Atrapado en el tiempo. Texas Western, el equipo que cambió la historia. Por Oscar Villares.

Atrapado en el tiempo. Texas Western, el equipo que cambió la historia. Por Oscar Villares.

TEXAS WESTERN,EL EQUIPO QUE CAMBIÓ LA HISTORIA

Por Oscar Villares.

En 1966 se enfrentaban en la final de la NCAA  una pequeña universidad, Texas Western Miners de El Paso y la todopoderosa Kentucky.

Los Wildcats poseían 4 títulos nacionales en sus vitrinas. De Texas Western apenas se sabía nada.

En 1966, los Miners contaban con siete jugadores afroamericanos( Bobby Joe Hill, Orsten Artis, Willie Worsley, Willie Cager, Nevil Shed, Harry Flournoy y David Lattin),  cuatro jugadores de raza blanca(Jerry Armstrong, Louis Baudoin, Dick Meyers y Togo Railey) y un mexicoamericano (Dave Palacio).

Por su parte la totalidad del equipo de Kentucky estaba formado por gente de raza caucásica, lo que no era sorprendente ya que no muchos afroamericanos obtuvieron acceso a las universidades del sur en la década de 1960.

Aunque a regañadientes ,algunos campus sureños accedieron a cumplir a los mandatos federales para admitir a estudiantes afroamericanos, sin embargo en los deportes de equipo, todavía seguían siendo excluidos .Ninguna institución importante en el sur o el sudoeste aceptaba a los afroamericanos por su talento para el baloncesto.

Y Kentucky era un estado que había retrasado la adopción de la la Ley de Derechos Civiles, que prohibía la discriminación por motivos de raza, sexo, origen o religión,aprobada dos años antes A diferencia de otros colegios y universidades de Texas, así como la mayoría de las universidades del sur, Texas Western comenzó la integración de estudiantes afroamericanos más de una década antes.

Don Hoskins,entrenador de Texas Western reclutaba a sus jugadores independientemente de su raza . Así, Curry Kirkpatrick ,periodista de Sports Illustrated,describía una escena de Haskins gritando a uno de sus jugadores de raza negra, Bobby Joe Hill, y lo expulsó del entrenamiento el día anterior a las semifinales de la NCAA de 1966. “¡Bien, Hill!” Gritó Haskins, según el periodista “Sigue actuando con indiferencia. Si tu cerebro fuera dinamita, este lugar ya habría sido borrado del mapa“. “¿Cómo puedes hablarle así a estos tipos negros de esa manera?”, Preguntó un entrenador sorprendido a Haskins después. Haskins respondió: “Muy fácil, porque es de la misma manera que hablo a los tipos blancos“.

Sin embargo Adolph Rupp, el legendario entrenador de los Kentucky Wildcats, admitió no haber tenido nunca la intención de reclutar jugadores de raza negra para su equipo. Llegada la fecha,los Miners se presentaron en el Cole Field House de la Universidad de Maryland, sede de la Final Four ,el 19 de marzo de 1966.

Según todos los expertos y analistas deportivos, la segunda semifinal,que disputarían Kentucky y Duke decidiría el campeón nacional. Poco antes,Texas Western derrotó a Utah en la primera semifinal. David Lattin , jugador de los Miners,se apresuró a ducharse para ver el Kentucky-Duke. Lo que Lattin apreció de inmediato fue que no había gente de raza negra en ninguno de los dos equipos.

Estaba muy sorprendido “, dijo Lattin. “Era extraño para mí, porque el 90 por ciento de los equipos contra los que jugamos tenían al menos uno o dos afroamericanos “. “No nos preparamos para al partido pensando en que era un partido contra la segregación, y tampoco creo que el equipo de Kentucky abordara el partido como un asunto de supremacía racial“. Recuerda Armstrong Haskins a pesar de la presión del ambiente, alineó a sus mejores hombres,todos afroamericanos. “El hecho de que estuviera haciendo algo histórico jugando con cinco jugadores negros, probablemente nunca pasó por su mente “, dijo su asistente, Moe Iba. “Demonios, habría jugado con cinco extraterrestres si fueran sus mejores cinco jugadores“.

Gary Williams, décadas más tarde, entrenador de Maryland,se coló en el partido gracias a un amigo que trabajaba como guarda de seguridad.Quería seguir a Texas Western,porque prácticamente nadie, fuera de El Paso les había visto .Según Williams,lo primero que advirtió era la ventaja que tenía Texas Western sobre Kentucky en estatura.

David Lattin era más grande que cualquier jugador de Kentucky.En el ambiente,adquiría fuerza la idea de que el juego de Kentucky sería más sofisticado y más elegante,y que Texas se pasaría el partido corriendo arriba y abajo.Nada más lejos de la realidad,Texas Western controlaba muy bienel tempo del partido y su juego de ataque era muy organizado,muy difícil de defender.

Kentucky empezó fuerte el partido,dominando la situación (3-7) , pero mediada la primera parte las fuerzas se empezaron a equilibrar.A falta de 10:18 para el final del primer período,Nevil Shed adelantó a los Miners 10-9,y ya nunca volvió a estar por debajo en el marcador. Tras el tiro libre dos robos de balón de Bobby Joe Hill abrieron una brecha de cinco puntos,ventaja que irían administrando durante el resto de la primera parte(la máxima diferencia llegó a ser de ocho puntos en este período),pero al final se llegó al descanso con 34-31 para Texas Western.

En la segunda parte Kentucky logró ponerse dos veces a un punto,una en los tres primeros minutos de juego(39-38) y otra a falta de 8 minutos para el final(50-49).A partir de ahí,dos suspensiones de Hill,un tiro de larga distancia de Artis y un palmeo de Lattin,dieron una ventaja de nueve puntos.

La máxima diferencia llegaría a falta de 3:22 cuando el marcador reflejaba 68-57 a favor de los Miners,para conservar la renta hasta el 72-65 final. Hill fue el máximo anotador de Texas Western con 20 puntos, Lattin 16 puntos y 9 rebotes,y Artis 15 puntos y 8 rebotes,fueron los otros hombres claves.

Desde el banquillo Worsley y Cager anotaron 8 puntos cada uno.La victoria de Texas Western le dio al estado Texas su primer campeonato nacional de baloncesto Cincinnati había ganado en 1962 con cuatro jugadores negros en su cinco inicial, los mismos que tendría Loyola Chicago en 1963. Pero fue más una cuestión de simbolismo,  por primera vez eran cinco jugadores de color (de hecho los siete que jugaron la final) los que ganaron contra cinco jugadores blancos, y contra Kentucky. Cuando sonó la bocina final, todos corrieron hacia su entrenador, Don Haskins, en el banquillo de los Miners.

Las banderas confederadas,que durante el partido estaban escondidas ondeaban en las gradas. Willie Worsley, el diminuto base apodado “Ironhead“, se subió a los hombros de Dave Lattin, el gran hombre apodado “Big Daddy D” quien había enfadado a los más puristas de la vieja escuela anotando la primera canasta del partido con un mate. Worsley cortó la red. Recogieron el trofeo y posaron para las fotos.

Nevil Shed, un hombre grande y tenaz del Bronx apodado “The Bear“, salió de la cancha y señaló a su padre en las gradas.Era la primera vez que su padre podía ir a ver uno de los partidos universitarios de su hijo. Durante toda la temporada, los jugadores afroamericanos de Texas Western habían soportado el odio.

Las aficiones rivales les proferían insultos raciales. Los árbitros a veces dejaban de pitar faltas obvias contra los rivales. Después de ganar el título nacional, Haskins recibió bolsas y bolsas de correo con cartas amenazadoras, criticándolo por no mantener al menos un jugador blanco en cancha en todo momento,  así que cuando acabó el partido ,cortaron las redes y recogieron el trofeo, lo que tenían en mente los jugadores de Texas Western no era que se hubieran convertido en un símbolo de la igualdad racial que cambiaría para siempre el baloncesto en el sur. “Seré honesto“, dijo Lattin poco antes de regresar a Texas Western. “Inmediatamente después del partido, el hermano de Bobby Joe Hill nos mencionó a Bobby y a mí que este era un partido increíblemente especial, que esta era la primera vez que cinco afroamericanos habían ganado el título nacional contra un equipo de blancos.

Hasta entonces, ni siquiera habíamos pensando en eso.Sólo pensábamos en ganar “. “Cuando la pelota sale rechazada del aro y voy por el rebote, no tengo tiempo para mirar si el otro hombre es negro o blanco“, continuó Lattin. “Solo voy a por la pelota“.

Esta victoria, según el escritor e historiador deportivo, Charles Martin, “fue un evento histórico” porque alentó a otras escuelas a reclutar jugadores afroamericanos. Los jugadores de Texas Western recuerdan como Pat Riley, la estrella de Kentucky, entraba en el vestuario después del partido para felicitar a los Miners. “Fue algo que él quería hacer“, dijo Jerry Armstrong. Pat Riley no comprendió la importancia de aquel momento hasta que mucho tiempo después, Magic Johnson le confesó que, de no haber sido por aquel partido, él quizá no estaría allí.

Bob McAdoo también recordó que aquello le dio el impulso que necesitaba para matricularse en North Carolina. Riley entendió entonces cuánto había cambiado la historia ,la final de la NCAA de 1966 entre Texas Western y Kentucky. Al principio el partido en sí no fue noticia por la composición étnica de los equipos Después de la victoria de Texas Western por 72-65 sobre Kentucky, prácticamente no se hizo en ningún medio mención alguna sobre la raza de los jugadores. No fue hasta el comienzo de la temporada siguiente, cuando Sports Illustrated escribió un extenso artículo, sobre como la composición racial de los equipos transformó la historia.

En los años inmediatamente posteriores al título de Texas Western, la integración de los deportes universitarios dio un gran salto hacia adelante. Entre 1966 y 1985, el promedio de afroamericanos en los equipos universitarios pasó de 2.9 a 5.7. La SEC tuvo su primer jugador afroamericano en 1967. En 1969, Rupp reclutó a su primer jugador afroamericano en Kentucky, Tom Payne.

A pesar del gran éxito,hubo un detalle que aún molesta mucho a algunos jugadores de Texas Western, y es que no visitaron la Casa Blanca después del campeonato y fueron presentados en el Show de Ed Sullivan como ex campeones de la NCAA. Dijo Lattin: “Nadie nos dijo por qué no fuimos invitados a la Casa Blanca, y creo que solo había que leer entre líneas“. La historia sirvió para hacer una película en 2006 ,”Glory Road“, una producción de Disney sobre Texas Western.

Según la ficción de Disney,el entrenador de los Miners, Don Haskins, le dijo a su equipo el día antes del campeonato que solo jugaría la final con jugadores afroamericanos como reivindicación de los derechos civiles. Haskins, que murió en 2008, dijo que no estaba tratando de hacer una declaración social, sino que simplemente puso a sus mejores jugadores en la pista.

El día del estreno,Hoskins se fue del cine en mitad de la película. Según el columnista del Chicago Sun Times, Ron Rapoport,la película “Glory Road” estaba llena de clichés y “trivializaba el largo camino que lleva formar un equipo campeón y  lo convirtió en una especie de cuento de hadas“. El año siguiente, el equipo fue incluido en el Naismith Memorial Basketball Hall of Fame.

El 6 de febrero de 2016, la ahora Universidad de Texas El Paso , celebró una reunión para los jugadores de 1966 en el Don Haskins Center. La ceremonia de apertura escuchó un discurso del presidente Barack Obama, que incluía estas palabras: “… al convertirse en el primer equipo en ganar un título de la NCAA con cinco jugadores titulares de raza negra, los Miners no solo fueron campeones en la cancha,  ayudaron a cambiar las reglas del juego”.

Ellos no lo sabían en ese momento, pero su contribución a los derechos civiles fue tan importante como cualquier otra … ” “Una de las razones por las que todavía se habla de aquello hoy en día ,es algo que Pat Riley dijo una vez “, dijo Lattin. “Dijo que probablemente fue el peor día de su vida cuando perdió ese partido, pero sintió que ganó el equipo correcto porque la victoria de Texas Western, permitió a otras generaciones tener la posibilidad de ir a las principales universidades, especialmente en el sur del país y no sólo para jugar a baloncesto,sino por motivos académicos·.

Cuando haces algo por los demás, el legado perdura para siempre . Para terminar,una reflexión personal,toda esta bella historia podría no haberse producido si en el élite eight,la final regional contra Kansas, una canasta de JoJo White no hubiese sido anulada por pisar la línea de fondo según los árbitros.Era el último tiro del partido y Texas Western ganó por 81-80, y es que por cosas como ésta el baloncesto nunca dejará de sorprenderme.

Corto documental sobre la historia del partido.

Y Partido resumido.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial