Interpol: Cuando un concierto ayuda a hacerte la vida un poco más llevadera

Interpol: Cuando un concierto ayuda a hacerte la vida un poco más llevadera

El Pintor (Matador-2014)
por Juan Gallardo – IndyRock

Mientras U2 nos aburría regalando un disco que ni aporta, ni suma ni resta, ni innova en su ejecución, marketing ni en ningún aspecto imaginable, recibiendo las constantes e inmerecidas 5 estrellas que cada disco de U2 y Bruce Springsteen reciben todas y cada vez de la revista Rolling Stone, Interpol dejó caer su pequeña colección de canciones no ya por la puerta de atrás, más bien por debajo de la puerta. Lo trágico de todo esto es que el acontecimiento musical de 2014 es un disco mediocre de unos irlandeses que ya han agotado todas las posibilidades matemáticamente posibles de hacer corear a masas de gente a fuerza de “oh ohs” mientras que un disco tan maravilloso como el de Interpol apenas ha recibido atención mediática. Qué injusto es el mundo, aunque eso ya lo sabíamos.

Promesas cumplidas: Interpol ha sacado su mejor disco hasta la fecha, para un servidor, la mejor entrega de emociones desde que PJ Harvey nos sobrecogiera con Let England Shake.

Lo que han hecho los neoyorkinos de adopción no tiene nombre porque, en realidad, no han escapado de su sonido, no han tratado de encontrar nuevas vías de expresión, ni en la estructura de sus canciones, ni en sus sonidos, ni se han querido zafar de una vez la merecida crítica acerca de la inocuidad de sus letras… No, Interpol ha vuelto a hacer lo mismo de siempre: bases punk, riffs de guitarra sencillos que son más loops de pueriles punteos que riffs y tempos veloces sobre los que Paul Banks despliega melodías lentas, repetitivas, que te regulan la respiración una barra tras otra, con letras que, en sí mismas, no significan prácticamente nada: lo mismo de siempre, lo mismo que llevan haciendo desde hace ya más de una década, pero infinitamente mejor.

Lo voy a tratar de exponer de la manera más sencilla posible: Interpol ha conseguido algo físicamente imposible: engañar al sentido del tiempo porque, al lado de El Pintor, sus primeros discos parecen una continuación, no un preludio.

Aunque El Pintor no sufre ninguna fisura, tengo que destacar “My Desire” y “Tidal Wave

Estas son las cosas que hacen que la vida se haga más llevadera.

INTERPOL publicarán ‘El Pintor’, su quinto álbum en estudio, el  8 de septiembre  de 2014 a través de [PIAS] Co-Op. ‘El Pintor’ es su primer disco en cuatro años y les muestra con las pilas absolutamente recargadas tras un descanso de 3 años sin tocar en directo, ofreciendo 10 canciones increíbles, tensas y épicas a partes iguales.

Grabado en los estudios Electric Lady Studios y Atomic Sound de Nueva York, Interpol han compuesto y producido todas las canciones de ‘El Pintor’,con Daniel Kessler a la guitarra, Samuel Fogarino a la batería, y Paul Banks a las voces y guitarras, además de encargarse por primera vez de tocar el bajo. También participan en el disco Brandon Curtis (The Secret Machines) tocando los teclados en nueve canciones; Roger Joseph Manning, Jr. (Beck), teclados en “Tidal Wave”; y Rob Moose (Bon Iver), violín y viola en «Twice as Hard”. ‘El Pintor’ ha sido mezclado por Alan Moulder y masterizado por Greg Calbi.

atomic sound

Atomic Sound – Brooklyn, NY, Estados Unidos

Definidos por el director de NME Mike Williams como, “una de las bandas más importantes que han salido nunca de Nueva York», Interpol han estrenado recientemente canciones de ‘El Pintor’ durante la gira NME Awards que encabezaron a principios de año.

El fin de semana venía repleto de conciertos. Desde el viernes 12 de noviembre todas las salas de conciertos madrileñas eran un auténtico hervidero de rock, pop, reggae y cualquier otro estilo que te imagines. Parece ser que los promotores de conciertos y los grupos, se habían puesto de acuerdo en condensar en un mes todos los conciertos del año.

Uno de los más esperados, era el de los neoyorquinos Interpol, que pasaban por España de nuevo tras las visitas en septiembre como teloneros de U2 y en octubre en Compostela y Barakaldo.

 

DSC01929

En Santiago de Compostela en el 2012, donde cursé la Maestría en Psicología

Su cuarto y homónimo álbum puede que no sea un soplo de aire fresco en su discografía, siguen manteniendo su sonido tan peculiar y oscuro, al más estilo post punk de  Joy Division o The Chamaleons. Está claro que la banda ha conseguido su característico sonido en estos cuatro álbumes de estudio y no es necesario que demuestren nada a nadie.

13/11/10. Palacio de Vistalegre. Madrid.

El Palacio de Vistalegre no se llenó al completo pero el ambiente fue excepcional. Media hora antes del comienzo de los neoyorquinos, el público hacía largas colas para poder acceder al recinto.

Pasadas las 21.30 de la noche, las luces se apagaron y el estruendo del público ensordeció el recinto.  Paul Banks (voz y guitarra), Daniel Kessler (guitarra y coros), Sam Fogarino (batería y percusiones), David Pajo (bajo) y Brandon Curtis (teclados), aparecieron sobre el escenario para dar comienzo a una actuación que estuvo repleta de hits.

Paul

Paul y si tímida sonrisa

Comenzaron con “Success”, que también abre su nuevo álbum, tras el saludo de Paul Banks en un español casi sin acento. El público no paró de cantar y dar palmas desde el inicio del concierto.
El escenario era austero pero efectivo, las luces y la niebla nos introdujeron en su mundo de oscuridad.
El setlist siguió con “Say Hello To Angels” (de Turn Up The Bright Lights), “Narc” y «Length of Love» (de Antics).

El público se entregó totalmente al grupo tema tras tema. Todo el mundo coreaba los estribillos a la perfección, mientras el grupo se emocionaba con lo que pasaba ante sus ojos. Por lo menos esto salvó el concierto, ya que si hubiera que puntuarlo por el sonido, se llevaría un suspenso en toda regla. Es sabido que el Palacio de Vistalegre no está concebido especialmente para conciertos, y así lo constatamos todos los allí presentes. La voz de Paul Banks era ininteligible en muchas de las canciones y los instrumentos se lo comían. Pero a pesar de todo esto, las ganas que el público tenía por ver a la banda y el buen ambiente, se unieron para darnos un concierto muy completo.

Daniel2

Daniel en éxtasis

Siguió el concierto con temas como “Summer Well”, “C’mere”, “Slow Hands”, “Lights”, “Barricade” y así llegamos a los hits de la banda que hicieron botar a todo el público. Entre estos cayeron “PDA” o “Not Even Jail”. Tras estos temas el grupo se despidió para volver a los pocos minutos tras los aplausos y vítores del público

La noche no podía terminar sin escuchar “The Lighthouse”, “Evil” (imprescindible) y “The Heinrich Maneuver” (pegadiza y bailable). Final apoteósico y que para muchos fue corto.

Si el sonido hubiera acompañado a la banda, habría lucido más el espectáculo, pero gracias a la selección de temas y en especial al público, la noche fue un auténtico éxito.

éxito

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial