Nostálgicos. Mike Harper. Menuda dupla con Eddie Phillips. Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Mike Harper. Menuda dupla con Eddie Phillips. Por Roberto González Rico.

 

 

 

@bertorrico

https://www.linkedin.com/in/roberto-gonzalez-rico/

Seguimos con más historias, rescatando del baúl de los recuerdos a jugadores que contribuyeron a hacer grande la ACB, y que no caigan en el olvido, pues se debe en gran parte a ellos que hoy en día tengamos la liga que tenemos.

En los 80 llegaban sobre todo americanos, y de los buenos, jugadores que no podían hacerse un sitio en la NBA y cogían las maletas, algunos volvían a EEUU después de un tiempo, pero otros ya se quedaban en Europa, haciendo carrera, por suerte para todos aquellos que estábamos descubriendo este deporte, quizás sin ellos, mi afición y la much@s de vosotr@s no sería la misma.

Sin más tiempo que perder vamos al lío y a contar la historia de quien formó junto a Eddie Phillips una de las mejores duplas en la historia de la ACB, os hablo de Michael Edward Harper (Mike Harper), un espigado jugador de 208 centímetros, nacido hace ahora 62 años en Chicago (Illinois), y quien se desenvolvía en la posición de pívot.

Formado en la universidad de North Park (Illinois) donde se graduaría en 198o  durante los 4 años que jugó para esta universidad firmaría 18.4 puntos y 11.6 rebotes,    siendo elegido en el draft de ese mismo año por los Portland Trail Blazers, en tercera ronda con el número 56, por detrás de otros ex ACB como Wayne Robinson otro ex Caja Canarias como Kurt Nimphius, quien además sería su sustituto o Brad Branson y por delante de Clarence Kea. 

Harper jugaría dos temporadas con los de Oregón, en las que promediaría 5 puntos y 3.5 rebotes en los 15.4 puntos disputados, la segunda temporada sería bastante mejor que la primera (6.8 puntos y 5 rebotes en 21 minutos), pero Mike quería ser importante , y aunque podría tener un rol secundario interesante en la franquicia, decidiría emigrar a Italia, y es que la lira en esos años mandaba mucho.

Lo haría para enrolarse en el Triestre donde haría pareja precisamente con Wayne Robinson, uno de los americanos más queridos de la ACB, y quien posteriormente haría una bonita carrera en nuestro baloncesto.

Allí estaría una temporada, fichando la temporada siguiente por el Libertas Forlì también de la Lega italiana.

Nostálgicos: Wayne Robinson, amo y señor de la zona.Por Roberto González Rico.

Dos temporadas serían las que estaría en total en el baloncesto transalpino, logrando unas medias de casi 20 puntos y de algo más de 9 rebotes, mostrando además una gran capacidad de intimidación, convirtiéndose en un gran taponador como luego veríamos en la ACB. 

Antes de recalar en España jugaría dos temporadas en la liga francesa, en el Antibes, para llegar en el verano de 1986 a la ACB.

Sería una temporada sobresaliente para los canarios, quienes quedarían sextos en la liga regular, quedando eliminados en 1/4 ante el Ron Negrita Joventut.

Un gran equipo el canario, con gente como Germán González, Salva Díez, Matías Marrero, Manuel de las Casas y ésta impresionante pareja de norteamericanos.

Su debut en la ACB se produciría el 13/09/1986 en un partido disputado ante la afición canaria, y en el que vencerían al Oximesa por 27 puntos, aportando 18 puntos y 13 rebotes y 2,7 tapones.

Firmaría 15 dobles-dobles, fijando su tope en 36 puntos en un partido disputado en el Palau ante el Barcelona, y en el que Eddie Phillips anotaría 38 puntos (entre ambos casi un 79% de la anotación), y en 17 capturas en un partido en casa ante el TDK y de 9 chapas, en un partido ante el Cacaolat en casa, en el que Eddie se iría hasta los 53 puntos.

La dependencia del equipo en el aspecto defensivo sobre estos dos jugadores era tremenda, valga un dato, entre ambos anotarían 1732 puntos de los 3118 de su equipo en el total de la temporada (55,55%), ese año el equipo firmaría 94,5 puntos por partido, una auténtica barbaridad, y en gran parte motivado por esta dupla.

Eddie sería con diferencia el máximo anotador de la competición con más de 30 puntos y el tercer máximo reboteador, siempre muy bien secundado por su lugarteniente Harper, quien además de aportar en ataque y defensa le hacía el trabajo oscuro para que Eddie se pudiese lucir.

Nostálgicos. Eddie Phillips. Pecados de juventud que pueden arruinar una carrera deportiva. Por Roberto González Rico.

La temporada 87-88 se presentaba muy optimista para el club canario, quienes contaban con un quinteto espectacular, además de contar con esta pareja un año más, para muchos eran sin duda alguna la mejor pareja de la ACB, pero ni Mike ni Eddie finalizarían la campaña, Mike duraría 14 partidos, en los que promediaría 17 puntos y 9 rebotes, los mismos que Eddie, quien estaba promediando 29 puntos y 7 rebotes.

Un equipo donde estaban un tal Carmelo Cabrera(un mago del basket canario), Salva Díez( un grandísimo defensor, que lo daba todo en la cancha y también buen pasador), Germán González( un alero al que se le caían los puntos de las manos), más Eddie y Mike.

Serían sustituidos por Ricky Winslow y Kenny Perry, dos jugadores de perfil más bajo, pero que miraban más de jugar por y para el equipo, y si a ello le añadimos la base nacional del equipo, que ya llevaba unos cuantos años jugando juntos, hicieron que volvieran a firmar una temporada de ensueño, finalizando otra vez sextos, quedando eliminado otra vez en 1/4 de final, esta vez por el Cai Zaragoza.

Nostálgicos: Rickie Winslow, 9 mates en un partido y tan tranquilo.Por Roberto González Rico.

Una verdadera pena, pues sin duda que éramos unos privilegiados al poder seguir las evoluciones de estos dos jugones cada fin de semana, pero una noche de fiesta en un garito llamado Las Américas al bueno de Eddie, quien celebraba su 26 cumpleaños se le dio por sacar una pistola, y Mike que también estaba por allí acabó también pagando.

Fueron un total de 46 partidos en la ACB, con unos guarismos de 19.5 puntos 9.8 rebotes y 2.6 tapones.

Lo dicho, una auténtica pena, creo que Mike hubiese sido un histórico de nuestra liga de haber podido seguir más años, lástima como en el caso de nuestro último nostálgico, Mike Schultz, de haber llegado un poco tarde (29 años) a la ACB, y de tener la mala suerte de aquel incidente, donde él solo estaba por ahí.

Después de ello dejó la práctica profesional del baloncesto, contaba solo con 30 años, mudándose a Portland, en el área de West Lin, donde dirige una fundación llamada Grassharper.

Nos enteramos de que hace unos años era entrenador asistente en Lewis and Clark College, anteriormente lo había sido en la Portland University, y por cierto no lo estaba haciendo nada mal, desconozco si en la actualidad sigue desempeñando esa labor. Además, había estado realizando tareas como entrenador y mentor de atletas en la escuelas de secundaria de FranklinValley Catholic y Riverdarle.

Y que guardaba un muy buen recuerdo de su etapa en España y en Canarias, donde seguramente que podría haber hecho carrera, donde su mujer Lisa y él se sentían muy a gusto.

Como comentaba anteriormente está trabajando en proyectos benéficos, estando muy implicado en proyectos sociales y educativos, con la misión de mejorar la habitabilidad, la calidad de vida y el espíritu de todas las personas con las que tiene contacto.

También se le había dado por el tema de los seguros de automóviles, trabajando en State Farm, la cual es la empresa de seguros más grande de EEUU. Su trabajo en este campo consiste  en ayudar a las personas a manejar los riesgos de la vida cotidiana, recuperarse de lo inesperado y realizar sus sueños.

Seguramente que los 6 años que estuvo jugando en Europa le sirvieron como una buena filosofía para posteriormente implantarla en los equipos de trabajo que tuvo bajo sus órdenes.

Harper también ha estado muy activo en la comunidad como empleado, empresario y portavoz del distrito escolar de Portland. Era miembro activo de Southwest Rotary. También supimos que era comisionado de la Comisión de Niños y Familias del Estado de Oregón y miembro de la Junta de la Fundación de la Universidad de Western Oregón.

Ésta es la historia de este gran jugador, quien quedó un poco tapado por Eddie Phillips, dejando un gran sabor en la afición canaria, destacando por su capacidad reboteadora, intimidación, y por sus dosis de espectáculo, de hecho podíamos verlo casi todos los fines de semana en el top de mejores jugadas y hasta creo que participó en el concurso de mates de 1987 celebrado en Vigo.

Un jugador que forma parte de la historia del club amarillo, llevándolo a disputar la fase final de la Copa del Rey, disputándole al Joventut el pase a semifinales, haciéndolo sufrir hasta el final, y donde nuestro protagonista anotaría 25 tantos, aquello supuso un auténtico hito para el club.

Y también pondría su granito de arena en la clasificación del equipo para la Copa Korac la temporada 88-89, pues disputaría 14 partido antes de ser cortado la temporada anterior, una Korac donde caerían en segunda ronda ante el Maes Pils de Bélgica, por un apretado 165-169, eliminatoria a doble partido.

Espero y deseo que le vaya muy bien al bueno de Mike, se le ve un muy buen tipo, y la verdad es me sabe muy mal que muchos le recuerden por ese incidente y no por su trayectoria dentro del deporte de la canasta.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial