Nostálgicos. Joe Cooper. Cuerpo dominante en una mente indomable Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Joe Cooper. Cuerpo dominante en una mente indomable Por Roberto González Rico.

https://www.facebook.com/roberto.gonzalezrico

@bertorrico

https://www.linkedin.com/in/roberto-gonzalez-rico/

Hola de nuevos a tod@s, aquí estamos otro día más, en este confinamiento que nos ha tocado vivir, y el cual pues he aprovechado para escribir sobre baloncesto, y toda esa tropa de jugadores, sobre todo extranjeros, de los nacionales es más fácil tener información sobre ellos, de hecho a muchos los podemos ver participando en las redes dentro de esos grupos que los amantes al deporte de la canasta tanto disfrutamos.

Hoy he querido recuperar la figura de un jugador al que ya tenía en mente hace un tiempo, pero que entre unas cosas y otras había dejado aparcado, pero hoy vi su foto en dichas redes y me dije, pues venga allá vamos, dicho y hecho como bien podéis comprobar.

Vamos al lío, hoy me toca contaros la historia de Joseph Edward Cooper, más conocido como Joe Cooper, nacido hace ahora casi 62 años en Houston (Texas), y quien con sus 2o8 centímetros y 104 kgs se desenvolvía en la posición de pívot.

Un jugador que tuvo el honor de haberse formado hasta en tres universidades diferentes, comenzando en la universidad de Howard, conocida como la Harvard negra, situada en Washington DC, y en la que jugaría dos temporadas.

La siguiente temporada la jugaría en la Universidad de Tulsa, en Oklahoma, finalizando su carrera universitaria en la Universidad de Colorado, donde jugaría ese último año, antes de presentarse al draft.

Se trataba de un jugador no muy anotador, pero sí con una gran capacidad de intimidación, y que aportaba una gran cantidad de rebotes, era un jugador grande para aquella época y tenía una gran presencia dentro de la zona, vamos que se hacía notar.

Me recordaba mucho en su físico, aunque a nivel de calidad no tanto, a Wallace Bryant,  otro viejo conocido de la afición española.

Nostálgicos: Wallace Bryant, un gigante de 7 pies nacido de Torrejón.Por Roberto González Rico.

Sería elegido en la quinta ronda del draft de 1981, en el puesto número 95, por los New Jersey Nets, aunque no llegaría a comenzar la temporada (aunque en algún documento he visto que sí había jugado un partido), enrolándose en la aventura de la CBA, de la mano de los Lancaster Lightning, un equipo que combinaría durante unos cuantos años con sus experiencias en la NBA (Los Angeles Lakers, San Diego Clippers y Seattle Supersonics).

 

Con los Lancaster Lightning ganaría en 1982 la CBA, siendo además dentro del segundo mejor quinteto de la competición.

Ante la imposibilidad de hacerse un sitio dentro del roster de alguna de estas franquicias, decidiría coger las maletas y probar la aventura europea, estamos en 1985, contaba con 28 años, recalando en las filas del Hapoel Holon de la liga israelita.

Dejaba la liga norteamericana, después de haber jugado tan solo 24 partidos en 4 temporadas, y en los que promediaría 4.5 puntos, 4 rebotes y casi un tapón.

En Israel estaría solo una temporada, formando dupla con Desi Barmore, formado en la Universidad de Fresno, y quien en 1983 llevaría a los Bulldogs a conquistar la NIT.

Su temporada en números estadísticos fue buena, siempre en torno a los 16-18 puntos, 8-10 rebotes.

La temporada siguiente le llegaría la oportunidad de jugar en la ACB, firmando por el Oximesa de Granada.

Fue una apuesta de peso por parte del equipo granadino, quien esa misma temporada había conseguido el ascenso a la máxima competición, teniendo como gran objetivo el de la consolidación en ésta y no ser el típico equipo ascensor.

Formaría dupla con Larry Spicer, un malabarista, un jugador con una gran habilidad y quien junto con Cooper fueron vitales para que el equipo consiguiese la permanencia. Era una paraje perfectamente complementada, donde Cooper aportaba defensa, rebote e intimidación y Spicer los puntos, el espectáculo y el show.

Se comenta que menudas juergas que se pagaban ambos en las noches granadinas, vamos que no se lo pasaron mal ni nada, vaya dos.

Cooper promediaría en los 30 partidos que jugaría esa primera temporada 18 puntos y 8 rebotes, vamos en su línea, creo sinceramente que lo esperado una vez fichado.

Os contaré una curiosidad de esta temporada, el asunto es que un partido en Lugo, equipo que también coqueteaba con el descenso, hubo una gran polémica arbitral, teniendo que refugiarse los colegiados dentro del vestuario del equipo granadino, pues eran considerados culpables de la derrota de su equipo por tan solo un punto. Pues Cooper, de gran estatura, envergadura y corpulencia sería el encargado de sujetar la puerta durante un gran rato para que no pudiese entrar nadie dentro del vestuario.

Esa temporada también sería histórica al imponerse en un partido celebrado en Granada al mismísimo FC Barcelona, a la postre campeón de liga, un partido en el que Cooper se iría a los 18 puntos y 12 rebotes, haciéndose dueño y amo de la zona.

Unos registros que calcaría la segunda y última temporada en Granada, en la que también conseguirían de una forma tranquilar evitar el descenso. Esta temporada formaría pareja con Dan Hartshorne, un perfil bastante diferente a Spicer, se trataba de un pívot rocoso, pero que por otro lado tenía una gran calidad al poste bajo, y quien ese año se iría a los 26 puntos y 8 rebotes.

Ambos serían muy importantes en esta fase por la que pasaba el equipo, de consolidación y crecimiento dentro de la ACB, aunque Cooper siempre sintió que el club no lo valoraba como merecía, hablando en términos de dinero, Cooper en esas dos temporadas cobraría 100000 dólares. Por ejemplo Spicer se llevaba entre 70.000 y 75.000 mientras que Hartshorne entre 150000-160000. Estos últimos datos salieron en una entrevista que concedería Cooper a un periódico hace unos años, pero otros datos como los que os expongo a continuación hablan de que Spicer cobraría bastante menos, vamos que sería una saldo, visto posteriormente su enorme rendimiento, si es que realmente cobraba lo que aquí se dice, Cooper sigue sin tenerlo tan claro.

Esta última temporada estaría dentro del cuadro de los 10 mejores reboteadores de la competición, clasificación liderada por Larry Micheaux.

Nostálgicos: Larry Micheaux, la interesante historia de todo un clásico de la ACB. Por Roberto González Rico

La siguiente temporada 88 aterrizaría en Valencia, equipo que  curiosamente esa temporada había logrado también el ascenso.

Llegaría para sustituir a todo un clásico y veterano jugador como Clyde Mayes, quien no había podido adaptarse a las altas exigencias de la ACB,  pero la aventura de Cooper (su rendimiento tampoco sería el esperado solo duraría 13 partidos (13 puntos y 7 rebotes), siendo cortado y sustituido por Wayne Engelstad, un jugador de un perfil bien diferente, se trataba de un jugador más exterior, y quien con sus 18 puntos y un gran 40% en t3, contribuiría de gran manera a que el equipo lograse la permanencia.

Formaría dupla con Brad Branson quien después de dos temporadas en el Real Madrid, fichaba por los valencianistas por dos años, tras quedar libre, a razón de 200000 dólares cada año. Finalmente Branson estaría hasta 6 temporadas con los taronja, convirtiéndose en uno de los ídolos y jugadores más queridos en la historia del club.

Sería su última experiencia en la ACB, donde jugaría un total de 74 partidos, con unos promedios de 17.5 puntos y 9 rebotes, destacando su 60.4% en t2.

Sus últimos años los jugaría en Sudamérica, en Uruguay (Peñarol) , curiosamente Wallace Bryant jugaría en este equipo unos años después y en Boca Juniors de la liga argentina.

Desde mi punto de vista creo que con su cuerpo y centímetros en aquella época había podido ser un pívot dominante, pero creo que a como a muchos otros jugadores era de los que se dejaba llevar, en la línea del por ejemplo retratado hace unas semanas Mel Turpin.

Nostálgicos. Mel Turpin. Todo un nº6 del famoso draft del 84. Por Roberto González Rico.

En 1991 camino de los 34 años decidiría poner punto y final.

De su vida, después del dejar el basket, supimos que residía en Houston, que tiene 3 hijos, y que tiempo atrás estaba buscando una segunda oportunidad en Granada, ciudad en la que le gustaría vivir y afrontar sus últimos años dentro del campo laboral.

Se había orientado al ámbito agrícola, formándose técnica, hasta llegar a ser todo un experto en lo que se refiere a los utensilios o herramientas que se utilizan dentro de este ámbito,aunque Cooper no tenía ningún inconveniente en poder trabajar en alguna otra cosa, y es que a determinada edad se hace ya bastante más difícil elegir.

Pienso que también sería una forma de redimirse de aquellos pecados que cometería durante su etapa en Granada, que aunque a nivel deportivo fue bastante buena, pero que guarda una serie de capítulos bastante oscuros, producto se esa forma de ser que se comenta que era bastante particular.

Capítulos como aquella agresión a Santi Abad, en un partido que tenían ganado celebrado ante el Ifa Granollers, o la bofetada que le daría a José Antonio Murado, delegado del equipo granadino, al no ponerle en el autobús que traía al  equipo de vuelta de Bilbao,  una película de habla inglesa que le gustaba mucho, éste último suceso le acarrearía una sanción de 500.000 pesetas.

Pagaría porque alguien me comentase de qué película se trataba, a ver si alguien que conozca esta historia nos lo puede contar, pues la verdad es que me siento bastante intrigado.

Ya en la ida de ese viaje habían tenido un incidente con Cooper quien parece que se había negado a realizar el desplazamiento a Bilbao en autobús, teniendo que retrasar el viaje en una hora.

Otra anécdota sería la protagonizada por su compañero Spicer, aunque en este caso Cooper no tuvo ninguna culpa, ni se le puede achacar nada, el tema es que de vuelta de un partido Spicer le metería en su bolsa unas cajas de tabaco y botellas de Whisky, sin saberlo el bueno de Cooper, que al ser requerido por las autoridades pertinentes para declarar, vieron lo que la bolsa llevaba, y lo cual no había sido declarado, pues Cooper no tenía ni idea de l que había hecho su compañero.  Y mientras Cooper se quedó pasmado con aquella situación, el bueno de Spicer dándose el piro entre la gente. No me quiero imaginar si en ese preciso momento Cooper llega a pescar a su compañero, vamos que habría unas cuantas palabras y a lo mejor algo más.

Era un jugador impredecible, quien en algún momento tenía un cruce de cables y te la montaba, pero que cuando estaba centrado, no estaba con sobrepeso y sus rodillas le respondían eran poco menos que imparable.

Os dejo una foto de hace unos años con unos amigos, creo que no hace falta que os diga quién es Mr Cooper…

 

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial