Nostálgicos. Zoran Savic, el coleccionista de títulos. Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Zoran Savic, el coleccionista de títulos. Por Roberto González Rico.

 

@bertorrico

Hoy en nuestra sección de nostálgicos recuperamos la figura de uno de los jugadores imprescindibles del basket europeo de los 90, un jugador que tuvo la enorme suerte de poder jugar en las mejores ligas del viejo continente, siendo un jugador muy necesario e importante allá donde jugó, haciendo una labor sorda y sin brillo, pero a la vez muy efectiva y eficaz.

Sin más preámbulos os presento a Zoran Savic, un pívot de 2,06 metros, nacido en Zenica, una ciudad industrial de poco más de 70.000 habitantes situada en Bosnia, con población predominante bosnio-musulmana, contando solo con un 6% de población Serbia, como es el caso de nuestro jugador recordado.

Savic, quien jugó junto a muchos de las figuras yugoslavas, croatas y serbias de finales de los 80 y principios de los 90, fue un jugador con mucha clase y muy inteligente, quien ejercía sus funciones y operaciones de una forma práctica y muy consistente.

Supo hacerse un hueco entre el elenco de estrellas formado por  los Petrovic, Paspalj, Djordjevic, y pívots de la talla de Radja o Divac, estando siempre un poco a su sombra.

Savic, quien empezó a jugar a esto del baloncesto a los 16 años, siendo fichado el verano del 89 por un tal Boza Maljkovic para su todopoderosa Jugoplastika de Split.

Estaba jugando en el Celik Zenica, donde ya empezaba a destacar, por lo que no dudaron en reclutarlo para la causa, empezando bien pronto a dar signos de su calidad, junto a los héroes de Munich ( Kukoc, Radja, Perasovic, etc,..)

Savic era todo un currante de la zona, como se suele decir, un obrero especializado de la pintura, todo lo contrario al tipo de pívot actual, era de los que le gustaba el cuerpo a cuerpo, crearse su jugada, gracias a su cuerpo y una gran inteligencia, como la mayoría de jugadores del país balcánico.

Llegaba a Split casi con 23 años, a un equipo campeón pero que seguía con hambre y ganas de hacer historia, su primera temporada apenas tuvo protagonismo, pero sí, añadiría un triplete a su buchaca.

En Zaragoza, contribuyó con 4 puntos y 7 rebotes a que los de Split conquistaran su segunda euroliga consecutiva ante el Barcelona de los Epi, Solozábal, Sibilio o Norris.

Pronto le llegaría la oportunidad de debutar con la selección nacional absoluta, donde sería una pieza clave hasta su retirada en el eurobasket del 97.

Savic no era muy alto, pero compensaba su juego con una gran voluntad y trabajo, un jugador con una ética profesional como pocos, y que sumaba en muchos apartados del juego, sabiendo perfectamente en cada partido y momento del partido adoptar el rol que mejor le iba a su equipo.

Sin prisa pero sin pausa fue haciéndose un hueco tanto en la Jugosplastika como en la selección, coronándose primero campeón del mundo con los Plavi en el mundial de Buenos Aires, pugnando la titularidad con un tal Vlade Divac, y siendo partífice de la tercera corona de los de Split, en París, nuevamente ante el Barcelona, contribuyendo con 27 puntos y 4 rebotes.

En verano del 91 gana la medalla de oro del eurobasket de Roma, es la última participación de la extinta Yugoslavia como tal, estallando el conflicto, que le llevaría a hacer las maletas con rumbo a Barcelona, de la mano de Maljkovic, quien había llegado a Barcelona un año antes.

Esto ocurría en octubre del 91, Savic junto al entrenador Zeravica y otros 4 jugadores más abandonan el país, lo hace para irse a Italia, donde se entrena durante un tiempo, hasta que los catalanes, tras las bajas de Norris y de Piculín Ortiz deciden ficharlo, también llegaría Ben Coleman, recientemente fallecido.

Ben Coleman. Breve pero intenso paso por la ACB. Por Roberto González Rico.

Llegó como segunda opción, puesto que la primera opción era David Wood, pero éste prefirió quedarse en la NBA.

Nostálgicos. David Wood, érase una vez un obrero especializado . Por Roberto González Rico.

Su ficha por esa temporada fue de 31 millones de las antiguas pesetas.

Debutó en el Nou Congost un 27 de octubre, aportando 13 puntos y 5 rebotes.

Su temporada fue en líneas generales buena, mostrando una gran regularidad, acreditando 13 puntos y 8 rebotes de media por partido.

Con el lunar de no poder ayudar a darles a los azulgrana lo que les había quitado años anteriores Savic renovó un año más, sería el último de su primera etapa en Barcelona.

Su segunda temporada prácticamente calcó los números (14 puntos y 8 rebotes), y es que Zoran era como un reloj suizo, apenas fallaba, siendo además frecuente hacer o rondar las dobles cifras.

No era un buen momento para el equipo, los Solozábal, Epi, Norris estaban quemando sus últimos cartuchos, las guerras internas entre Boza y Aito eran un lastre para el equipo, y en todo esto, lo mismo que muchos otros jugadores sucumbió ante el dinero griego, fichando por el Paok de Salónica, de la mano de un viejo conocido como Ivkovic.

Allí se juntó con  Walter Berry, ganando la Copa Korac, cayendo en la final de la liga ante el Olympiakos, mostrando nuevamente un juego sólido y sin apenas fisuras.

Nostálgicos. Walter Berry, la zurda talentosa que pudo reinar. Por Roberto González Rico.

Juega otra temporada con los griegos, en un año con muchos problemas dentro del equipo, Savic sigue a lo suyo, firmando 15 tantos y 7 capturas.

Ese verano, el del 95, es llamado por Zeljko Obradovic, el jugador contaba con ofertas de Grecia, pero no lo duda ni un segundo y aterriza en Madrid para sustituir a un tal Arvydas Sabonis, casi nada.

Su temporada es muy buena, promediando 17 puntos y 6 rebotes, pero cayendo en las semis de la Copa de Europa de París ante el Barcelona.

Ese verano le llega la oportunidad de emigrar al baloncesto italiano, llegándole una muy buena oferta de la Buckler de Bolonia, por dos temporadas y a razón de 77 millones netos por cada una de ellas.

La primera de las temporadas fue de transición, la marcha de Danilovic a la NBA había hecho mucha pupa, parecida a la de Sabonis o Navarro en su día, su labor sin embargo está dentro de sus números habituales (14 puntos y 6 rebotes).

Pero en su segunda temporada con los transalpinos alcanza la cima del baloncesto Europeo, pero esta vez ya no como actor secundario, si no como actor principal, siendo elegido MVP de la Final Four, en una temporada en la que además consigue Liga y Copa.

Ese mismo verano coge rumbo a Turquía, donde jugará con el Efes Pielsen por una temporada, al finalizar el año Savic dejará el baloncesto por un año hasta que es llamado por el Barcelona, para aportar su experiencia y veteranía a un equipo donde empezaba a emerger la figura de un tal Pau Gasol, ganando Liga y Copa.

Savic no pudo decir que no a la que se consideraba su casa, tras la marcha de Seikaly, el serbio se estaba recuperando de una lesión, entrenando con el primer equipo, cuando Aito tras la falta de rotación interior le ofreció reincorporarse al equipo.

Sus últimas canastas en activo las haría en Italia, con el Skipper de Bolonia, donde con 35 años pondría punto y final a su trayectoria como jugador, empezando una nueva etapa ya en otras facetas del deporte de la canasta.

Savic quien había aprendido de los mejores entrenadores europeos de la época y había formado parte también de grandes equipos fue llamado nuevamente, no hay dos sin tres por los azulgrana, ahora en el papel de Director deportivo del equipo, teniendo la difícil misión de reconstruir y renovar a un equipo que había conquistado el triplete en 2003, y quien había dominado Europa y servía de modelo de gestión se había diluido como un azucarillo en dos años.

Savic, quien hasta ese momento era director técnico del Climanio Bolonia, llegó junto a Dusko Ivanovic, formando a priori una dupla de categoría, pues ya sabemos el éxito que normalmente avala al baloncesto balcánico en el baloncesto.

A Savic le esperaba un arduo trabajo, primero, no movió ficha y empujó a Dejan Bodiroga, uno de los grandes protagonistas del triplete de 2003, a despedirse del Barça.

Después no dudó en rescindir el contrato de Dueñas (Akasvayu Girona), y Vlade Ilievski.

A la hora de fichar, Savic buscó en el mercado italiano, el que mejor conocía, de donde se trajo entre otros a Bootsy Thornton, Kakiouzis , Marconato o Basile.

Tras tres años en los que solo se conquistó una Copa del Rey, Savic dejaba el equipo, fueron 3 años difíciles, duros, protagonizados por una mala sintonía con Ivanovic, a quien el serbio ya se lo encontró cuando llegó a Barcelona.

En una entrevista hace unos años Savic comentaba sobre el polémico caso de Marc Gasol que defendió a Marc frente a Ivanovic, cuando este era el entrenador del primer equipo. «No puedo ficharte a otro pívot mejor que Marc», llegó a decirle al técnico, cuando este pedía refuerzos. Savic entendió las razones de Marc y lo apoyó cuando este pidió irse cedido a Girona, con dos años aún de contrato con el Barça. «Ni para él ni para el club no era bueno que se quedara en el banquillo», recordaba.

Fue con Savic al cargo cuando se produjo el cambio de Ivanovic por Xavi Pascual, decisión avalada por el serbio, a quien por cierto se le pudo ver en la rueda de prensa de despedida del club azulgrana del de Gavá.

 

Un año más como Director deportivo del Fortitudo de Bolonia,  para en 2010 abrir la empresa INVICTUS SPORTS GROUP, una agencia de gestión deportiva, especialmente baloncesto con la misión es seguir a los entrenadores y jugadores con el máximo cuidado, ayudándoles a desarrollar su potencial y convertirse en ganadores dentro y fuera de la cancha.

La empresa con sedes en Barcelona, Belgrado y Moscú y también Dubai, desde septiembre de 2014, la primera que se abría en terreno árabe, se ha logrado consolidar como una de las academias referentes de este deporte.

Esta es la gran historia de una de esas personas que han dado mucho a nuestro deporte, un enamorado del baloncesto, y quien ha trabajado fuerte y duro, para irse logrando hacer una gran carrera tanto en la cancha como fuera de ella, pero siempre con la palabra BALONCESTO en su horizonte.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial