Nostálgicos. Kevin Pritchard. Un cerebro privilegiado al servicio del baloncesto. Por Roberto González Rico.

Nostálgicos. Kevin Pritchard. Un cerebro privilegiado al servicio del baloncesto. Por Roberto González Rico.

 

 

https://www.facebook.com/roberto.gonzalezrico

@bertorrico

https://www.linkedin.com/in/roberto-gonzalez-rico/

Pues aquí continuamos un día más, el otro día hablábamos de John Morton, quien a pesar de sus 35 puntos en la final de NCAA del 89 no podría coronarse campeón, y ello me hizo recordar a un jugador que tuvo un paso efímero por nuestra liga, pero quien sigue siendo muy recordado, y el cual precisamente a diferencia de Morton sí conquistaría el campeonato de la NCAA con la Universidad de Kansas, justo la temporada anterior a la del subcampeonato de Morton con Setton Hall.

Para mí es todo un placer  el poder hablaros de Kevin Lee Pritchard, uno de mis jugadores favoritos de la década de los 90 de la ACB, aunque siempre me quedará la gran pena de poder saborear y degustar su talento solo una temporada en nuestra liga. La verdad es que me quedé con las ganas de verlo más temporadas por aquí, pero no pudo ser.

Pritchard, nacido hace ahora 52 años en Bloomington, Indiana,  se desenvolvía en la posición de base, destacando por ser un jugador con un gran capacidad ofensiva, aunque a veces pecase un poco de individualista.

Se formaría como comentamos anteriormente en la Universidad de Kansas,  en la que jugaría 4 temporadas, promediando 12.2 puntos, 3.6 asistencias , 2.4 rebotes y 1.4 recuperaciones por partido.

Como anécdota, comentaros que se especializaría en el área de comunicaciones.

Siendo sus dos últimos años los mejores, con unas medias de 14.5 puntos, casi 5 asistencias, 2.5 rebotes y casi 2 recuperaciones.

Serían 3 grandes temporadas con los Jayhawks, así es como se conoce a los jugadores de esta Universidad, y quienes deben el nombre a un grupo de abolicionistas que tienen su origen en la época anterior a la guerra civil norteamericana. El término hace referencia a los habitantes del estado de Kansas, una vez que éste se configurara como un estado libre, en enero de 1861.

Los Jayhawks hasta día de hoy cuentan con cinco títulos, aunque dos de ellos fueran anteriores a la creación de la NCAA.

Se trata de una universidad con un enorme prestigio en el ámbito del baloncesto universitario, con más de 50 títulos de conferencia, con varios títulos y subcampeonatos  a nivel estatal, además de ser un asiduo de las Final Fours, así como el segundo equipo con más victorias en la historia de la liga universitaria norteamericana.

Y Pritchard tiene el honor de haber formado parte de una de esas plantillas campeonas, con la que se proclamaría campeón la temporada 1987-88.

En su primer año con Kansas, quedarían semifinalistas de su conferencia, perdiendo ante Georgetown.

La segunda temporada se proclamarían campeones de la NCAA, derrotando a la Oklahoma de Stacey King , Harvey Grant y de Mookie Blaylock entre otros, aportando Pritchard 13 puntos y 4 asistencias.

Destacando por encima de todos la figura de Danny Manning, quien sería clave en la doble cita del fin de semana en el Kemper Arena de Kansas City, con 25 puntos y 10 rebotes en la semifinal contra la Duke de Danny Ferry  y 31 puntos y 18 puntos en la final.

Como anécdota comentar que el equipo estaba entrenando por Larry Brown, hermano de Herb, a quien pudimos ver entrenando a finales de los 80 y de los 90 en la ACB (Joventut de Badalona y Taugrés).

Larry por cierto, que es el único entrenador en ganar la NCAA y la NBA (Detroit Pistons 2004).

Pritchard formaría parte del mejor quinteto de su conferencia, junto a sus compañeros Danny Manning y Milt Newton, y Mitch Richmond y William Scott de Kansas State.

El siguiente año no sé el motivo, pero no participaron.

La última temporada de Pritchard en Kansas, la 89-90 quedarían fuera ante UCLA por un solo punto en los 1/4 de final, firmando nuestro protagonista 15 puntos y 3 asistencias.

Sin duda, estamos ante uno de los mejores bases salidos de la Universidad de Kansas, de donde saldrían jugadores del nivel de Jo Jo White, Darnell Valentine, o de Rex Walters, un viejo conocido éste último de la ACB, tras su paso por Léon y Canarias.

Una universidad de la que saldrían también jugadores del nivel de Wilt Chamberlain, Dean Smith o Paul Pierce.

Como curiosidad comentar que el verano del 87 formaría parte de la selección junior de USA que jugaría el campeonato mundial en Bormio, en Italia, y que obtendría la medalla plata tras perder en la final ante la Yugoslavia de Djordjevic, Kukoc o Radja.

La selección de EEUU contaba con jugadores de la talla de Gary Payton Stacy Augmon.

Pritchard realizaría una gran final, siendo el máximo anotador del equipo norteamericano con 15 puntos, pero insuficientes ante el gran partido de las torres yugoslavas, destacando Divac con 21 tantos y Radja con 20.

En aquel equipo plavi también luciría Nebojsa Illic, quien también años más tarde formaría parte del equipo cacereño.

Sin duda era un serio aviso de lo que sucedería un año más tarde en los JJOO de Seúl con las selecciones de los grandes.

Un equipo yugoslavo que estaba entrenado por el hoy entrenador blaugrana Svetislav Pesic.

Sería elegido en el Draft del 90, en segunda ronda con el número 34 por los Golden State Warriors de Chris Mullin, con los que jugaría una temporada, 62 partidos, con unas cifras de 3.9 puntos y 1.3 asistencias en poco más de 12 minutos. 

La siguiente temporada ficharía por los Boston Celtics de Larry Bird. pero apenas jugaría 11 partidos, ya que contaría con graves problemas de lesiones, una verdadera pena pues estaba creciendo en su juego y en su números, subiendo su producción a 4.2 puntos y 2.7 asistencias.

Y el verano del 92, el de los JJOO de España, decide venirse a probar la aventura de la ACB, recalando en el CB Cáceres, estamos sin duda ante un gran golpe de efecto del equipo cacereño, quien incorporaba a su plantilla a un jugador de mucha calidad, no era para menos la inversión, el equipo acababa de ascender esa misma temporada y no querían ser flor de un día, ni tampoco el típico equipo ascensor.

Pritchard formaría tripleta de americanos junto al veterano y eficiente Lance Berwald y Richard Coffey, aunque también esa temporada pasarían por CáceresKenny Green y Ken Walker.

Berwald llegaría de una forma un poco recambolesca al equipo, después de que Ben Coleman, el ex jugador azulgrana decidiese no incorporarse a las filas cacereñas, con quien se había comprometido, dándose a la huida.

Finalmente Coleman ese mismo verano acabaría aterrizando en Huesca, equipo que también conseguiría eludir el descenso tras vencer por 3-1 al Juver Murcia en el Play Off por la permanencia.

Nostálgicos: Kenny Green,un alegre saltarín al que la vida le hizo perder su eterna sonrisa

Su debut con el equipo sería el 19 de septiembre del 92, en un partido celebrado en cancha cacereña ante el Joventut de Badalona, vigente campeón de la ACB, y a quienes derrotarían por 84-79.

El debut de Pritchard sería inmejorable, aportando 26 puntos ( 6/11 t2, 2/4 t3 y 8/9 t1) y 5 rebotes.

Su temporada sería excelente, promediando 21 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias en los 36 partidos disputados en la ACB, con un tope anotador de 37 puntos, en un partido celebrado en Manresa.

De hecho creo que es el jugador con más valoración en la historia del club, con 43, en un partido en la pista del Unicaja y en el que firmaría 32 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias y 2 recuperaciones.

Sería un año muy duro, dramático podemos declarar, pero el equipo conseguiría finalmente el objetivo de la permanencia, en una serie al mejor de 5 partidos contra el Ferrys Lliria.

Pritchard sería clave promediando 16.2 puntos y 4.4 rebotes en en los 5 encuentros.

Sobre todo en ese quinto y definitivo partido, en el que firmaría 17 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias, secundado muy bien por los otros dos americanos, Kenny Green (12+9) y Kenny Walker (13+12).

Para que os hagáis una idea, entre los tres harían 42 puntos 30 rebotes, de los 68 y 41 respectivamente, es decir un 62% de los puntos y un 73% de los rebotes.

Los cambios realizados en lo que respecta a los jugadores norteamericanos incluso alguno ya casi finalizando la temporada fueron muy acertados.

Sin olvidarnos tampoco del cambio de entrenador, llegando Manel Comas, a quien avalaba su experiencia en grandes equipos, siendo uno de los entrenadores más reconocidos dentro del panorama estatal.

El equipo vencería por 62-68, sellando la tan ansiada y merecida permanencia.

Pero sus grandes actuaciones llamarían la atención de la Lega Italiana, quien por aquel entonces tenía mucha pasta y no solo me refiero a la comida, la lira tiraba mucho, así que decidiría irse a tierras transalpinas para enrolarse en las filas del Pfizer Reggio Calabria de la A-1.

Aquí en Italia jugaría una buena temporada ( 16.4 puntos, 3.2 rebotes), aunque no a la altura del nivel exhibido en Cáceres, al menos en el apartado numérico, si bien cabe decir que en el equipo había más jugadores para asumir galones en ataque.

El conjunto italiano realizaría una muy buena temporada, finalizando la fase regular en una meritoria 7ª plaza, eliminando al Montecatini en 1/8 de final, pero perdiendo contra el Scavollini de Pesaro en los 1/4.

Tras finalizar la temporada cogería rumbo a EEUU para enrolarse en el Quad City Thunder de la CBA, equipo que se había proclamado campeón justo esa misma temporada tras vencer en la final a los Omaha Racers.

Por este equipo también desfilarían viejos conocidos de la afición española como Derek Strong, Byron Houston,  Matt Steigenga, Stanley Jackson o Greg Wiltjer, éste último precisamente se había proclamado campeón esa temporada.

Cuajaría muy buenas actuaciones, siendo nombrado dentro del mejor quinteto de la CBA en 1995.

Los siguientes años, los pasaría sin pena ni gloria en varias franquicias de la NBA ( Philadelphia 76ers, Miami Heat y Washington Bullets).

Comentar que sería el primer jugador en firmar con la franquicia de los Vancouver Grizzlies, aunque nunca llegaría a jugar con estos.

Cerraría su etapa como profesional de la NBA en 1996, habiendo jugado un total de 94 partidos, y unas medias de 3.6 puntos y 1.6 asistencias.

Viviría sus últimos días como profesional del deporte de la canasta en la liga alemana, en el Bayern Leverkusen, donde haría una temporada correcta (11.8 puntos y 2.9 rebotes).

Tenía 30 años, pienso que aún le quedaban unos años de buen baloncesto en sus manos, pero parece como veremos posteriormente que ya tenía un plan de vida muy bien planificado.

Ahora vamos con su carrera una vez jubilado como profesional activo del deporte, para dar paso a su lado profesional laboral, que como veréis y como no podía de otra manera está muy vinculado al mundo de la canasta.

Nos hemos ido de visita por su Linkedin y lo primero que nos encontramos es que en 1998 estaría trabajando por dos años como Analista de Inversiones en una empresa llamada The Trust Company of Kansas.

Para pasar a ser General Manager y Entrenador de los Kansas City Nights, equipo que competía en la ABA, logrando ser campeones (2001-02).

Posteriormente estaría trabajando en el cargo de Scouting para los San Antonio Spurs.

Hasta que en  2004 es contratado por los Portland Trail Blazers en  como Director Personal de Jugadores.

En 2005 tras el despido de Maurice Cheeks, entrenador del equipo, supliría a éste hasta la llegada de un nuevo entrenador.

Llegándole la temporada siguiente una oportunidad de oro, como General Manager de los Blazers, un cargo en el que estaría 4 años.

Durante su mandato llegarían Sergio Rodríguez y Rudy Fernández al equipo de Oregón.

Años en los que demostraría su habilidad para conseguir buenos fichajes vía dratf, reconstruyendo el equipo de una forma más que admirable.

En 2010 abandonaría el Club para fundar una empresa, Global Sports Summit, con sede en Santa Mónica, una especie gran foro de NETWORKING, DEBATE y CONOCIMIENTO para todo el ecosistema de los eSports.

Pero le volvería a picar el gusanillo, así que en julio del 2011 Pritchard llegaría a los Indiana Pacers,  para convertirse en su director de personal.

En 2012 sería ascendido a Director General, un cargo que compagina desde 2017 con el de Director de Operaciones, tras la renuncia de Larry Bird,  quien había sido su compañero en los Celtics a principios de los 90.

Ya en la parte del cotilleo comentar que tiene dos hijos al menos que yo sepa, KJ y Kendall Pritchard.

KJ quien seguiría los pasos de su padre en el mundo de la canasta, aunque no ha llegado ni mucho menos al nivel de su padre, en su twitter hemos sabido que actualmente trabaja dentro del equipo de Scouting de los Indiana Pacers.

Aquí os dejo una foto extraída de su facebook de cuando evolucionaba en las filas de la High School de Lawrence, con el número 23.

Sobre su hermana Kendall también a través de Twitter lo que pudimos averiguar es que actualmente está estudiando en la Universidad de Oregón, pero no sabemos lo que estudia y si tiene alguna vinculación con el deporte, aunque sí que hemos visto que es una gran admiradora de los Pacers y de los Jayhawks.

Os dejo también una foto extraída de su facebook junto a su papá.

Espero que os haya gustado, saludos y hasta la próxima.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

¿Qué necesitas? ¿Qué necesitas?

← Paso Anterior

Gracias por contactar. Responderemos en la mayor brevedad posible.

Por favor provea un nombre válido, email y su pregunta.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Borrar Historial