Nostálgicos: Maceo Baston. El Anthony Randolph de la primera década de siglo

Nostálgicos: Maceo Baston. El Anthony Randolph de la primera década de siglo

Roberto González Rico

El Diván del Deportista

@bertorrico

madison

Ayer viendo el partido entre FC Barcelona y el Real Madrid,  y viendo la soberbia y descomunal actuación del equipo blanco, especialmente de Anthony Randolph no sé porque se me vino a la cabeza un jugador al que me gustaría recordar en esta sección de nostálgicos.

Hablamos de Maceo Demond Baston, nacido en Corsicana (Texas), hace ahora 40 años y sin duda alguna se trata de uno de los mejores americanos que han pasado por el viejo continente en lo que va de siglo, hablando en términos generales, salvo alguna excepción que no hace falta recordar aquí.

Jugó durante 4 temporadas con los Wolverines de la Universidad de Michigan,  con los que consiguió ganar el NIT en 1997, donde promedió 10,7 puntos y 6,6 rebotes por partido.

Elegido por los Bulls en el año 98, en segunda ronda del draft con el número 58, no puedo hacerse un hueco en la liga norteamericana, por lo que no se le pensó dos veces y decidió saltar el charco,  previo paso de dos años en la CBA, primero con destino a Italia, y después a España, adonde llegó en la temporada 2001, de la mano del Joventut de Badalona, con los que jugó dos temporadas, disputando un total de 50 partidos, acreditando 15.6 puntos y 6.6 rebotes por partido.

Pero más allá de las estadísticas que estuvieron muy bien, siendo además un jugador muy regular, destacaba por su capacidad atlética, destacando su gran facilidad para machacar el aro cada vez que le dejaban abiertas de par en par las puertas que daban al carril central de la zona.

1284058533_0

Ahora bien su salida no fue lo más elegante posible, dándole la baja el conjunto de Badalona en febrero de 2003, tras una espantada de tres semanas a EEUU sin permiso del club. alegando problemas personales (enfermedad de su padre). Fue sustituido por Paul Shirley.

Un par de semanas después fichaba por los Raptors de Toronto, donde solo jugo 16 partidos, para nuevamente volver a tierras europeas, de la mano del Macabbi Tel Aviv, donde jugó durante tres temporadas, formando parte de esta gran etapa del equipo macabeo en la que ganaron dos euroligas, siendo una pieza clave y pasando a formar parte de la historia de este club.

52175241

Pero no contento y seguro que con ganas de demostrar que tenía un sitio entre los más grandes, decidió volver a la NBA, esta vez de la mano de Indiana Pacers primero, Toronto Raptors y nuevamente Indiana, pero con más pena que gloria, acreditando unos pobres 2,7 puntos y 1,7 rebotes.

Y así en 2010, y ya en la cuesta abajo de su carrera, decide emprender nuevamente la aventura europea, esta vez en Ucrania,  para volver nuevamente a España, para jugar en la Liga LEB ORO de la mano del Obradoiro,  y donde tras la disputa de tan sólo dos partidos oficiales en los que firmó unos números de 4 puntos y 1,5 rebotes en 15 minutos de juego, llegó a un acuerdo con el club gallego para rescindir su contrato.

s14s0037

Decidió volver a Israel, pero sus mejores años ya habían pasado, así que con 35 años decidía poner fin a una carrera más que buena, aunque con algunos lunares, pero que no empañan las grandes actuaciones con las que nos ha obsequiado el bueno de Maceo.

Sobre las últimas noticias que teníamos al respecto de este jugador, en un artículo escrito en la página el obra tiene historia, nos hablaban de los 3 ejes que formaban parte de su vida en la actualidad. basket, pastelería y su hijo.

«Sobre la que es su nueva vida contaros que lo último que sabíamos al respecto era que se había pasado al negocio de los cupcakes, en  Royal Oak, un suburbio al norte de Detroit, donde regenta una pastelería situada en el 304 de S Main Street.

TASTE LOVE CUPCAKES es el nombre del establecimiento pastelero que en 2011 montaron Maceo Baston, su pareja (Yolanda Baston) y una socia capitalista (Michelle). Parece que el negocio va viento en popa y su pastelería no solo es una referencia en Royal Oak, sino que incluso ha participado en un curioso programa de televisión denominado Guerra de cupcakes  que en España se podía ver en el canal Divinity y que en Estados Unidos causó un gran furor.

yolandaemichelle

Parece ser que la idea de montar Taste Love Cupcakes surgió después de que Baston participase en el programa que desarrolla la NBA para que los exjugadores no se arruinen cuando dejan las canchas. Se trata de ayudarles a poner en marcha nuevos proyectos, y en este caso todo ha salido bien. La pastelería no solo funciona en el entorno, sino que incluso se están planteando expandirse por otras zonas de Estados Unidos. Una de ellas podría ser Texas, donde el jugador tiene familia. O Carmel, el barrio al norte de Indianápolis en el que vivió mientras jugaba en los Pacers.

La aventura empresarial no parece irles mal. Además de la amplia variedad de cupcakes que ofrecen a sus golosos clientes, la participación en el programa Guerra de cupcakes les puso en el mapa. Y no solo eso. Su presencia en el concurso fue todo un éxito y se llevaron un premio de 10.000 dólares. Lo que sueña cualquier emprendedor, vaya. El programa puede consultarse en Youtube. No se recomienda su visionado en horas previas a la comida o la cena.

taste-love2

Pero más allá de los cupcakes, Maceo Baston sigue vinculado al baloncesto como han hecho otros tantos jugadores tras dejar las canchas. Actualmente trabaja en el desarrollo de jugadores jóvenes, entre ellos su propio hijo, Maceo jr. El pequeño de los Baston defiende la camiseta del colegio Detroit Country Day School (en la camiseta se ven las iniciales DCDS), es un 1-2 que mide 6-6 y evidentemente se parece muy poco a su padre en el estilo de juego. Todavía está en edad junior. Queda por ver si seguirá los pasos de su progenitor y continúa sus estudios en la Universidad de Michigan.

Pero más allá de los cupcakes, Maceo Baston sigue vinculado al baloncesto como han hecho otros tantos jugadores tras dejar las canchas. Actualmente trabaja en el desarrollo de jugadores jóvenes, entre ellos su propio hijo, Maceo jr. El pequeño de los Baston defiende la camiseta del colegio Detroit Country Day School (en la camiseta se ven las iniciales DCDS), es un 1-2 que mide 6-6 y evidentemente se parece muy poco a su padre en el estilo de juego. Todavía está en edad junior. Queda por ver si seguirá los pasos de su progenitor y continúa sus estudios en la Universidad de Michigan.

maceobastonjr

Maceo Baston asegura que su primer amor (en lo deportivo) fue el fútbol americano. Ahora lo está del basket y ve en la figura de su hijo «el jugador que yo quería ser«. Es de suponer que se referirá a la posición en la pista, porque para igualar el brillante palmarés de su padre lo tendrá complicado»

Os dejo un vídeo donde podéis comprobar sus enormes cualidades físicas:

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial