Nostálgicos. Greg Stewart. Preciso y estable como el mejor de los ajedrecistas. Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Greg Stewart. Preciso y estable como el mejor de los ajedrecistas. Por Roberto González Rico.

@bertorrico

https://www.linkedin.com/in/roberto-gonzalez-rico/

Seguimos en esta semana bastante productiva en lo que a reportajes se refiere pues en algo hay que invertir el tiempo, y para mí no hay nada mejor que ponerse aquí ante el teclado y empezar a escribir sobre esos jugadores que marcaron mi niñez, mi infancia, y que me conectan con ese pasado nostálgico que me hacen recordar lo que fui y parte de lo que soy, eran tiempos felices, muy felices.

Pues allá vamos a recordar otra triste historia, de un jugador que jugó casi prácticamente toda su carrera profesional en el baloncesto español, donde se jubilaría con 40 años.

Gregory Everett «Greg» Stewart Nichols, nacido en Nueva York en septiembre de 1960, y que con sus 204 centímetros se desenvolvía en la posición de pívot.

Se formaría en la Universidad de Tulsa (Oklahoma), donde jugaría dos buenas temporadas, promediando 14 puntos y 6.6 rebotes.

Con la Universidad de Tulsa lograría ser campeón del NIT (National Invitation Tournament) , el cual era un torneo muy prestigioso a nivel universitario, tras imponerse a Syracuse por 2 puntos, y donde Stewart sería nombrado MVP.

En Tulsa jugaría con Paul Pressey (jugador que tiene retirada su camiseta en esta universidad), padre de Phill Pressey, actual jugador del Estudiantes y con pasado azulgrana.

Sería elegido en 4ª ronda del draft con el número 92 por los Boston Celtics, una posición relativamente baja,  por detrás de viejos conocidos de nuestra liga como Eddie Phillips, Fred Roberts, Wallace Bryant, Linton Townes, Audie Norris, Kevin Magee, Corny Thompson, Joe Kopicki o Chuck Aleksinas, casi nada.

Y es claro poder jugar en esos años en los Celtics con gente como Bird, Mchale o Parish, era una misión casi que imposible, y es que allí había mucho nivel.

Desde mi modesta opinión creo que ha sido uno de los mejores drafts para la ACB, pues sin duda alguna están 5 de los mejores americanos que hayan jugado en España.

Viendo su posición en el draft decidiría coger las maletas llegando España para enrolarse en el CAI Zaragoza (sería su primer año bajo este patrocinio,  sería la última temporada de lo que antes se conocía como Liga Nacional, pues la temporada siguiente ya pasaría a ser la ACB.

Sería una buen año para el equipo, quedando en una meritoria cuarta posición.

Curiosamente Kevin Magee, también tristemente fallecido sería su sustituto  en Zaragoza.

Nostálgicos. Kevin Magee. En el olimpo de los elegidos. Por Roberto González Rico.

Allí fue donde se presentaría en sociedad ante la afición española, donde el buen año realizado llamaría la atención de Aíto García Reneses, quien  quedó prendado de su rapidez y elegancia, pues aunque era un jugador con un buen físico, también poseía unas buenas habilidades técnicas.

En Zaragoza se había mostrado como un jugador muy regular, creo su menor anotación son 12 puntos en toda la temporada, y casi siempre respondía a lo que se pedía de él.

Aíto había llegado justamente ese verano al Joventut Massana (Joventut de Badalona), y veía en el neyorkino el complemento perfecto para Andrés Jiménez, quien también llegaría ese mismo verano a Badalona.

Ello propició que la siguiente temporada, que sería histórica, pues sería la primera de la ACB Stewart llegara a Badalona, formando pareja primero con Walter Jordan y David Russell (un jugador en las antípodas de Stewart), éste último también neyorkino, y quien sin duda sería un de los jugadores que darían brillo y esplendor a la competición.

 

Su debut en ACB se produciría un 11 de septiembre de 1983 (diada de Cataluña) en un partido celebrado en el viejo pabellón de Ausiàs March ni más ni menos que contra el FC Barcelona, a los que vencería por 5 puntos, aportando el bueno de Greg 14 tantos y 9 rebotes.

Cuajaría una buena temporada, se trataba de un jugador muy regular y bastante fiable, era bien raro verle realizar un partido malo, era de los jugadores que siempre aportaba sus cosas, finalizando esa temporada con unos registros de 16 puntos y 8 rebotes.

Se convertiría en la principal referencia del juego interior del equipo, con un núcleo de jugadores nacionales bastante buenos y prometedores, en la pintura junto a Stewart estaban dos grandes jugadores muy prometedores como Andrés Jiménez y Rafa Vecina.

Eliminarían al Cacaolat Granollers en 1/8 en dos partidos, en los que Stewart firmaría algo más de 15 puntos y 8 rebotes, quedando eliminados en 1/4 por el Real Madrid, a la postre campeón, aportando en los 2 encuentros una media de 13.5 puntos y 8 rebotes.

No seguiría al siguiente año, siendo sustituido por Mike Schultz (DEP), un jugador más veterano y con más experiencia, aunque tampoco se había probado en ligas de gran nivel.

Nostálgicos.Mike Schultz. El ex Cougar MVP de las grandes muñequeras. Por Roberto González Rico.

Sería la única temporada en la que Greg jugaría fuera de España, firmando por el Hapoel Galil Elyon de la liga de Israel, para volver la temporada siguiente a España otra vez, firmando otra vez por el Ron Negrita(Joventut de Badalona), otra vez, cómo son las cosas ¿no?.

Ya no estaba Aíto de entrenador, quien ese mismo verano ficharía por el FC Barcelona,  siendo  su pareja norteamericana sería Art Housey. El entrenador esa temporada sería Miquel Nolis.

Nostálgicos. Mr Art músculo Housey. Por Roberto González Rico.

Calcaría prácticamente los guarismos de su primera etapa en la penya(15 puntos y 8 rebotes), más que americano parecía suizo en ese sentido, muy preciso, regular, y equilibrado en su juego, haciéndolo además con una notable elegancia, en sentido recuerda, salvando las distancias a Reggie Johnson, quien justamente llegaría a Badalona la temporada siguiente.

El equipo quedaría fuera en las semifinales de la liga ante el FC Barcelona, por 2-0.

Jugarían la Recopa de Europa, torneo que ganaría el FC Barcelona ante el Scavollini de Pésaro. Torneo que estuvieron a nada de jugar la final, quedándose a tan solo 2 puntos de ello, los de Pésaro se lo impedieron, una auténtica pena, pues habían hecho un excelente torneo.

Stewart jugaría una muy buena competición, en semifinales contra los italianos sería muy importante, anotando 29 y 20 puntos en los dos partidos, siendo junto a Maragall y Villacamapa los referentes ofensivos, un Villacampa que en el partido de vuelta celebrado en Badalona ser iría a los 40 puntos.

Pero es que delante tenían un super equipo con gente como Frederick, Tillis, Magnífico o Sylvester, quien en el último y decisivo partido se cascaría 36 tantos.

En la Korac del 90 el equipo verdinegro se quitaría esa espina, venciendo a los italianos en la final, la cual hace unos días pudimos disfrutar por televisión.

Esa temporada también llegarían a la final de Copa, celebrada en el Palau Blaugrana, perdiendo ante el Real Madrid por 8 puntos.

Stewart firmaría un gran partido con 18 puntos y 8 rebotes, siendo el segundo máximo anotador del equipo tras Villacampa con 20. Una final en la que echaron de menos los puntos Margall, Housey también realizaría un gran partido con 15 puntos, aunque solo cogería 4 rebotes.

Stewart mantendría un gran duelo con Wayne Robinson, uno de los destacados del equipo blanco junto a Iturriaga y Biriukov.

Habían eliminado en semis al anfitrión, por 120 a 115, en uno de los mejores partidos que recuerde, toda una oda al baloncesto ofensivo, con un gran Art Housey,quien firmaría 25 puntos. Destacando ante todo el duelo entre Epi, 36 puntos  y Villacampa, 31, un partido que se decidió tras una prórroga.

Stewart no continuaría en el el equipo, llegando al equipo todo un equipo de la NBA como Reggie Johnson, número 15 del draft, y quien sería una de las piezas fundamentales en ese Joventut que conquistaría en 1990 la Copa Korac ante el Scavollini de Pésaro.

También disputaría la Supercopa de España contra el Real Madrid, , en la cual dejaría un récord que aún perdura hoy en día, que es del máximas canastas encestadas de dos, dejándolo en 12.

Stewart firmaría por el CB Las Palmas ,  equipo que estaba en primera B, jugando dos temporadas con el equipo en esa categoría, hasta que por fin lograron el ansiado ascenso. Su aportación ese año fue vital, firmando un año de ensueño promediando algo más de 24 puntos y casi 12 rebotes por partido, pero no solo eso, también se erigió en el jefe del equipo, en se líder sobre la cancha tan necesario y que todo equipo necesita.

No fue un fichaje nada fácil pues era un jugador con varios equipos importantes detrás de su fichaje, podría haberse ido a Italia, supongo, como muchos otros, y luego a Turquía, y así hasta retirarse, pero la insistencia de los dirigentes del equipo insular, quienes lo llamaban a EEUU todos los días tuvo su recompensa, y creó sin duda que acertó.

Allí formaría una dupla increíble, con Willie Jones, un jugador espectacular y con muchos puntos en las manos, y del que ya hemos hablado hace unos meses.

Nostálgicos. Willie la araña Jones. Por Roberto González Rico.

La siguiente temporada ya en la ACB, firmaría una temporada espectacular, con 28 años, en una edad de madurez deportiva y con galones de estrella, se echaba al equipo a sus espaldas, firmando unos promedios de 26 puntos y 10 rebotes en los 44 partidos disputados, logrando hasta 18 dobles dobles, y con unos topes de 45 puntos y 21 rebotes, 16 partidos con números iguales o superiores a 30 puntos, y 8 partidos con 15 o más rebotes.

Fue clave en que el equipo se salvase del descenso, en la eliminatoria que le enfrentó al Valvi Girona, y a los que vencieron en 3 partidos, aportando Greg 19 puntos y 10 rebotes de media.

No podría comenzar la temporada 89-90, jugando su primer partido a finales de diciembre, haciéndolo en un partido jugado en en Centro Insular de Canarias , pabellón inaugurado en 1988, cuando ascendieron a la ACB,    perdiendo de 5 contra el Caixa Ourense, aportando 17 puntos y 5 rebotes.

No sería una temporada tan espectacular como lo anterior, pero aún así cumpliría como casi siempre, firmando unos promedios de 18 puntos y 8 rebotes, que venía siendo su línea normal, lo de las dos temporadas anteriores había sido algo excepcional.

Pero no pudieron evitar el descenso, perdiendo en 4 partidos contra el Caixa Ourense, no fue un buen final de campeonato para Greg, quien promediaría 8 puntos y 5.5 rebotes en la eliminatoria, algo que el equipo acusó muchísimo.

En esa temporada

Pero volverían a recuperar al año siguiente la categoría, la cual sería la última temporada de Stewart con los canarios.

Firmaría una buena temporada a nivel individual, en esa regularidad que casi siempre mostraba, promediando 16 puntos y 7 rebotes durante la temporada, con topes de 33 puntos y 19 rebotes, y 13 dobles dobles, pero insuficientes para mantener la categoría, perdiendo en 5 partidos en una eliminatoria dramática ante el Collado Villalba, quienes contaron con un intratable Henry Turner, menuda serie que se largó este norteamericano, fue casi que imposible pararlo.

Stewart cumplió, con casi 14 puntos y casi 6 rebotes en los cinco partidos disputados.

Ponía punto y final a su etapa canaria, tenía 32 años, había perdido condición física, seguía teniendo mucha calidad, había añadido a su repertorio nuevos movimientos a su temido lanzamiento en suspensión, y el cual le acompañó durante toda su carrera profesional.

Aún le quedaría una última temporada en la ACB, lo haría en las filas del BFI Granollers, donde jugaría una temporada correcta, consiguiendo eludir jugar los POs de descenso, promediaría 12 puntos y 7 rebotes, pero el equipo justo desaparecería al acabar el año.

Con los años, y viendo que había perdido físico, mejoraría su lanzamiento exterior, siendo ya habitual verlo lanzar en cada partido algún triple.  Por ejemplo en esta última temporada anotaría 15 de 45 intentos (33%), que para un jugador de su altura no está mal.

Le había cogido el gustillo a las Islas, donde se encontraba a gusto, así que no dudo en regresar allí cuando el Caleta de Fuste Fuerteventura se interesaría por contratar sus servicios.

Estaban en segunda división, pero a él poco le importó, así que cogió las maletas y otra vez rumbo a las islas.

Conseguirían el ascenso a la liga EBA ese primer año, y donde tras esa segunda temporada volvería a Gran Canaria para jugar en el Ciudad de Las Palmas.

Al acabar la temporada, en la que Greg había hecho una gran labor a nivel físico, para poder estar en buena forma, no pudo a llegar a acuerdo con la entidad canaria para seguir allí.

Pero la vida aún le daría otra alegría inesperada que fue de la de volver a la ACB, cuando el Cáceres, a través de su entrenador Manel Comas reclamaría su fichaje ( ya no ocupaba plaza de extracomunitario).

Era la temporada 97-98, allí jugaría 9 partidos si casi protagonismo, supongo que sería reforzar los entrenamientos, aprovechando su experiencia.

Y aquí  si se acabaría su paso por la ACB, serían en total 219 partidos, con unos promedios bastante buenos de 17.4 puntos y 8.2 rebotes, destacando el casi 58% que acreditaría en t2, y un 34% en t3, y es que ya en los últimos años.

Pero Greg no quería despedirse el baloncesto profesional así de esta manera, él quería hacerlo de amarillo, vistiendo los colores del equipo de su corazón, y lo consiguió, pudiendo cumplir su sueño, volviendo al Ciudad de las Palmas, que estaban en la EBA, para ya sí cerrar su etapa como profesional en el 2000, contaba con casi 40 años.

Y es que en la Isla sería toda una institución, y aún lo sigue siendo pues allí jugaría un total de 6 temporadas, algo impensable para un americano en aquella época, en los que jugaría 111 partidos, 4262 minutos, anotando 2282 puntos (20, 55 por partido), 1014 rebotes(9,15), superando las 100 asistencias y  más de 100 recuperaciones y anotando 101 triples, sin duda este dato del lanzamiento de tres es muy interesante, pues no era muy habitual en un hombre de su altura, y más acreditar ese buen porcentaje que tuvo en su etapa en la ACB.

Con su retirada nos quedábamos sin la figura del jugador que juega para el equipo y no tanto para él mismo, ese jugador que juega por y para los demás, ese jugador en el que prevalece la calidad técnica en lugar del físico. A mí es que este tipo de jugadores siempre me han encantado, pues son un tipo de jugador que hacen crecer a los demás, estando siempre ahí, en cada momento, ejerciendo como líderes en todo momento, sabiendo la responsabilidad que deben tomar en cada momento o jugada.

Pero no sería un adiós total a este deporte, ya que aprovechaba cada vez que podía a echarse partidos de 3*3, bien en Miami o en Las Palmas de Gran Canaria, donde había fijado su residencia, echándose también unas buenas partidas de ajedrez, pues es sabido que era un muy buen ajedrecista y que disfrutaba mucho jugando a este juego.

De hecho a través de Villacampa, vía Twitter nos enteramos de que cuando era pequeño en su Bronx natal se ganaba unos dólares enseñando a la gente a jugar a este juego.

Y así que hasta en julio de 2016 sufría un infarto cuando estaba jugando al baloncesto en Miami, con la mala suerte además de golpearse fuertemente la cabeza en la caída.

Sobrevivió milagrosamente a este fuerte contratiempo, , pero tuvo una fuerte recaída, falleciendo finalmente en Miami  el 19 de enero de 2018, tras pasar los últimos meses en estado vegetativo.

Se crearía y una plataforma con el objetivo de recaudar fondos para la atención que necesitaba, ya sabemos como funciona en USA la sanidad, incluso el Gran Canaria jugó un partido en el que la recaudación iría destinada exclusivamente al tratamiento de Stewart.

Al partido asistirían 2000 personas, que a 3 euros la entrada, serían 6000 euros.

También el club canario habilitaría una fila cero para aquellos aficionados que quisieran aportar su granito de arena para ayudar a quien fuera leyenda de este equipo.

No es de extrañar, pues sin duda alguna fue una pieza clave en la consolidación del equipo en la máxima categoría, siendo parte indirecta de estos logros que ha conseguido últimamente el club canario, como disputar fases finales de la Copa del Rey, POs de Liga, competición europea, o el título de la Supercopa de España.

Su número (11) como no podía ser de otra manera fue retirado en diciembre de 2018, en el descanso del partido que enfrentaba al Gran Canaria contra el Divinia Seguros Joventut, los dos equipos donde Stewart había hecho gran parte de su carrera, dejando una huella imborrable.

Durante el acto se le fueron entregadas a sus dos hijos dos réplicas de la camiseta retirada.

Y es que jugadores así ya no quedan apenas, me refiero a jugadores comprometidos con un club, cuando lo normal en aquellos años era un año aquí otro allá, trotamundos que vendían se vendían al mejor postor, sin valorar mucho el proyecto.

Es lógico también, la vida del deportista no es muy extensa, y han de aprovechar, pero los valores no se venden, esos te acompañan toda la vida y Greg me consta que los tenía, un tipo que además de ser un gran jugador de baloncesto, con ese aroma tan típico norteamericano de aquellos años, era una enorme persona, demostrándolo allí en donde jugó.

DEP…

Hasta la próxima, saludos y a cuidarse…

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial