Nostálgicos. Mike Schlegel, lo más parecido a Larry Bird que pasó por nuestra ACB . Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Mike Schlegel, lo más parecido a Larry Bird que pasó por nuestra ACB . Por Roberto González Rico.

@bertorrico

Hoy en os hablaré de una de mis debilidades, un jugador al que siempre vi, y salvando las distancias como el Larry Bird de nuestra ACB.

Mike Schlegel, un alero de 2,03 metros capaz de rebotear como un 5, postear como un 4, tirar como un 3, corre al contrataque como un 2 y asistir como un 1, era un jugador mutifunción y muy polivalente, callado, y que parecía que no estaba en la cancha, pero al que examinar sus estadísticas tras finalizar el partido pues te había metido 20 puntos y cogido 8 rebotes, y tan tranquilo y sin apenas sudar.

Mike, nacido en Long Island el 10 de julio de 1963 , llegó un poco de rebote a esto del baloncesto, pues en su etapa universitaria había jugado al fútbol americano en la posición de quaterback, pero viendo su altura, liderazgo, capacidad de trabajo y su enorme competitividad rápidamente fue llamado por la Virginia Commonwealth University.

 

En esta Universidad pronto empezó a destacar, jugando en la posición de pívot, y donde su falta de altura la compensaba con inteligencia y dureza.

Cuatro temporadas jugó para esta Universidad, superando los 1000 puntos y rozando los 800 rebotes, llevando al equipo a tres finales seguidas en el torneo final de la NCAA.

Fue elegido en 5º ronda de 1985 por los New York Knicks.

No pudo hacerse hueco en la NBA, como otros muchos, por lo que este bigotudo, con cara de vaquero decidió probar suerte en la liga Suiza, de la mano del Lugano, tenía 22 años, donde jugaría una temporada para al año siguiente enrolarse en las filas del Ferro Carril Oeste argentino donde también jugaría una temporada, hasta que la temporada 1986-87 fue reclutado por el Tradehí Oviedo, que militaba en 1ªB.

En la liga argentina dejó una excelente impresión, consiguiendo ser campeón de la LNB, siendo MVP de las finales y subcampeón de la Copa William Jones, donde cayeron contra el Zalguiris de Sabonis, pero donde su buena actuación hizo que se fijaran en él, como fue el caso del Tradehí.

Allí se convirtió en una figura clave del equipo, de la mano de Javier Casero, su gran descubridor y quien no dudaría en llevárselo a Ferrol al año siguiente.

He aquí un servidor que tuvo la enorme suerte de poder disfrutarlo tardes-noches de sábados y mañanas de domingos, de un equipazo que era por aquel entonces el Oar Ferrol, ya no solo por el juego desplegado junto a los AldreyAllerJuane o Lavodrama, sino por la sapiencia e inteligencia baloncestística que atesoraban.

Junto a este elenco de jugadores logra el tan ansiado ascenso, y es aquí donde ya vamos viendo la evolución de Mike hacia el puesto de 4.

Y así se produce su debut en la máxima competición nacional, era la temporada 1988-89, firmando 25,8 puntos y 11 rebotes, destacando su gran regularidad, como demuestra el hecho de que nunca bajaría de 12 puntos, con un 64% en t2 y 41% en t3.

Schlegel engañaba y mucho con esa pinta de jugador tan poco común, pero vaya como jugaba, era capaz de hacer de todo y bien, cada partido era puro caviar para el espectador, un verdadero lujo, y eso que no hacía mates ni ponía los gorros que contra tablero nos obsequiaba su compañero Anicet.

Su notable temporada y los 40 puntos que les endosó le llevarán a fichar la temporada siguiente por el Collado Villalba, formando pareja con Lance Berwald, firmando 24 puntos y 8 rebotes, con un 58%t2 y repitiendo el 41%t3 de la temporada anterior.

Ello hace que en León se fijen en él, incorporándole a su plantilla la temporada 90-91 y donde se iría a los 23.3 puntos y 8.9 rebotes, convirtiéndose en una los referentes del equipo junto a Xavi Fernández.

Una vez más muestra esa regularidad, marca de la casa, donde nunca bajaría de los 15 puntos.

 

Aún recuerdo un partido jugado contra el Valladolid, donde se jugaron dos prórrogas, jugando el bueno de Mike 50 minutos, firmando 35 puntos y 14 rebotes, para una valoración de 50.

Su enorme temporada y quizás el partido comentado hacen que sea fichado por el Valladolid, donde el gran Sabonis, dentro de un megaproyecto en el que incluso la primera temporada de las dos que jugaría para los de Pucela llegan a semifinales de la Copa Korac, cayendo ante el Messagero de Radja y Mahorn.

En esta primera temporada firma 22 puntos y 8 rebotes, destacando su citada regularidad y esa polivalencia que tanto le caracterizo.

En el segundo año se va a los 19 puntos y 8 rebotes, manteniéndose sobre el 60%t2 y el 35-40% en t3.

En las dos temporadas promedió 20 puntos y 8 rebotes, dejando buena muestra de un tiro de media distancia sensacional, así como un notable aporte en el rebote defensivo. Fue el máximo anotador en las dos temporadas que jugó para los de Pucela.

Pero el megaproyecto se desinfló, es lo que tiene el querer hacerse un hueco entre los grandes (que se lo digan por ejemplo al Akasvayu Girona) , y de manera que no entendí y que no sé si algún día entenderé se fue a Francia a jugar en el Pau Orthez.

Era el verano de 1993, ese verano en que un servidor soñaba día tras día en verlo jugar en el Barcelona, y adonde llegaría finalmente Fred Roberts.

En Francia formaría dupla con otro ilustre de nuestra liga, Darrel Lockhart, pero de forma misteriosa es cortado a mediados de temporada, a pesar de los 19 tantos que estaba firmando por encuentro. Su sustituto fue otro viejo conocido de la afición española como Harold Pressley

Como dicen que no hay mal que por bien no venga, ello propició la ocasión de verle nuevamente en nuestra liga, de la mano del Estudiantes, adonde con la liga ya arrancada, para intentar tapar el enorme hueco dejado por el Oso Pinone.

Llegó al equipo para sustituir la apuesta fallida con Oupenski, formando tripleta con Cvjeticanin y Sanders.

Su valor por aquel entonces rondaba los 300.000 dólares (33 millones de las antiguas pesetas)

Pero Mike no pudo mostrar esa regularidad que le caracterizaba, contagiado por un equipo que vivía tiempos convulsos y de inestabilidad, acabando la temporada en unos promedios bastante bajos para lo que acostumbrado en él, 13 puntos y 4 rebotes.

Fue su última experiencia en ACB, y en la que en 216 partidos firmó 21.4 puntos y 8.2 rebotes, para 21.9 de valoración.

Pero tampoco llegar a entenderlo muy bien los motivos Mike decide dejarlo esa misma temporada con 31 años, yo sinceramente pienso que aún le quedaban un par de años bien a un alto nivel, pues su juego basado en la inteligencia, posición y tiro es de esos que envejecen bien, quizás ya no como un referente, pero sí como un buen complemento para aportar su gran experiencia.

Una pena, siempre me quedó esa espinita clavada de verlo en un equipo grande, creo que calidad le sobraba y méritos había hecho, de hecho cada verano sonaba para uno de los grandes, pero entre unas cosas y otras nunca acababa de dar el salto.

Y también verlo hacer carrera, no estando un año aquí, otro allá, otros dos aquí, creo que eso hubiese sido lo suyo, pero todos sabemos que fueron tiempos, salvo alguna excepción donde hubo mucha rotación de equipos por parte de los americanos y jugadores del este que iban viniendo a nuestra liga.

Y es que la vida es muy injusta y en su caso más como luego veremos.

Tras colgar las zapatillas, Schlegel abrió, junto con dos socios, un restaurante en Cocoa Beach, uno de los lugares más turísticos de Florida. Tras un par de años vendió su parte y volvió a Long Island para juntarse con su padre en la empresa de construcción de éste.

Hasta que un 1 de abril de 2009, cuando contaba 45 años moría víctima de una terrible enfermedad, una verdadera pena, pues se nos iba sin lugar a duda uno de los mejores jugadores de finales de los 80 y primeros 90 de la ACB, y por lo que cuentan un gran tipo, como demuestran todas las palabras vertidas por entrenadores, compañeros y los sentidos homenajes realizados en las ciudades donde jugó.

DEP…

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial