Canción del día-The postal service

Canción del día-The postal service

Give Up es el álbum debut de la banda The Postal Service  lanzado a principios de 2003 con Sub Pop Records. Este disco es el segundo de esta discog

Actualidad Euroliga. FC Barcelona Basket vs Alba Berlín.
Actualidad ACB. FC Barcelona Basket vs Breogán.
FC Barcelona Basket. Euroliga. Análisis estadístico noviembre.Temporada 2023-24.

Give Up es el álbum debut de la banda The Postal Service  lanzado a principios de 2003 con Sub Pop Records.

Este disco es el segundo de esta discográfica en recibir un disco de oro con más de 650.000 copias vendidas, siendo el primero Bleach de Nirvana . La canción Such Great Heigts ha sido usada en varios comerciales de Estados Unidos.

The Postal Service es la banda que nace a manos de Benjamin Gibbard (Death Cab for Cutie) y Jimmy Tamborello (Dntel) y toma el nombre del intercambio de ideas y canciones entre ambos por medio del correo postal. Sólo han sacado un disco y fue en el 2003. A día de hoy, se ve difícil una continuación debido a que ambos miembros siguen ocupados con sus respectivas bandas.

Give Up” es una pequeña joya construída por la fusión con perfecto resultado entre electrónica, indie y pop. Estos tres ingredientes forman los 10 temas que constituyen el total del disco, donde ninguna canción desentona o sobra en él. Bajo unas bases electrónicas, se empiezan a formar todos sus temas, pero cobran mayor protagonismo las melodías que son acompañadas de la voz de Benjamin Gibbard, también coros, y una infinidad de arreglos.

Esta gran cantidad de arreglos es otra de las características del disco que lo hace imprescindible en cualquier biblioteca musical, y es que consiguen acomodarse perfectamente a la melodía y da de resultado un sonido en el que todo parece delicado y milimétricamente compuesto. Y es que cada sonido, teclado, sintetizador o guitarra de fondo consigue crear una atmósfera donde uno se encuentra en ingravidez y flota entre los compases de cada canción hasta llegar al final del disco sin darse apenas cuenta.

Comienza el disco con “The District Sleeps Alone Tonight“, canción que se va construyendo poco a poco y nos incita a bailar mientras todos duermen con sus cambios de ritmo y esa melodía pegadiza y optimista.  Aparece entonces la canción más conocida del grupo, y posiblemente una de las mejores de la década pasada. Parece mentira que “Such Great Heights” sea tan simple y suene tan perfectamente bien.

Continuamos flotando con “Sleeping In” donde se van sumando sonidos a la melodia hasta finalizar en un ligero sueño; y “Nothing Better“, uno de los ejemplos de lo bien que les funciona la fórmula de melodía pop formada por una base electrónica, unos simples teclados y unas bonitas letras y voces (en este caso se suma la voz femenina de Jenny Lewis).

ps

Llegamos al ecuador del disco con “Recycled Air” que  aparece con sus preciosos coros y sus armoniosos rasgueos y punteos de guitarra en su parte final envueltos en esa omnipresente atmósfera eléctronica. En el sexto corte aparece el estallido de positividad del estribillo de “Clark Gable“, seguida de la magia de “We Will Becomes Silhouettes“.

De repente aparece un nuevo matiz entre las genialidades de este disco, un tema con un aire de oscuridad por la que vagamos con poco más que un una voz como compañera, pero aparecen unos cálidos teclados que semejan un brillo de luz que se cuela entre los barrotes en “This Place Is A Prison“. Con un comienzo que recuerda totalmente a un videojuego, aparece “Brand New Colony” y sus cambios de ritmo tan bien encadenados.

Finaliza nuestro viaje con el tema más experimental del disco, y donde podemos ver en mayor medida la parte electrónica que aporta Jimmy Tamborello. “Natural Anthem” es una de esas canciones que va de más a menos, en la que a una batería cada vez más frenética se le van sumando sonidos y distorsiones hasta llegar a un caos ordenado, y que reconduce hacia otro camino cuando aparece la voz de Benjamin Gibbard tras el momento culmen de la canción.

The-Postal-Service-indietronico-excelencia_PLYIMA20130408_0032_4

Todo esto y mucho más se encuentra en los 45 minutos de disco, y que cada diferente persona con cada escucha se encuentra con nuevos matices, sonidos e interpretaciones de los 10 temas que lo componen. Un disco que con el paso de los años, será (si no lo es ya) un disco de culto entre cualquier amante, tanto sea de la electrónica, pop o indie . Además que es capaz de animar con sus melodias hasta el día más oscuro. Recomendado para cualquier persona que disfrute con los pequeños placeres de la vida.

Por Rafa Arroyo. 15 de marzo de 2011. Publicado: discos, críticas de la semana.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies