Nostálgicos. Rolando Frazer. Esos míticos lanzamientos a tablero con mucho truco.Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Rolando Frazer. Esos míticos lanzamientos a tablero con mucho truco.Por Roberto González Rico.

 

 

https://www.facebook.com/roberto.gonzalezrico

@bertorrico

https://www.linkedin.com/in/roberto-gonzalez-rico/

Hola, pues aquí seguimos otro día más, recuperando la figura de esos jugadores que dejaron huella en nuestro baloncesto, y hoy vamos a darle un toque exótico al asunto, hablando de un jugador nacido en Pánama, y al cual tuvimos la oportunidad de disfrutar durante tres temporadas en la ACB, dejando un gran recuerdo.

Supongo que muchos ya sabréis de quién se trata, pues sí, Don Rolando Frazier, clásico y mítico ala-pívot, de 199 centímetros, nacido en Ciudad de Pánama hace ahora casi 62 años, y quien se desenvolvía en la posición de ala-pívot, destacando por ser un jugador muy técnico, con un gran tiro, sobre todo a tablero, lo tenía muy dominado este tipo de lanzamiento, y quien además tenía una muy importante batería de movimientos al poste bajo, por no hablar de su gran talento, a pesar de su corta estatura para capturar rebotes.

Se formaría en la Universidad de Briar Cliff, una universidad franciscana, situada en Sioux City, Iowa, donde jugaría 4 temporadas en las filas de los Chargers.

Se trata de una Universidad con una gran tradición baloncestística, tanto a nivel femenino como masculino.

En esa época jugarían un gran número de jugadores panameños en esa Universidad, Eddie Garren, Mario Butler, Ernesto «Tito» Malcom, Mario Galvez, Reggie Grenald, y nuestro nostálgico Rolando Frazier.

Todos ellos contribuirían a que ganasen varios campeonatos regionales de la NAIA (Asociación Nacional Atlética Intercolegial)  obteniendo en 1981 el puesto número 1 en el ranking nacional, un año en el que Frazer superaría los 30 puntos de media por partido.  Ello le llevaría a entrar a formar parte del Hall of Fame de la Universidad en 1991.

De hecho ostenta aún varios récords, como el de puntos en un partido, 56, o también de rebotes en el total de la carrera universitaria (1100),  así como el segundo máximo anotador en la historia universitaria del estado de Iowa, lo que le harían formar parte durante 3 años  del equipo del primer equipo NAIA ALL- AMERICAN.

Tiene el honor de ser el único jugador latino en ser el máximo anotador de la NCAA, con nada más y nada menos que 36 tantos por partido.

Forma parte del Hall of Fame de la universidad al igual que Ernesto Tito Malcom.

En esta universidad se graduaría en administración de negocios.

Sus buenas actuaciones, promediaría durante estos 4 años 26.2 puntos (60,5% t2) y 9.4 rebotes por encuentro,  le llevarían a ser incluido en el draft de 1981, en 4ª ronda con el número 83 (2 puestos por detrás de Larry Spriggs), por parte de los Indiana Pacers, aunque nunca llegaría a jugar en la NBA. Se comenta que el contrato que le ofrecían no era de su agrado, por lo que decidió irse a jugar a su país.

Lo haría en los Polluelos de Aibonito, un equipo en el que estaría  15 temporadas (1980-1995), pero durante todo este tiempo y dado que era una competición que se celebraba en los meses de verano le permitiría ir alternando con otras competiciones y otros equipos, como por ejemplo 4 años en el Obras Sanitarias (1981-1985) de la liga Argentina o como veremos después en España, adonde llegaría para jugar en el TDK Manresa.

Con el Obras Sanitarias en la temporada 82-83 lo ganarían todo, incluido el mundial de clubes, en una final disputada ante el Cantú de Antonello Riva, a los que vencieron por 89-76, gracias al sistema defensivo montado por el equipo argentino. Era la primera ocasión en la que un equipo sudamericano se hacía con este título.

Casi lograrían el bicampeonato la temporada siguiente, después de dos importantes victorias ante el Barcelona y el Lexington norteamericano, pero insuficientes tras las derrotas posteriores ante el Banco di Roma y el Sirio brasileño. Frazer sería el máximo anotador de la competición con 28.2 puntos. La baja de Mario Butler pesaría y mucho en que el equipo no pudiera repetir título.

En la década de los 80 fue todo un habitual de la selección panameña, se le pudo ver en los mundobaskets de Cali, en Colombia de 1982 y en el de España de 1986.

Pero sin duda alguna y según palabras textuales del propio Frazer, su máxima satisfacción a nivel deportivo con su selección sería la victoria en el CentroBasket celebrado en San Juan de Puerto Rico en 1981, y tras vencer a la selección anfitriona.

Por cierto en el mundial de Cali lo pudimos ver, bueno yo no, tenía 6 años, ya que su selección se enfrentaría a España en primera ronda, con una apretada victoria española, un torneo donde además se daría la primera victoria española contra los EEUU, un equipo donde estaban jugadores como Doc Rivers, o John Pinone entre otros.

Tendría una actuación sobresaliente, siendo elegido MVP del torneo, con una media de algo más de 24 puntos por partido, siendo además el máximo anotador de la competición, aunque no estaría dentro del mejor quinteto(Rivers, Epi, Myshkin, Kikanovic y Tkachenko), supongo que la novena posición conquistada por su selección no le ayudaría mucho a ello.

El año 85 ficharía por el TDK Manresa, haciendo su debut en un partido celebrado el 21 de septiembre en el pabellón Ausias March contra el Ron Negrita Joventut, quienes acabarían venciendo a los manresanos por 17 puntos, aportando el panameño 15 puntos y 8 rebotes.

Su llegada a la ACB sería propiciada por problemas del Obra Sanitarias con los pagos, y viendo que no podían hacer frente a ello, lo dejarían libre,

Ese mismo verano también llegaría Clyde Mayes a Manresa , formando sin duda alguna una de las mejores parejas de extranjeros de la década de los 80 de la ACB.

Nostálgicos: Clyde Mayes, una fuerza de la naturaleza para Manresa y Valencia. Por Roberto González Rico.

Rolando era un superclase, todo un artista, con una clase infinita y con una gran capacidad para anotar, mientras que Clyde aportaba la fuerza y defensa, aspecto éste último en el que Rolando flojeaba un poco. Era una pareja que se complementaba muy bien, muy equilibrada.

Firmaría una notable temporada, promediando 26 puntos y 7 rebotes, y 8 triples dobles, siendo su máxima anotación 42 puntos, mientras que en el apartado del rebote su récord lo dejaría en 14 capturas, era muy bueno en el rebote ofensivo, de hecho en 1o de los 30 partidos disputados esa temporada acabaría con más rebotes de ataque que en defensa.

Su papel sería muy importante para que el equipo no pasara grandes apuros, acabando la liga en la décima posición.

Quedaría cuarto de la competición en el tema anotación, por detrás de David Russell, Mike Phillips y de John Pinone, y todo ello a pesar de su pobre 53.4 % en libres, supongo que al no poder tirar a tablero en este tipo de lanzamientos fue algo que le penalizaría y mucho en este apartado.

El verano de 1986 jugaría el  Mundial de España , la selección panameña también estaría encuadrada dentro del grupo de España, pero esta vez los españoles no tendrían piedad de los panañemos, a los que vencerían por 55 puntos, en un partido celebrado en Zaragoza.

Pánama quedaría fuera en la primera fase, tras solo conseguir una victoria ante Corea del Sur, a pesar de su notable rendimiento, siendo uno de los mejores jugadores de su equipo, y uno de los máximos anotadores del torneo con 19.8 puntos.

Esta misma temporada (1986) conseguiría el campeonato de la liga de Puerto Rico con los Polluelos de Aibonito, con quienes lograría el subcampeonato la siguiente temporada (1987).

La siguiente temporada no podría comenzar la temporada debido a una lesión siendo sustituido por Gregg Sims, quien haría un buen papel.

Rolando firmaría una temporada brutal, con unos promedios de 30 puntos y 7 rebotes, con un 63% en lanzamientos de dos, curiosamente tendría un mejor porcentaje en T2 que en libres(58%).

Su pero anotación serían 20 puntos, 48 la máxima, con 13 partidos por encima de los 30 puntos. Su tope reboteador serían 16 capturas, volviendo a demostrar su enorme habilidad para el rebote ofensivo.

El motivo de su recurrente lanzamiento a tabla se debía a  «porque cuando tú tiras contra el tablero, siempre va a quedar por ahí si fallas y, te da habilidad para que tú cojas el rebote ofensivo y lo metas de nuevo«.

El equipo jugaría los Play offs por el título, quedando eliminados en la primera ronda ante el Cacaolat en tres partidos, a pesar de los 34 puntos de media de Rolando durante la serie y a su titánico esfuerzo en el tercer y definitivo partido en el que perderían por 96-93, firmando 41 tantos.

Su temporada sería tan buena, que sigue manteniendo el récord de puntos promediados en un Play off, firmando 33.2 puntos en los 5 partidos disputados.

El equipo sería subcampeón de la Copa Príncipe de Asturias, perdiendo por 19 puntos ante el Joventut de Badalona.

Quedaría en tercera posición en la tabla de máximos anotadores por detrás de Eddie Phillips y de David Russell.

Al final de temporada Rolando y Clyde causarían baja en en equipo manresano, pero la temporada 1988-89 volvería al Congost, formando pareja con el tristemente fallecido unos días Gerson Victalino.

Nostálgicos. Gerson Victalino. La eterna sonrisa en aquella Brasil de los años 80. Por Roberto González Rico.

Se hablaría y mucho de la llegada de Piculín Ortiz o de Ramón Rivas, puesto que ese verano se ficharía al técnico puertoriqueño Flor Mélendez para hacerse cargo del equipo, pero no pudieron finalmente concretar ninguna de ambas operaciones. Flor Meléndez era por aquel entonces el seleccionador de la selección de Puerto Rico, y quien anteriormente había coincidido con Frazer en el Obras Sanitarias.

Una de las premisas de Meléndez para fichar por los manresanos era que el club fichase a Rolando, subordinando este fichaje al propio suyo.

El jugador panameño volvería a realizar una gran temporada, no tanto en anotación, 21 de promedio esta temporada (con un tope de 35), pero sin embargo mejorando en el tema del rebote, 9 por partido (con un tope de 20), y 18 dobles dobles.

El único pero sería el 46% que firmaría desde la línea del tiro libre.

Sería una temporada muy dura el equipo, el cual se salvaría del descenso en una dramática eliminatoria a tres partidos contra el Dyc Breogán, y la que el panameño promediaría algo más de 17 puntos y 11 rebotes.

Sería su última experiencia en la ACB, poniendo punto final a tres grandes temporadas, en las que en 94 partidos promediaría 25.7 puntos y 8.8 rebotes.

Unos excelentes números sin duda alguna, tenía 31 años y aún le quedaba mucho baloncesto en sus manos, de hecho sería uno de esos jugadores de los que alargarían y mucho su carrera profesional, porque tampoco es que se viese muy exigido, pues la mayoría de sus años los pasaría en ligas menores, donde el desgaste era mucho menor, y donde iba muy sobrado.

Hasta 1995 estaría jugando en los Polluelos de Aibonito de sus país, equipo que abandonaría tras 15 años, aunque solo era durante la temporada de verano, para pasar los últimos años ne la liga de Puerto Rico, y donde pondría punto y final en 2001 en los Maratonistas de Coamo.

Supimos que últimamente se dedicaba a dar charlas junto a su inseparable Mario Bultler (con pasado ACB, en el Grupo Ifa) a jóvenes a los que intentan transmitir los valores y un gran número de competencias orientadas al desarrollo personal y también profesional de estos. Son proyectos del Gobierno de Puerto Rico que tienen su foco en grupos de jóvenes que puedan estar en riesgo de caer en la delincuencia, favoreciendo además la creación de entornos próximos saludables y creándoles la afición por el deporte.

Sobre su vida personal comentar que está felizmente casado, con una mujer de Puerto Rico, de hecho en esta país ha pasado grandes años, y siempre se ha sentido muy querido por la gente de allí, de hecho, las últimas noticias que teníamos sobre Frazer era que seguía viviendo en aquel país, en la ciudad de Aibonito, donde había formado junto a a su mujer y sus tres hijas una muy bonita familia, por cierto hijas que le han hecho ya hace unos cuantos años abuelo.

Aparte es representante de ventas de equipos médicos con la compañía Medics de Bayamón, trabajo que compagina con el del arbitraje, en una manera de seguir vinculado al mundo del baloncesto.

Pues esto fue todo por hoy, hasta otra…

 

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial