierte en una disciplina muy difícil de dirigir. Los errores son intrínsecos en el ser humano y como tales son parte de la profesión. Hay que asumirlos y seguir adelante con honestidad y humildad. También entran otros aspectos en juego como el temperamento de los jugadores, entrenadores y aficionados y los juicios paralelos de la prensa. En un partido bien arbitrado nadie se acordará nunca de los árbitros. Somos colectivo que huye de la fama porque eso significa que estaremos haciendo bien nuestro trabajo“.

Leon Wood fue un hombre que se ganó el respeto de todos aquellos con los que compartió vestuario y profesión. Era habitual ver a jugadores como Patrick Ewing o Chris Mullin hablar de él con cariño. En cierto modo su etapa como jugador profesional le otorgó un punto de vista o una óptica que otros árbitros no poseen. El hecho de que no sea uno de los árbitros más mencionados, habla muy bien de su labor». Óscar Villares en EL PERIMTERO.

Sigue luciendo una gran figura, muy atlético como siempre, cuidándose mucho, y es que su trabajo  requiere estar en una buena forma física.

Antes de finalizar y también como anécdota comentar que en 1998 sería elegido en el salón de la fama del deporte del condado de Orange en California, y que este pasado enero sería elegido también como finalista para ser incluido dentro del salón de la fama del Sur de California.

Se me olvidaba, ya entrando en eso del cotilleo que está casado, y que tiene dos hijos ya mayorcitos, una hija que debe andar ya para los 30 años y un hijo que estará en torno a los 25.

Saludos y espero que os haya gustado esta historia, hasta otra…

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial